Critican que dineros públicos se encuentren en cuentas corrientes

 ¿Quién entiende a ciertos economistas?, un día realizan los análisis económicos de acuerdo a determinada perspectiva y el mes siguiente analizan el mismo tópico de acuerdo a una perspectiva totalmente opuesta. Lo cierto es que me pareció curioso ver la presente semana algunos titulares como los siguientes: “64 por ciento de las captaciones oficiales en la banca se encuentran en cuentas corrientes que son las que menos pagan”.

 Titulares estos no solo indicando lo que está sucediendo, sino criticando que: ¿cómo es posible que se mantengan dineros públicos en cuentas corrientes cuando estás no generan ganancias al fisco nacional?.

 El fin del Estado no es obtener utilidad sino generar la mayor suma de felicidad posible a la población, en términos económicos hablando. Desde donde puedo recordar en mi vida profesional siempre ha existido la recomendación que los dineros públicos no deben mantenerse mucho tiempo inmovilizado en las instituciones bancarias y en muchos casos es prohibido mantener esos dineros en cuentas de ahorros.

 Ha sido una táctica que se maneja desde que comenzó el hormiguillo de la corrupción que a través de los distintos instrumentos financieros, algunos cuentadantes de las instituciones públicas depositaban el dinero en cuentas corrientes y negociaban con los bancos para que les cancelaran cierta comisión o interés por mantener un dinero del estado inmovilizado en una cuenta que no gana intereses y así permitirles a los banqueros hacer una fortuna prestando ese dinero a las tasas activas del día a las personas interesadas en los distintos tipos de crédito, por supuesto ese dinero no le costaba nada al banco, solo una pequeña comisión al corrupto de turno que se prestara a esta componenda, que por cierto ha ido pasando de generación en generación, cuando el deber ser es que se mantenga el dinero en forma transitoria en esa cuenta corriente mientras se realizan las inversiones o pagos para los cuales ese dinero está destinado. Otra forma de corrupción es mantener el dinero en una cuenta de ahorros por el mayor tiempo posible, pagando la institución bancaria un bajo interés a la institución pública y bajo cuerda le daban dos o tres puntos porcentuales a los cuentadantes. En este caso la crítica no debe ser a que se mantenga el dinero en cuentas corrientes, ya que esto es el deber ser, pero por supuesto solo el tiempo prudencial mientras se realzan los trámites administrativos para el desembolso posterior de esos recursos.

 Los recursos del estado son para destinarlos a la ejecución de obras en todo el territorio nacional y a cubrir las necesidades de los ciudadanos, manteniendo un equilibrio presupuestario en cada institución pública. Es por ello que los dineros no deben mantenerse ni en cuentas de ahorro ni depósitos a plazo fijo, por cuanto al ser recibidos deben destinarse para lo que fueron previstos estos recursos en el presupuesto nacional, y no provocar atrasos en el inicio de obras, en los pagos a los funcionarios públicos ni el incumplimiento formal de otras obligaciones establecidas de antemano.

 Ahora bien se debe revisar el cumplimiento de una resolución emitida por el Ministerio de Finanzas en el año 2005, a través de la cual se estableció que toda colocación de instituciones públicas que permanezca por más de cuatro meses inmovilizada en cualquier tipo de instrumento financiero, será retornada a la Oficina Nacional del Tesoro. Email:  


reinaldosilva119@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1583 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a82293.htmlCd0NV CAC = Y co = US