En tres palabras

"Date por muerto"

"Mantiene una finta deslumbrante con la muerte. No le teme. Su careo es un zigzagueo vertiginoso con la dama de las tenebras. Su vida es un estremecedor collage con la Sayona. Y en ese impacto de pega loca, de ovillos enteros de fulgurantes hilos de luz y de vida reluciente, el artista se pasea airoso, por los impenetrables campos del Olimpo, que es la casa de su lienzos"

Poema dedicado a "José Ramón Sánchez o los cinco soles de la muerte". Cheo González. "De Tiempos Espera"

¿CASUALIDAD O CONEXIÓN CON EL UNIVERSO?

Roland Bach, en una conferencia, recordada por su hijo, Richard Bach, en su libro: "Nada es azar" nos cuenta: (1)

"Si permanecemos alerta, con la mente y los ojos abiertos, comprenderemos el sentido de las cosas sencillas: nos daremos cuenta del significado real de aquellas situaciones que de otra forma, encogiéndonos de hombros, quizás habríamos llamado "casualidad"…"

Con la sorpresiva e inesperada noticia de la defunción, tal como vino y se va de este mundo, de Blas Perozo Naveda, nos ocurrió algo que pudiera considerarse "casualidad".

CUANDO UNO MENOS SE LO ESPERA: ¡OCURRE!

Veamos:

Esta mañana, martes 14 de julio. Muy tempranito. De madrugada. Escribía. Lentamente. Emocionado. Empeñado en dejar constancia de mi COMPROMISO. Era una sincera declaración de amor, con quien, a pesar de sus dudas, AHORA sabe que la he esperado toda su vida. Para volverme a zambullir en las profundidades de un mar, pleno de incertidumbres y sorpresas, al que le he tenido temor por las borrascas que viví la última vez que navegué en él creyéndolo apacible y amoroso. Me juré, a mí mismo, que no navegaría jamás en esas peligrosas y turbulentas aguas, en las que, la mayoría de las veces, salimos trasquilados. Porque el hermoso amor inicial culmina en odio, resentimiento, rencor, dolor, desdicha…inesperada.

¿CREAQUITECTO O ARQUIACTIVO?

En el breve texto, que escribía con lentitud pasmosa, en el WhatsApp de mi celular, le aseguraba que nuestro siempre recordado y amado Dr. José "Cheo" González había tenido mucho que ver, por su influencia poética (a través de sus obras: "Cuadra de los Coroneles", "Tinta Mar" y "Na´Prestao") con el diseño y la "locura" arquitectural de la Casa de América Latina y del Caribe. Casa que hoy se ha venido convirtiendo en: "La Casona de San Rafael". Ecléctica y rara arquitectura que le ha permitido a un Arquitecto amigo y hermano, Elio Lugo Fuenmayor, inventar dos palabras para tratar de describir nuestra temeridad: CREARQUITECTO o ARQUIACTIVO

Así me lo manifestó justo el día del Arquitecto:

"FELIZ DÍA DEL ARQUITECTO HUGUITO. No sois graduado pero haces Arquitectura, aunque la Arquitectura no es solamente belleza, esta debe responder a una funcionalidad en los espacios donde se mueve el SER HUMANO y ¿por qué no? El animal también. La conjunción de estos dos factores conforma la Arquitectura perfecta. Por eso yo inventaría una palabra, que no sé si ya la nombran. En tu caso: tú eres un CREARQUITECTO o ARQUIACTIVO. Un abrazo de cariño"

CHEO NOS PERMITIÓ CONOCERNOS, RECONOCERNOS Y AHORA QUIERE UNIRNOS PARA SIEMPRE…MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD

También, aseguraba, que Cheo parecía estar influyendo, detrás del velo misterioso que nos separa de la incertidumbre, en el impulso de una decisión firme, indeclinable y voluntaria que he tomado para tratar de estabilizar mi vida emocional e incluso, familiar, POLÍTICA, empresarial y profesional. Sin que nadie me esté obligando ni me haya forzado. Yo solito. Íngrimo. Espontáneamente. Desde lo profundo de mi SER. Asido a mi corazón y a mis emociones más profundas. Lo hago en la recta final de mi vida. Decidido a ganar el clásico y disfrutar juntos la victoria ¡¡¡Palabra de Compromiso!!!

NUESTRA UNIÓN, ESTOY SEGURO, LIBERARÁ A CHEO Y A LA CHICHA DE SU PRISIÓN

Cheo y la Chicha, murieron trágicamente. Ya he hablado de ambos en otras oportunidades. Sobre todo de Cheo.

www.aporrea.org/actualidad/a21230.html (20/04/2006)

www.aporrea.org/actualidad/a33235.html (13/04/2007)

En muchas religiones y movimientos espirituales como, por ejemplo, Mahikari, se dice que esos espíritus quedan vagando hasta ser liberados. Para ello hay que purificar el sitio donde ocurrió el accidente y orar por sus almas. Algo me dice que esa fue mi misión en Valencia. No la de trabajar en PEQUIVEN como Coordinador de la Oficina de la Presidencia. No cumplí mi misión porque no tuve claridad y dude en esos momentos. Hoy estoy convencido que, así como culminar la construcción de la Casa de América Latina y del Caribe supone o me impulsa al cierre definitivo de todos los ciclos que he dejado abiertos en mi vida. Nuestra inevitable unión fraternal y solidaria, bajo el amparo de nuestro espíritu protector (Cheo) nos permitirá contribuir a la liberación definitiva y total de sus almas. Porque, aunque no fuera verdad lo que pienso y siento, estoy persuadido que la fuerza indómita e indetenible de nuestra unión logrará aunque sea en nuestras mentes y en nuestras almas su completa liberación.

PENSÉ EN EL DÍA EN QUE PRESENTÉ EN LUZ NUESTRO LIBRO: "EN UNA PALABRA: COMPROMISO" DEDICADO A CHEO

Ese día, del año 2008, invité, no sólo a las hijas de Cheo y la Chicha sino que invité a uno de su más cercanos amigos y compinches, al poeta y colega profesor universitario, Blas Perozo Naveda. Quien, con el libro debajo del brazo, apareció sonriendo con su barba recién cortada, su camisa por fuera y su figura de gran señor. Era el responsable de presentar al homenajeado. Es decir al doctorísimo Cheo González. Inesperada e inexplicablemente Blas Perozo Naveda, se quedó con los crespos hechos y una arrechera que lo hizo despepitarse del escenario. A pesar de que yo era el autor del libro, editado por la Editorial de la Universidad del Zulia (EDILUZ) con el apoyo de ESCOLAG y a pesar de que mi hija mayor, Ingrid Margarita, fue la presentadora y a pesar de que estaba presente la Dra. Imelda Rincón Finol, eterna Rectora de LUZ y a pesar de los pesares. Fue imposible modificar el protocolo para darle la oportunidad al apreciado poeta para que presentara con su proverbial "talycualismo" a su amado amigo el Dr. José "Cheo" González. Nos perdimos así de esa clase magistral que hubiera quedado para la historia de la ilustre Universidad del Zulia: Un disparate.

Por cierto: ¡Oh, casualidad! Rocío Castellano, hizo la presentación del libro y esta, de verdaita, quedó grabada para siempre en el libro. Anunciando "premonitoriamente" nuestro COMPROMISO. Primero con Cheo y ahora con Blas.

Mientras pensaba y escribía ayer de esto que ahora estoy compartiendo públicamente…

ALGO INESPERADO OCURRIÓ Y NO PUDE

Como me estaba tardando mucho y borbollones de ideas fluían en mí, decidí mejor grabar el mensaje. Todo emocionado. Mientras me disponía a enviar esta franca confesión e intención de COMPROMISO, a quien merece recibirla, algo sucedió y no salió grabado lo que, muy inspirado, había hilvanado largamente. Molesto, incómodo, decepcionado…decidí olvidarme de ello y me dispuse a revisar los otros mensajes en el WhatsApp.

LA INESPERADA NOTICIA: ¡MURIÓ EL POETA!

Algo me llamó la atención: un QEPD. Leído de refilón. No sabía quién era. Sentí curiosidad. Al leer el mensaje supe la infausta y sorpresiva noticia. Falleció, "de manera natural", el poeta Blas Perozo Naveda. Lo supe a través de mi respetado amigo-maestro, el Ing. Roberto Luengo.

No pude evitar compartir esta inesperada realidad, con mi amada Rocío Castellano quien me había hablado en diciembre de Blas, de su encuentro con él en Mérida y de la comunicación permanente que tenían, luego que yo los puse en contacto porque sabía del interés común por la literatura y, sobre todo, sus comunes amores por Cheo.

En ese instante, cuando le conté a Rocío lo que me había pasado, tomamos nuevamente consciencia de las "casualidades", las "sincronicidades" o "diosidades" que se nos dan a cada instante a ambos. Recordando a Cheo llegó la sorpresiva noticia de la muerte de Blas.

Esta inesperada noticia y esta "casual" coincidencia, nos permitió reafirmar algo que hemos venido aprendiendo y degustando: "Nada es casual" y, aunque a veces algo nos duela "lo mejor es lo que pasa", aunque, a veces, "no siempre lo que pasa es lo mejor". Todo pasa por algo.

SE ME PERDIÓ UN CONTINENTE

Al hablar de Blas Perozo Naveda, no podemos evitar traer a colación nuestro amor y admiración eterna por Cheo. Así como yo, en la madrugada, al reflexionar sobre Cheo, atraje la noticia de Blas, por "casualidad". Así, la desazón, la angustia y la tristeza de Rocío, tres días antes, culminó justo el 13 de julio cuando se sintió liberada de un peso que la agobiaba, sin saber por qué. Había partido, a sus anchas, el espíritu rebelde y contestatario de Blas. Ella, tal vez, presintió el dolor de su partida y al saberlo liberado de "manera natural", sus espíritus superiores se abrazaron para despedirse con mucho amor y ella sintió tranquilidad.

Así quedó plasmado en su breve, contundente, metafórico y amoroso artículo publicado anoche en Aporrea: "Se me perdió un continente". Ella si sabe escribir como yo desearía hacerlo. Por eso es mi maestra.

https://www.aporrea.org/actualidad/a292819.html

UN ENCUENTRO CASUAL EN EL IPP-LUZ

Al saber la noticia del fallecimiento de Blas, recordé ipso facto el día en que al salir del ascensor del IPP-LUZ, me encontré con Blas Perozo Naveda. Tenía muchos años sin saber de él. Al verme, de inmediato, me abrazo e inesperadamente unas lágrimas salieron de sus ojos. No aguantó. Se retiró a un lugar cercano donde no lo viera nadie. Quedé estupefacto al verlo lloriquear. Me supuse lo que le pasaba. Quedé en silencio. Esperando su reacción. Al rato se me acercó y me dijo con voz quebrada: "Hugo, hermanito, no puedo dejar de recordar a Cheo. Y al verte, fue como si lo hubiera visto a él". Blas se refería, seguramente, a que Cheo, en los últimos años de su vida trabajó a mi lado por algunos años (LUZ, CORPOANDES, PDVSA). No tanto como buen periodista, que lo era, sino como jefe de "seguridad comunicacional". Él cuidaba mis palabras, mis gestos e incluso, mis emociones. Curador permanente de mis escritos y de mis discursos. Impecable. Recio. Magnánimo. Blas sabía que Cheo y yo nos habíamos convertido y aún seguimos siendo, a pesar de nuestras diferencias de estilo y de las distancias, una sola voluntad. Aunque hoy estemos en dimensiones diferentes.

Por eso, luego de interactuar y darle la noticia, esta mañana, a Rocío. Sorprendida y estupefacta, traté de calmar su tristeza y hacerle ver que su despedida, la de Blas, no es más que un adelanto al viaje eterno que tod@s algún día debemos emprender. Al terminar de hablar con Rocío no pude evitar buscar un libro de Blas Perozo Naveda que estaba seguro encontraría en la Biblioteca. Luego de unos intentos de búsqueda, por fin apareció en un lugar insospechado y comencé a hojearlo (2)

