El extraordinario pintor venezolano y del mundo, Arturo Michelena (XVII)

Este pintor valenciano, estado Carabobo, era hijo de otro pintor, Juan Antonio Michelena y de Socorro Catillo, hija del también pintor Pedro Castillo. Arturo Michelena nace el 16 de junio de 1863 y muere un mes después de cumplir la edad de solo 35 años, el 29 de julio de 1898. Fue bautizado con el nombre de Francisco Arturo. En 1869 inicia su aprendizaje con su institutriz Edelmira Michelena. En 1870 entra al colegio de Lisandro Ramírez y al año siguiente al Colegio Cajigal, dirigido por Alejo Zuloaga. En 1874, a los 11 años de edad, Arturo Michelena hace una serie de dibujos que ilustraron la edición neoyorkina de: Costumbres Venezolanas, libro de Francisco de Sales Pérez y quien lo presenta en el círculo de amigos de Antonio Guzmán Blanco con la intención de gestionarle una pensión de estudios. Entre 1879 y 1882, Michelena y su padre abren una Academia de Arte en Valencia, allí ellos realizan retratos por encargo. Durante este tiempo el joven Arturo Michelena pinta murales, copia cuadros antiguos, elabora retratos infantiles, lo cual constituye un excelente entrenamiento y lo va capacitando para participar con éxito en el Salón del Centenario que se celebraba en Caracas y al que envía su primer lienzo "La entrega de la bandera al Batallón sin nombre", pintado a los 20 años de edad, 1883, y por el cual obtiene el segundo premio del Salón. En 1885 Arturo Michelena parte a París en compañía de Martín Tovar y Tovar, para inscribirse en la Academia Julián donde ya estaban los pintores Emilio Boggio y Cristóbal Rojas.

En 1875 pinta el escudo de armas para el Batallón de infantería Anzoátegui y al año siguiente el retrato de Pedro Bermúdez Cousin. En 1877 aparece el libro de Sales Pérez, Costumbres venezolanas con un segundo autorretrato y 10 ilustraciones que ya presagiaban las notables disposiciones de Michelena como dibujante de escenas y grupos. Hacia 1878 realiza al temple retratos de locos y personajes populares de su ciudad natal. A 1879 se remontan sus primeros trabajos en óleo. Ese año funda con su padre una escuela en la residencia familiar en Valencia, Edo. Carabobo, y recibe uno de sus primeros encargos. El bautizo de Jesús, para el baptisterio de la, Iglesia de La Candelaria, en su ciudad natal de Valencia, además de concluir un retrato de su padre. A inicios de la década de 1880 realiza una serie de óleos con temas de niños, entre ellos: Niña con Maraquita, 1881, y Retrato de una niña, que recuerdan las obras de los primitivos americanos. Al año siguiente le son encomendados ocho medallones para el comedor del Hotel Normandía de Valencia, Edo. Carabobo. En una de sus obras más llenas de lirismo, donde apeló a la naturaleza, allí se destaca por agudo de la observación y su capacidad de adherirse a las corrientes tradicionales.

En 1882 concluye el retrato de Alejandro Tarbes, y allí se evidencia la perfección técnica que había alcanzado. Al año siguiente realiza acuarelas de paisajes, La cascada de Bárbula y Laguna de Valencia y participa con dos obras en la "Exposición Nacional de Venezuela" con motivo del centenario del nacimiento del Libertador: La alegoría de la República Regenerada y La Bandera Invencible de Numancia, llamada esta pintura también: Entrega de la Bandera Vencedora de Numancia al Batallón sin Nombre, con el que obtiene medalla de plata y su primer reconocimiento oficial. En 1885 pinta Judith y Holofernes y El general Joaquín Crespo en la Batalla de La Victoria. Gracias a la intercesión del crítico de arte Sales Pérez, Joaquín Crespo le concede una beca de estudios con la que parte a París el 6 de mayo de 1886. Michelena se inscribe en la Academia Julián donde será alumno de Jean-Paul Laurens. El pintor francés influencia sobre Michelena en la precisión del dibujo como en el interés por la temática histórica, ese año de 1886 participa en el Salón de Artistas Franceses con un dibujo a pluma y el retrato de cuerpo entero de Henri D’aguerre en atuendo de torero. En adelante la carrera artística de Michelena estará signada por las convenciones brillantes del academicismo francés. Ese año realiza ilustraciones para Le Monde Illustré y los primeros bocetos para su excelsa pintura de "El niño Enfermo" A finales de marzo de 1887 se reúne con Antonio Guzmán Blanco, entonces Ministro Plenipotenciario de Venezuela en París, quien le sugiere continuar estudios en Roma, la negativa de Michelena le hace perder el apoyo oficial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 686 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a258536.htmlCd0NV CAC = Y co = US