Samuel Ruh, Quinta Columna: ¡Expúlselo Presidente Chávez!

El INDECU había sido creado, en los tiempos de la "Cuarta" supuestamente con el fin de educar al público consumidor y protegerlo de la especulación. Pero, esa función contralora nunca se dió en la realidad. Quienes estuvieron al frente de la institución fueron simples burócratas que calentaban el puesto y "hacían" que trabajaban. Uno de esos burócratas fue el ya desprestigiado Lorenzo Tovar quien, por obra y gracia de los opositores al Presidente, pretende representar a los feligreses evangélicos en una asociación creada no se para que cosa. El otro es el señor Samuel Ruh, que cada vez que aparece en las pantallas de la televisora que sea, debe provocar una avalancha de llamadas destinadas, cuando menos, al ejercicio de la "mentada de madre" lo cual trae como consecuencia el bloqueo de las llamadas al estudio de televisión.

En sus apariciones esporádicas, el caballero de marras actúa como un "pobre señor" sin fuerza en sus argumentos y tanto es así, que la última vez que estuvo en un estudio de VTV, nos pareció que el periodista Ernesto Villegas no hallaba manera de que respondiera con palabras contundentes. No, que va: solo estaba dando las excusas que los burócratas de oficio dan cuando NO QUIEREN HACER las cosas. Parecía, pues, que mejor papel hacía un muñeco de madera que semejante individuo.

Comparto el malestar de quienes, como Daniel Sempere protestan en Aporrea contra la clase de "colaboradores" que el mismo Comandante nombra "a dedo" y Ruh no es la excepción. Se supone que el INDECU es un organismo al cual recurre la ciudadanía ante los abusos de los comerciantes y que su número gratuíto (0800-INDECU1) debe tener una gran cantidad de líneas. Pues, no es así. El mismo Ruh ha dicho que apenas hay 6 líneas que no se dan abasto. Y es que ¿acaso vale la pena esperar 7 o más minutos a que te atiendan?. El INDECU se ha ganado una mala fama de organismo representativo de la indolencia e ineficacia "cuartorrepublicana" que aún persiste con hechos comprobables de los cuales citaremos dos solamente...imagínense el trabajo que implicaría detallarlos todos:

1. Como es del conocimiento público, propietarios de expendios de alimentos tales como abastos, panaderías, carnicerías y supermercados (sean populares o no) VIOLAN abiertamente las disposiciones de exhibir los precios en etiquetas presentes en los estantes y de vender los productos regulados AL PRECIO DECRETADO POR EL GOBIERNO. Cuando uno reclama por el caso del precio, ¿que le contestan a uno?. Respuesta: que el mayorista nos vende a un precio tan alto que si vendemos al precio de regulación PERDEMOS y eso LO SABE EL INDECU. Si lo sabe el INDECU, ¿no deberían estar presos estos funcionarios que se venden por cuatro lochas?. No me cabe duda alguna de que se dejan sobornar, porque ¿como vamos a permitir una ilegalidad de esas sin que reaccionemos, aunque sea pidiendo que nos "aceiten la mano" para hacernos los locos?.

2. Otra "estrategia" de mayoristas y detallistas es la de "disfrazar" los productos regulados con ingredientes o cualidades que no tienen. En eso, son "especialistas" en el automercado "Hiper Mercado Modelo" de Maracay, cuya oronda gerente de su área de charcuteria afirma, sin que se le caiga la cara de indignidad que ostenta, que cierta marca de queso pasteurizado REGULADO está hecho con LECHE DE BÚFALA. A esta señora es imposible recordarle que en el envase del mencionado queso NO APARECE ESE INGREDIENTE. Sin embargo, la doña insiste en que así aparece en la factura...y no la muestran, dicho sea de paso. La pregunta es: ¿y no pueden rechazar semejante maniobra?. Claro que no, HAY QUE VENDERLO. Y de paso, si uno le señala que en los envases de quesos regulados de Pasteurizadora Táchira (propietaria de la marca "Paisa") aparece el precio al cual se debe vender, la gerente afirma que "ella nada tiene que ver con eso". ¿Entonces, para que le ponen el PVP en la fábrica, díganme?.

Por todo esto y mucho más, es que todos los que no creemos en el conformismo y jamás pagaremos "lo que sea" por productos regulados y todas aquellas personas que no tienen a mano un MERCAL sin productos regulados, sucio, siempre cerrado y mal administrado EXIGIMOS al Sr. Presidente y Comandante Chávez la REMOCIÓN (ojalá fuese inmediata) de Samuel Ruh, funcionario de la llamada por Lina Ron QUINTA COLUMNA, de los que juegan al "Chavismo sin Chávez", de los que engañan al Presidente y al MILCO cuando les da la realísima gana. De la misma estirpe que el INEPTO y SIN VOLUNTAD de Elías Jaua y del "guabinoso" del Ministro Ramirez que recibió un regaño del propio Presidente (y les consta a Uds.) por estar recitando las "mismas canciones de siempre" o sea las mismas excusas para no hacer las cosas bien.

El Presidente Chávez dice que en sus manos "no se perderá la República". Lamento contrariarlo, pero en la medida que los Quinta Columnas sigan rondando en su gobierno, formando círculos nepóticos y haciéndose de la vista gorda ante el clamor del pueblo organizado o no, en esa misma medida la Revolución ESTÁ PELIGRANDO. Y en esa misma medida, el cuento de las 3R o de los "Cinco Motores" no será más que un chiste de salón. Lo estoy alertando: guerra avisada no mata soldados. Después no se extrañen si la derecha "endógena" o la otra viene como El Barbarazo: "acabando con to'".

(*)Ingeniero en Telecom.
Maracay, Venezuela.

maplacom@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3404 veces.



Roberto Arenas


Visite el perfil de Roberto Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Arenas

Roberto Arenas

Más artículos de este autor