PRIMERA VEZ QUE LEÍA UN LIBRO DE BLAS

A pesar de que tengo este libro y, probablemente, otros en algún lugar de nuestra aún desordenada Biblioteca. Lo confieso: Nunca leí, con detenimiento, algún libro o poema del poeta, ensayista, maestro de primaria, profesor de secundaria y educación universitaria, Blas Perozo Naveda. Nunca. Aunque en uno de mis libros, en 1995, "Creatividad y otras Notas Desinteresadas", y en algunos de mis artículos lo citaba como Blas, Blas, Blas…para recordar a quienes hablamos y hablamos pistoladas hasta por los codos. A pesar de conocernos e interactuar en numerosas oportunidades, nunca, lo revelo, he leído su obra y ¡paradojas de la vida! Hoy lo lamento. Como nos dijera un día, Julio Escalona, en una de aquellas reuniones: "No nos leemos". Por eso no sabemos, muchas veces, que piensa la otredad. No sabemos con quienes tratamos. Así le pasa a mucha gente que cree conocerme. Nunca me han leído ni se han detenido a analizar y degustar lo que pienso. Igual me ha sucedido a mí. En este caso, con Blas.

https://www.aporrea.org/actualidad/a286023.html

SE NOS ADELANTÓ POR TERCO Y VALIENTE

"(…) los navedas comenzamos a morir un día de agosto a la edad muy tierna de 85 años (refiriéndose a su abuela María Naveda)...Nosotros los de esta pequeña familia descendientes de un tal Don Tomás Naveda morimos así, ya todo el mundo lo sabe desde este día de agosto de puros mulos y tercos que somos toditos los navedas" (3)

Es probable que, si existe eso que dicen que existe, Blas Perozo Naveda, porfiadamente esperaba morir en un mes de agosto, como lo hizo su abuela, pues como todo buen Naveda, que se precie de tal, murió de terco y de pura valentía. Blas, sencillamente, se nos ha adelantado unos cuantos años antes, seguramente, para encontrarse con sus ancestros y familiares y ¿quién sabe? Para seguir ridiculizando irónicamente a la vida en ese reencuentro inevitable con espíritus andariegos como los de: Vidal Chávez, Cheo González… y tantos más.

LA "MALA FAMA" DE BLAS PEROZO NAVEDA

Blas Perozo Naveda, en su libro "Mala Fama", publicado en noviembre de 1988, por la Comisión Presidencial, para el Bicentenario del Natalicio del General Rafael Urdaneta, el cual recoge 20 años de su inicial trayectoria poética, nos regala este brindis que yo he encadenado, a mi modo, tratando de no tergiversar la frescura de su verbo escrito:

"Transcurridos veinte años, el guerrero levanta la copa y brinda por las piedras de la infancia, se sirve de platos diferentes y bebe en honor de los antepasados (…) En este momento acaba de morir. Muere ¡Señores quítense el sombrero: está muerto! Está muerto…Date por muerto"(4)

EL TALYCUALISMO-LENINISMO

Francia, Paris, el sofrito y el mojito, los encontró cantidad de veces estirados en el piso refrescándose de altitud y bohemia. Ambos. Cheo y Blas. Dos seres excepcionales. Vergatarios. Maestros de la palabra y del buen vivir. Amantes de la familia. Desconfiados de los politiqueros de oficio. Mustios de marxismo-leninismo, inventaron con su tajante palabra el Talycualismo-Leninismo.

BLAS Y "EL CUERPO DE GOTA AQUEL"

"El Cuerpo de Gota Aquel es una ficción gramatical. Y es que con Cheo González nace la nueva hermenéutica del maracuchismo-leninismo: el Talycualismo-leninismo, cuya esencia es el disparate" (5)

Fue el comentario de Blas Perozo Naveda (†), citado y recordado por Vidal Chávez López (†) en 1990, después de la presentación del libro de Cheo González (†) "El Cuerpo de Gota Aquel", que aparece en la presentación de otro libro de Cheo: "De tiempos espera" (marzo 1998).

Por cierto: El libro que tengo en mis manos, de su autoría: "Mala Fama", está dedicado a Omar Muñoz y dice: "Para Omar Muñoz con el tal y cual del Blas". No sé cómo llegó a mis manos y a la Biblioteca ¡Gracias a Dios!

Luego de leerlo, por encima, ha nacido en mí el interés en buscar su obra poética, sus artículos y sus escritos para leerlos y disfrutarlos, como me pasa con los libros de Cheo que, a pesar de tenerlos a mano, nunca encuentro tiempo para disfrutarlos como hoy disfruto los disparates de Blas.

HA MUERTO QUIEN AÚN SIGUE VIVO/NOSOTROS

Por eso con él digo, recordando su "Mala Fama":

"Muere conmigo señora palabra naciente. Muere cuando respira tu última esencia. ..Muero como mueren los Héroes apacibles. Muero como Héroe ganador. Muero como Cid cuando desciende. Cuando respiro tranquilamente muy por encima de las nubes, oigo discursos acerca de la epopeya. Entonces estoy amarrado y no puedo gritar. Escucho a los Reyes decir si despertara. Entonces muy cercado y con los ojos llenos de la arena de todas las playas del mundo. Doy vuelta en mi pequeña casa. Doy vueltas y doy patadas en las paredes de mi casa. Pero me he puesto débil. Me han quitado mi espada. Cuando descubro la verdad – en el preciso instante cuando veo la luz en el fondo del pozo –, muero por segunda vez y escarbo la tierra para llegar al centro mismo donde el mar y la tierra son amigos eternos y no me conmueven." (6)

HONOR A QUIEN HONOR MERECE

Sin una pizca de tristeza y aceptando que estamos de paso en este planeta, que es breve la vida y que en cualquier momento nos toca bajarnos de este bus – como nos lo recordara el filósofo griego Séneca – desde la Casona de San Rafael, Municipio Cárdenas del estado Táchira, honro con sinceridad al mejor poeta de la Maracaibo Ilustrada: ¡Blas Perozo Naveda! Quien se hizo acreedor, apoyado por imaginarias influencias – aunque nunca lo aceptó "hasta nueva orden" – el Premio Nacional de Literatura. A él van escritas y publicadas estas sentidas y amorosas líneas inspirado en su poesía y en el recuerdo inolvidable de aquellas lágrimas y aquel abrazo, en el IPP-LUZ, que nunca olvidaré.

Lo hago consciente de este bendito "rollo que no cesa" del que siempre nos hablaba Blas Perozo Naveda.

BLAS PEROZO NAVEDA AÚN ESTÁ VIVO

Finalmente. Ya está trillado decir: "los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos" por eso apropiándonos del rico verbo del propio Blas Perozo Naveda pudiéramos con él recordar: "…date por muerto que estáis vivo" (7)

Porque en su palabra escrita, en su prole, en aquellos que formó con su ejemplo de bien fregao, en sus amigos de siempre, en su imagen de poeta bien pagado y en su mirada extraviada de melancolía e incluso en el recuerdo de quienes no pudimos conocerle como merecía, sigue vivo con todo y su mala fama de vanidoso y gruñón.

Así que contigo, Blas, lo repetimos, una y otra vez:

"…date por muerto que estáis vivo"

REFERENCIAS:

  1. Richard Bach. "Nada es azar: Un Canto a la libertad y al espíritu". Ediciones Vergara. 2000

  2. Blas Perozo Naveda. "Mala Fama" editado en noviembre de 1988, por la Comisión Presidencial para el Bicentenario del Natalicio del General Rafael Urdaneta.

  3. Tomado del libro "Mala Fama". Poema cuyo título es: "TODITOS NOSOTROS MORIMOS ASÍ DE PUROS VALIENTES QUE SOMOS NOSOTROS LOS NAVEDAS". (pág.168)

  4. Tomado del libro "Mala Fama". Poema cuyo título es: "Date por muerto que sois un hombre perdido" Título en el que me inspiré para colocar el de este artículo (pág.13, 113)

  5. José González. "De Tiempos Espera: Gentil correspondencia con las mujeres que pueblan el recuerdo". Ediciones de la Fundación Cultural Casa del Sol. Marzo 1998.

  6. Tomado del libro "Mala Fama". Poema cuyo título es: (pág.89-90)

  7. Tomado del libro "Mala Fama". Poema cuyo título es: "Date por muerto que sois un hombre perdido" (pág. 131)


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1556 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: