Denuncias sin destino, preocupante panorama

Hace poco más de un año aproximadamente, el señor Orlando Castro en entrevista concedida a Ernesto Villegas en el programa “En Confianza”, mostró una página del periódico El Nacional, donde se reseñaba una noticia en casi la página completa, donde se firmaba un acuerdo entre la Dirección de Educación de la gobernación del estado Carabobo y el periódico El Nacional, para editar libros escolares, en ella aparecía una foto grande de los señores: gobernador Acosta Carléz y Miguel Enrique Otero, estrechando sus manos como si fueran viejos y buenos compañeros. Recuerdo que en esa oportunidad decía el sr. Castro que él estaba siendo acusado de recibir favores del gobierno en cuánto a pautas publicitarias se refiere o algo así, cosa que negó de plano. Pero lo relevante de este hecho, es que el señor Castro hizo la denuncia, en virtud de que ha sido pública y notoria la conducta del señor Miguel Enrique Otero en contra del gobierno más legítimo que haya tenido este país en toda su historia, se conoce en extremo cuál ha sido el papel que ha jugado ese periódico en conchupancia con otros medios en contra del estado y sus instituciones y sin embargo este gobernador le da un contrato para editar libros escolares a la editora El Nacional. Imaginemos por ejemplo, como serán los libros de historia editados por El Nacional. Viene a colación todo este cuento porque en esa oportunidad nadie dentro del gobierno le paró la más mínima bola a tal denuncia, recuerdo que dije en esa oportunidad: “Con amigos así (Acosta Carléz), quién necesita enemigos”. Hoy estamos viendo como se están produciendo posiciones como la asumida por el gobernador de Aragua Didalco Bolívar, que no sé, pero desde hace un tiempito para acá, he estado esperando también un pronunciamiento por parte de este gobernador de Carabobo, porque en una oportunidad el señor dijo de manera soberbia que a si a la gente no le gustaba su manera de gobernar, sabía lo que tenía que hacer y que podían revocarlo. Es una verdad lo que ha dicho, pero no es la forma, además, lo grave de toda esta situación es que se hacen las denuncias y caen en saco roto y lo peor que puede suceder es que se pierdan las esperanzas del pueblo ante tanta desidia y uno lo ve a diario en los medios del estado, denuncias van y denuncias vienen; lo que sucede en PDVSA por ejemplo, escuálidos que estuvieron dentro y promovieron el paro petrolero y que no solo continúan allí, sino que tienen el tupé de maltratar y despedir a personas que tuvieron una participación protagónica en defensa de la industria en aquellos momentos aciagos. Se ha denunciado la proliferación de ranchos en la carretera Panamericana y ahí están, continúan no solo construyendo los ranchos, se han dado a la tarea en algunas zonas de quemar la vegetación para aprovechar los terrenos, ni la Alcaldía Mayor ni la de Libertador se han pronunciado al respecto. Denuncias de sabotaje dentro de las misiones, dentro de Mercal, recursos que no llegan que ya fueron asignados, no se pagan las becas y pare usted de contar. Realmente pareciera verdad lo que se dice por ahí, con este estado de cosas los gringos no van a tener que utilizar ni una sola bala para voltear este proceso. Chávez se está pareciendo mucho a Tarzán, rodeado de animales; tiene él que resolver todos los problemas. ¡Qué vaina vale!. De todas formas creo que todavía tenemos una reserva valiosísima y una gran esperanza en nuestras mujeres, como han asumido con tanta seriedad su rol dentro de esta revolución, porque podemos observar como en todos los actos con el Presidente Chávez, la mayoría, pero largo, de los participantes siempre son las mujeres. Una luz al final del túnel.

arno@intercable.net.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2697 veces.



Arnó Martínez


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: