Dudamel: $10 millones para viajes y Bs 20 millardos para "gastos e instrumentos" del sistema, ahora se pronuncia

Hace un tiempo leímos una noticia en donde Dudamel, (que se precia de ser apolítico y de no ser "activista") se manifestaba desde Los Angeles (USA) preocupado por la "cultura en Venezuela"...luego constatamos que el gobierno, pocos días después, le financió un viaje a una de las orquestas del sistema (la corporación de orquestas) para unos conciertos en esa ciudad (básicamente Beethoven), posteriormente, recibimos la noticia de que el gobierno aprobó los $ 9.870.000 (casi diez millones de dólares) solicitados por la directiva del Sistema de Orquestas para financiar las giras internacionales de las orquestas: Sinfónica Simón Bolívar, la Teresa Carreño, la Francisco de Miranda, Sinfónica de Caracas, la Coral Nacional Simón Bolívar y la nueva selección de la Orquesta Nacional Juvenil.

Por si esto fuera poco, el gobierno aprueba además Bs 19.703.000.000 (casi veinte mil millones) de bolívares para cubrir hasta diciembre de este año (hasta diciembre de ESTE AÑO) la inversión y los gastos de las actividades académicas y administrativas de la organización.

http://www.eluniversal.com/noticias/economia/ejecutivo-aprueba-nuevos-recursos-para-sistema-orquestas_640464.

Me resulta extraño que Dudamel, conociendo que la crisis severa del país se acerca ya a casi un año de etapa crítica, y ahora se muestra preocupado por su desenlace, haya esperado tanto tiempo para pronunciarse; quiero decir, evidenciar sus tendencias ideológicas (aunque el pretenda decirnos que no tiene ideología, o sea, no tiene sistema de pensamiento alguno). Si analizamos los antecedentes a su pronunciamiento encontramos que: primero, en medio de este proceso crítico in crescendo, se mostró preocupado solamente "por la cultura en Venezuela" (la que él representa por supuesto), y le financian una orquesta que viaja a Los Angeles; luego, después de cierta tensión interna con el gobierno, que ameritó que una alta funcionaria les reclamara en la sede del sistema debido a cierta parquedad en participar en actos oficiales, aparecen de nuevo en actos oficiales, y reciben esa fabulosa suma para viajar con cientos de jóvenes venezolanos, y el mil millonario presupuesto... es posterior a estos dos últimos aportes económicos que el director se pronuncia.

Por otra parte, y esto es con relación a la responsabilidad del gobierno y el sistema mismo en relación ese fantástico presupuesto que les ha sido entregado: me pregunto si un país que puede darse el lujo de financiar semejante suntuosidad (los viajes de las orquestas y otros privilegios del sistema), puede ser visto como un país en crisis económica y política a los ojos de un analista coherente. Con qué moral entonces, Perez Pirela, hace un espacio en su programa para analizar lo inapropiado o las desafortunadas declaraciones del famoso director, si antes de ello, no se ubica él mismo (como casi toda la dirigencia gubernamental), dentro de la legión de apologistas incondicionales del sistema, que ya endiosado (tal y como lo manifiesta Perez Pirela en su portal web y su programa de TV), nos cuestiona las declaraciones de un director que es "producto" de esa organización tan privilegiada por el gobierno y que se manifiesta justo cuando hay un conflicto de intereses.

Pareciera que ni Perez Pirela ni el mismo Dudamel, se detuvieran a reflexionar ante el lujo y ostentación que significan las giras de estas orquestas en un país en crisis, golpeado económicamente; crisis que ha ocasionado las manifestaciones que a diario vemos; imaginemos entonces como pueden ser vistas estas giras ostentosas, cuando la misma orquesta que dirige Dudamel en Los Angeles no sale de gira, como tampoco lo hace ninguna gran orquesta del mundo, ya que es un gasto dispendioso, gravoso, para cualquier economía.

Al observador que asiste a los conciertos de las orquestas del sistema en Europa y se sustrae de la realidad que vivimos los venezolanos, o la percibe a través de la red mediática o alternativa, solo le resta formularse dos posibilidades:

  • que el país no está en crisis y que es mentira que hay escasez de alimentos y medicinas, ya que son prioridad del gobierno y las tiene garantizadas y son de fácil alcance para toda la población a precios accesibles;

  • que sí está en crisis y a pesar de ello, el gobierno decidió hacer una inversión mil millonaria (en bolívares es una fortuna) para que unas orquestas se vayan de gira y se luzcan con la música de una cultura ajena.

Me llama aún más la atención, que ante la grave crisis que atraviesa la sociedad venezolana en su conjunto, el joven director, no se haya detenido a pensar lo que nos cuesta a TODOS LOS VENEZOLANOS, sus giras y el incesante crecimiento del sistema que él representa:

¿No podía el proyecto eurocentrista del sistema de orquestas que él representa diferir, aunque sea por dos años, sus costosos viajes? (sobre todo cuando se nos ha dicho que estamos en una emergencia económica) y limitarse a las actividades dentro del país, para darle uso a la cuantiosa fortuna que ya el estado ha invertido en ellos.

Este gesto, podría considerarse no solo como una acción consciente y humanista de parte de la directiva de esa organización, y del mismo Dudamel, sino como una expresión de solidaridad para con el resto de los venezolanos que padecemos ante la situación económica actual; ¿será entonces que la avaricia y el egoismo (y hedonismo) de unos pocos, ha prevalecido por encima de las penurias de una inmensa mayoría?

Pero además, estando Dudamel tan preocupado por el devenir de los jóvenes que integran las filas del sistema, como lo manifestó en sus declaraciones: ¿por qué no nos ha dado muestras de su preocupación humanística desinteresada y organiza actividades conciliatorias de ambos bandos? ¿se lo impide su agenda?...

Creo que más que cuestionar o juzgar la inclinación de Dudamel ante una de las partes que están en pugna en Venezuela, lo significativo y coherente es quitar el "velo" de sacralidad e incuestionabilidad del sistema de orquestas, ya que es de allí de donde él proviene y en donde se formó conceptualmente y fijó, en sus códigos de percepción y estructuras jerárquicas (desde niño), los valores y el sistemas de pensamiento asociado que hoy defiende (aunque él mismo diga que no posee lo que el cree ser la ideología).

Es un hecho que dicho sistema marcha de modo independiente al resto del país, en muy poco le afectan las crisis, si observamos la programación ostentosa que despliegan durante el año: con cuantos de esos millones de dólares se solucionaría por ejemplo el problema de las medicinas y de los insumos médicos (PARA TODOS LOS VENEZOLANOS). En el sistema de orquestas, parecieran no estar consciente que el estado "gasta" casi diez millones de dólares, para que vayan por el mundo (el europeo especialmente, el mismo que acaba de juzgarnos como forajidos), intentando demostrar lo bien que algunos venezolanos han aprendido a hacer uso de la cultura ajena (una de sus tantas giras es esencialmente con las Nueve Sinfonías de Beethoven, y con solistas extranjeros pagados por Venezuela: ¿es esta la Revolución Cultural?).

Quiero agregar además, que parte de ese fabuloso presupuesto de 19.703.000.000 (casi veinte mil millones de bolívares para cubrir sus gastos hasta diciembre de este año, aparte de los diez millones de dólares para sus giras,) son para sus gastos ADMINISTRATIVOS y también para comprar instrumentos, o sea: en 42 años de existencia de ese proyecto (la corporación de orquestas), no ha podido desarrollar los mecanismos para fabricar sus instrumentos, afirmando con esto la dependencia permanente, sustrayendo la posibilidad de fuentes de empleo y depredando constantemente los presupuestos de la nación; llegando al absurdo de comprar cuatros venezolanos "hechos en China".

Que Dudamel se sienta afectado por el fallecimiento de un joven integrante del sistema es comprensible, (como lo es para todos los venezolanos cualquier fallecido: obrero, campesino, estudiante, ama de casa o inclusive, los miembros de la fuerzas de seguridad son igualmente importantes), pero que haya esperado justo este momento para pronunciarse de modo un tanto maniqueista, es lo que debemos considerar. (Rubén Blades se pronunció de modo más respetuoso, por lo menos, convoca a ambas partes a la reflexión).

Vale la pena, en el momento específico del contexto en que se pronuncia el conocido director, y el dolor que a todos nos embarga por la muerte de tantos venezolanos, abordar, quizás con mas vehemencia para el interés de toda la nación, si la manera como se conduce el llamado sistema de orquestas, no está produciendo cientos de dudameles, no en el plano artístico claro, sino en lo que corresponde a las maneras de concebir la cultura (en este caso Lo Cultural) y el papel que cumple en una sociedad como la nuestra, en un proceso de definición epistémica que día a día se hace cada vez más necesario.

No es gratuito que quienes somos portadores del pensamiento anti-colonial y cuestionamos los valores impuestos por siglos de dependencia, seamos perseguidos, satanizados y burlados por el sistema de orquestas y sus afluentes, tributarios y consecuentes, esa persecución se manifiesta también internamente dentro del sistema, cuando excluyen y subordinan a todo aquel que pretenda desarrollar liderazgo en función de paradigmas diferentes a los que ellos enuncian y representa el joven director.

Los defensores a ultranza del sistema dentro del gobierno (y por supuesto, de sus líderes), siempre nos expresan equivocadamente, que esas actividades representan la universalidad de la especie humana, los intangibles más elevados que ella ha alcanzado, algo puramente simbólico e inofensivo, sin detenerse a pensar a cual simbología representan, porque lo simbólico es una actividad en la cual no se reconocen de modo estricto las jurisdicciones separadas de lo "público" y lo "privado"...lo simbólico es como una oración, un rito, un saludo, así como también puede ser un monólogo interior- una sonrisa o un llanto, es individual y colectivo, dentro de una comunidad cultural. Como hecho simbólico, la música tiene el potencial de "referirnos" a algo; ella tiene modalidades referenciales. Y es justamente sobre una de estas simbologías que se erige el pronunciamiento del director.

Mientras que el director y las orquestas del sistema viajan por el mundo (el que más le interesa) ondeando el simbolismo ajeno, el resto del país se encuentra en una confrontación cuyos designios pueden resultar definitivos y definitorios en cuanto al rumbo que puede tomar nuestra sociedad: o ser de nuevo un país "amigo", dependiente de las potencias que nos compraban al petróleo a precios risibles, y éramos parte de la comparsa de naciones sumisas al imperialismo estadounidense y otras formas de dominación por parte de las potencias europeas; o el de un país que intente zanjar la dependencia y se interese además por la comunidad de naciones que integran el continente americano y su desarrollo conjunto, al margen de tutelajes externos de potencia alguna; en otras palabras, esta confrontación se expresa también en simbologías...¿a cual de ellas representa el director?

Les pregunto a los siempre tributarios de la supuesta universalidad que pregonan las potencias hegemónicas a partir de sus productos culturales y toda su simbología asociada (entendiendo que pertenecemos al ámbito de la cultura occidental, pero en modo alguno somos europeos), si con las giras de las orquestas que Dudamel representa, se promueve en el mundo el interés por nuestra sociedad, su diversidad y sus representaciones simbólicas en la plástica, danza, teatro, cinematografía y literatura (abarcando con esta última todas las manifestaciones de la palabra escrita); obviamente que no, porque el repertorio ESENCIAL de estas instituciones no nos representa referencialmente y no puede suscitar asociación orgánica con el país ya que celebran básicamente los logros de Europa, y quiero aclarar que siempre que digo esto, no dejo de pensar que hay quienes si se sienten allí representados (¿Perez Pirela?)...o sea, que se creen y perciben a sí mismos como Europeos de América, y podrían estar en su derecho de definirse así...pero: ¿los europeos los consideran a ellos como sus iguales?

Sin duda alguna, que la ruptura del silencio de Dudamel nos puede traer a temas asociados a lo antropológico, émico, ético, neoliberalismo, neocolonialismo, autonomía-dependencia; y a reflexionar en torno a la afirmación de su líder máximo (J. A. Abreu), de que el sistema provee a los niños de una riqueza espiritual que sobrepasa a la pobreza material, vendiéndole a la opinión pública la extraña fórmula de que al tocar Rossini o Mozart, los niños vivirán su pobreza de modo mas tolerable, y a partir de allí enuncian la "inclusión" (oficializando los códigos de la dependencia), concepto que resulta más peligroso, que el hecho mismo de que los jóvenes del sistema participen o no de las manifestaciones, vendiéndole a la opinión nacional e internacional, la idea de que la organización está integrada por la esencia de la pobrecía en Venezuela, esa que se supera socialmente gracias a la magia de la música (la llamada clásica), y que ahora, producto de esos valores inculcados (el de mejor ciudadano es uno de ellos) parecieran enfrentar a un gobierno que según ellos es dictatorial.

...proveer a los niños pobres de lecciones de música puede ser un acto de justicia social desde una perspectiva, pero un acto de injusticia desde otra, si se basa en la suposición de que el niño no tiene cultura y es pobre como resultado de esto, o que la justicia económica es un objetivo inalcanzable y la música juega simplemente un rol compensatorio (véase Bates, 2016; Baker, 2016).

Geoff Baker. Revista Internacional de Educación Musical No 4 Julio 2016

Un niño materialmente pobre, se convierte en rico espiritualmente a través de la música

Maestro Abreu .@elsistema http://youtu.be/Fz6sELaFyvc

salud!!!

PD.-Los padres del joven que fue asesinado y es perteneciente al sistema de orquestas, nos han dado una muestra de amor y respeto ante la memoria de su hijo, al no ofrecer declaraciones que conduzcan a caldear los ánimos de las partes en pugna. Para ellos mis respetos y mis más sinceras condolencias.

PD.-Una poeta me decía ayer, que ante la situación que se ha producido después de las declaraciones de Dudamel, la autoridad del sistema de orquesta se entrevistará con los altos mandatarios del gobierno y le explicarán que el director es un artista, impulsivo, apasionado, que esto y aquello...y que su pronunciamiento no es sino la expresión de un joven inexperto e intenso...entonces, para no enemistarse con el gobierno y seguir recibiendo el enorme río de dinero que siempre les terminan dando, organizarán un mega-concierto POR LA PAZ, en donde cien mil niños canten el Coral de la Novena Sinfonía de Beethoven (similar a la coronación de CAP II) y como bis...nos canten la cancioncita Venezuela (del par de españoles que nos despreciaban) y asunto arreglado.

PD.-La publicación de un ensayo o un libro de investigación (diferido permanentemente por falta de presupuesto), que puede contener elementos medulares para desenmarañar un aspecto de nuestra historia, o aportar claves en el desarrollo de nuevas estrategias para combatir enfermedades, o en la comprensión de nuestra conducta simbólica y quizás, las razones de la crisis actual, no cuesta lo que consume en merienda y refrescos solamente, esa multitud de viajeros de las orquestas en Europa, en solo un refrigerio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 58433 veces.



Diego Silva Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a245478.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO