Las doradas del deporte y el pare a las estafas

Algunos se preguntaran que tienen que ver la cosecha de medallas en los Juegos Bolivarianos de Sucre, Bolivia y la intervención de cuatro entidades bancarias, así como el sometimiento a juicio de los responsables del intento de estafa en contra de compatriotas que confiaron en esas entidades bancarias y sus propietarios les traicionaron e intentaron timarlos, lo cual no fue posible gracias a la oportuna y drástica intervención del gobierno que preside el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

Pues para los que piensan que nada tiene que ver una cosa con la otra, les hacemos esta analogía. En la historia del deporte nacional durante los 40 años de la IV República jamás nos sacudimos el estigma de la “Cenicienta” en las competencias internacionales, donde más que competir se hacía turismo, puesto que por lo general una delegación de 80 personas la integraban 20 atletas y 60 técnicos y delegados. Los atletas muchas veces tenían que salir con la vergüenza de haber sido echados de algún sitio,porque los responsables no cancelaban su estada o su consumo.

Pero hay algo más, los atletas que en aquellas épocas brillaron fue porque de sus propios recursos o de la familia costearon su preparación, es decir sus dietas, entrenadores, sitios de entrenamiento, ropa y útiles deportivos, porque na había políticas de estado para apoyar y proteger al deporte y a sus cultores.

En esos gobiernos capitalistas no había estímulo moral, ni de ningún tipo para nuestros atletas, los funcionarios del entonces IND, con muy honrosas excepciones trabajaron por el deporte, ya que llegaban a esas instancias para vivirse al deporte y pavonearse ante sus amigos y en el exterior, pero el amor que sienten ahora nuestros atletas, de parte del Ministerio del Deporte, eso nunca existió. El olor a cocina de restauran gallego si se apreciada por todos lados, por los guisos que montaban hasta con los viáticos de los deportistas que nunca llegaban completos a sus manos y pasaban más hambre que ratón en ferretería.

Hoy día es bien diferente al frente del Ministerio del Deporte está la colega Victoria Mata, joven profesional de la Comunicación Social, que lleva el Olimpo por dentro, porque amén de ser deportista activa, cuando se fue como Diputada a la Asamblea Constituyente por el Estado Bolívar, venía de honrarnos a todos los periodistas guayaneses, con el Premio Nacional de Periodismo que se había ganado en buena lid, en aquellos tiempos cuando también para que un galardón de estos llegara a Provincia había que hacer milagros. Hoy nuevamente nuestra dinámica colega nos hace sentir orgullosos,con ese rotundo triunfo en los Juegos Bolivarianos de Sucre, Bolivia, donde la cosecha de preseas ha sido la más contundente de toda la historia y por primera vez vemos a los deportistas de manera unánime hablando de la excelencia en la planificación y apoyo en todos los ámbitos por parte del Estado, a lo que atribuyen sus éxitos en la competencia bolivariana.

Desde estas líneas queremos hacerle llegar un fraterno abrazo y ánimos a la Vicky , para que continué adelante con su equipo de colaboradores cumpliendo el mandato de la revolución bolivariana y de nuestro Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, de hacer de Venezuela una potencia deportiva mundial. Esa es la diferencia que debemos establecer entre la IV y la V República, entre capitalismo y socialismo, en materia deportiva.

Mientras en el pasado capitalista el deporte fue un trampolín para el enriquecimiento ilícito y para todo tipo de negocios, como corresponde a esa ideología, porque simplemente es una mercancía más, para cuya comercialización se valen todas las trampas; en nuestro gobierno el deporte forma parte del conjunto de herramientas que utilizamos en la construcción del hombre nuevo,para la consolidación de la sociedad socialista, antesala de la sociedad comunista.

Ahora hagamos el ejercicio a cerca de lo que ocurrió el la IV República, con los políticos - empresarios, metidos a banqueros en sociedad con los partidos de la democracia representativa.

Seguramente son muchos los venezolanos que recuerdan a aquel “dirigente obrero” que el sindicalismo corrupto, presentaba al país como ejemplo, porque de humilde zapatero había llegado a banquero, el señor Augusto Malavé Villalba,fundador de Acción Democrática y presidente fundador del “Banco de los Trabajadores” o la Caja Chica de la Guanábana (Sociedad gubernamental AD – COPEI, que se turnaban en el poder), lo que constituyó la hoy añorada Alternancia o alternabilidad, que les permitía cada cinco años, cambiar de manos el Palo para la Piñata. Pues bien, el “Banco de los Trabajadores” dejó a muchos colgados de la brocha, pasando trabajo y el único “Chinito de Recadi” fue Antonio Ríos, que le dio un saludo a la bandera a un muelle calabozo, bien acondicionado,para recibir a un huesped banquero, el resto quedó impune. El Banco Latino, del cual se dijo que era una sucursal del Banco Ambrosiano, valga señalar que el Ambroosiano en su crisis se llevó a varios religiosos,entre ellos a Juan Pablo I, a quien silenciaron con los Santos Oficios del Vaticano. Pues bien el Latino, también se llevó por delante a miles de venezolanos,que confiaron en uno de los bancos más sólidos de la época. El Banco de Maracaibo, decano de los bancos en Venezuela, también hizo lo suyo, el Banco La Guaira, fundado por Eugenio Mendoza, el Banco Nacional de Descuento, propiedad de políticos entre ellos un ex ministro de Educación del primer gobierno de Rafael Caldera. La crisis de las aseguradoras que dependían de los mismos bancos quebrados. Los ahorristas, así como los titulares de pólizas todavía están esperando que les devuelvan sus cobritos.

Los responsables, están felices en Miami,donde han constituida “La gusanera venezolana”, aliada de la cubana. De los responsables de esa debacle, solo uno regresó al país para enfrentar la justicia, porque argumentó que había sido víctima de una vendetta política del calderismo, por haber apoyado a la Causa R. Orlando Castro, recuerdan la cuña: “Aquí estamos y aqui seguimos, Gente útil a su disposición. Quince días antes de ir al aire la cuña, su protagonista estaba en Miami.

En esa historia FOGADE, se hizo la musiua y los ahorristas quedaron como pajarito en grama. En esta oportunidad a los maulas les salió el tiro por la culata, porque a la calladita el gobierno revolucionario les cayó de improviso, les pegó los ganchos a los capos y sin mucho escándalo las víctimas de estos bandoleros están protegidas por el gobierno y están recuperando sus cobres, para que sus navidades no sean tan amargas, como las que hace siete años nos hicieron pasar los señores de “La mesa de la unidad”,que entonces se llamaba Coordinadora Democrática. que estuvieron al frente del Golpe de Estado, los días 11, 12 y 13 de abril de 2002 , pero como el pueblo en la calle los puso a correr más que liebre ante un galgo, optaron por el criminal paro petrolero, que decretaron el 2 de diciembre de 2002, para conmemorar los 50 años del golpe que Marcos Pérez Jiménez le dio a la democracia, cuando hizo preso a Jóvito Villalba, como presidente electo y lo envió al exilio, para quedarse con el coroto desde 1952 hasta 1958, cuando el pueblo liderado por Fabricio Ojeda, lo echó del poder. Por eso está prohibido olvidar la “hazaña” de la “Mesa de la Unidad”, entonces Coordinadora Democrática,contra el pueblo venezolano. Ahora entienden, porque hablamos de “Las doradas del deporte y el pare a las estafas.


*Periodista CNP 2414 cd2620@gmail.com cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2240 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: