Centenario de Mario Benedetti

Orgullosos, alegres estamos en nuestra condición de latinoamericanos y caribeños, al exaltar gratamente que hoy, 14 de septiembre de 2020 es el centenario del nacimiento del escritor uruguayo nacido en Paso de los Toros en el centro de la República Oriental de Uruguay, Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia, nuestro apreciado Mario Benedetti, quien nos ha legado una prodigiosa obra, más de 80 libros en poesía, novela, cuento, teatro, ensayo. Algunas de ellas llevadas, al canto y a cintas cinematográficas. Benedetti publica en 1960 su obra cumbre, La tregua traducida a 19 idiomas. Entre sus obras destacan Gracias por el fuego (1965); El cumpleaños de Juan Angel (1971), Con y sin nostalgia (1977), Primavera con una esquina rota (1982), La borra del café (1992), Perplejidades de fin de siglo (1993), El olvido está lleno de memoria (1994), El amor, las mujeres y la vida (1995) y Andamios (1996).

Muchos de sus poemas fueros interpretados en canciones, y de ello nos quedaron las grabaciones de reconocidos representantes del mundo musical, Los Olimareños, Cielo del 69, "Cielito cielo que sí/ cielo del sesenta y nueve/ con el arriba nervioso/ y el abajo que se mueve […] cielito cielo que sí/ cielo lindo linda nube/ con el arriba que baja/ y el abajo que se sube". Y así continuaron con la musicalización e interpretación de sus poemas o textos especialmente elaborados para ello. Aquí figuran temas que interpretaron Daniel Viglietti como el pregón del Movimiento de Liberación Nacional- Tupamaros: "[…] Están cambiando los tiempos/ con muchachos dondequiera/ está el cielo en rebeldía/ qué verde viene la lluvia/ qué joven la puntería". Nacha Guevara, Pablo Milanés, Alfredo Zitarrosa, Eduardo Darnauchans, Jorge Pelo Madueño, Tania Libertad y Joan Manuel Serrat también dejaron plasmados en el disco, bellas composiciones de Mario Benedetti. En el mundo del cine quedó plasmada su novela La Tregua.

La tregua

Lunes 11 de febrero

Sólo me faltan seis meses y veintiocho días para estar en condiciones de jubilarme. Debe hacer por lo menos cinco años que llevo este cómputo diario de mi saldo de trabajo. Verdaderamente, ¿preciso tanto el ocio? Yo me digo que no, que no es el ocio lo que preciso sino el derecho a trabajar en aquello que quiero…

Enigmas

Todos tenemos un enigma

y como es lógico ignoramos

cuál es su clave su sigilo

rozamos los alrededores

coleccionamos los despojos

nos extraviamos en los ecos

y lo perdemos en el sueño

justo cuando iba a descifrarse

y vos también tenés el tuyo

un enigmita tan sencillo

que los postigos no lo ocultan

ni lo descartan los presagios

está en tus ojos y los cierras

está en tus manos y las quitas

está en tu pechos y los cubres

está en mi enigma y lo abandonas.

Trueque

Me das tu cuerpo patria y yo te doy mi río

tú noches de aroma / yo mis viejos acechos

tú sangre de tus labios / yo manos de alfarero

tú el césped de tu vértice / yo mi pobre ciprés

me das tu corazón ese verdugo

y yo te doy mi calma esa mentira

tú el vuelo de tus ojos / yo mi raíz al sol

tú la piel de tu tacto / yo mi tacto en tu piel

me das tu amanecida y yo te doy mi ángelus

tú me abres tus enigmas / yo te encierro en mi azar

me expulsas de tu olvido / yo nunca te he olvidado

te vas te vas te vienes / me voy me voy te espero.

 

Luna congelada

Con esta soledad

alevosa

tranquila

con esta soledad

de sagradas goteras

de lejanos aullidos

de monstruoso silencio

de recuerdos al firme

de luna congelada

de noche para otros

de ojos bien abiertos

con esta soledad

inservible

vacía

se puede algunas veces

entender

el amor.

 

Andamios

"Como podrá comprobar el lector, si se anima a emprender su lectura, este libro trata de los sucesivos encuentros y desencuentros de un desexiliado, que tras doce años de obligada ausencia vuelve a radicarse en Montevideo, con un fardo de nostalgias, prejuicios, esperanzas y soledades."








 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 405 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter