¿Por qué la esquivan? ¡los aterra hablar de ella, los desnuda la señora hambre!

En todos los lugares se habla de ella, de la Señora hambre que padecen todos los sectores populares, los barrios, los pueblos del llano y de las serranías, los pueblitos de playa, los caseríos donde habitan los campesinos, en las oficinas de los empleados públicos de ministerios, gobernaciones y alcaldías, en la tropa alistada de nuestros batallones, en la brigada antimotines de los organismos de seguridad pública, al acudir al mercado y encontrarnos que nuestros ingresos no tienen la capacidad para adquirir un día de ingesta alimentaria de nuestra familia, con el salario mensual de un empleado o la pensión de un jubilado, todos los días hablamos de ella sin el tapujo que por obligación tenemos que cumplir para evitar la proliferación de la endemia China, se sienten los retortijones de las tripas menudas, que son imposible de ahogar sus ruidos al encontrarse sin la posibilidad del bollo alimenticio propias de las funciones del sistema digestivo.

Porque no abordan el tema del hambre, la falta de ingesta alimentaria que más golpean actualmente la sociedad venezolana, los propios informes oficiales de la FAO reportan que actualmente dos tercios de la población de venezolanos está ubicada en pobreza, un tercio de la población nueve millones no tienen ingesta suficiente y diaria de alimentos, el tratar el tema del hambre, como tema de Alta Política, el reconocernos que estamos padeciendo este terrible flagelo que es la carencia de alimentos, debemos ser capaces nosotros los venezolanos de entendernos, en acordar propuestas que encaminen medidas de emergencia nacional ,hay que hacer el esfuerzo para que surja el entendimiento , la inteligencia entre los venezolanos de las partes que tienen el control total del Estado, de todos los poderes públicos y de partes de venezolanos capaces de convocar a todos los sectores diversos de la oposición, para acordar entre todos en paz la mediada humanitaria que es el suministro de alimentos , medicamentos y el abastecimiento de agua potable a toda la población, que son los requerimientos básicos indispensables para la salud de los seres humanos.

Cada día que transcurre, son crecientes los indicadores terribles del padecimiento del Hambre señalados por la FAO y confirmados por los investigadores de la CEPAL, UCAB y CARITAS, nuestros dirigentes políticos, los que tenemos sean del agrado o del rechazo de la gran mayoría de la población, esos son los encargados, son ellos los que deben asumir su responsabilidad política, sobre la gravedad de la acumulación de las grandes insatisfacciones sociales, no pueden continuar esquivando el tema de El Hambre, por el inmenso tamaño del problema social, económico que representa, es que toda la población venezolana está pasando hambre, sin medicamentos, sin agua potable, el tema hay que abordarlo como un tema de Gran Política.

Hoy la población venezolana los indicadores de las investigaciones sociales y económicas realizadas señalan que se incrementan y acumulan cada día los niveles de las necesidades insatisfechas básicas que garantizan los derechos humanos, constitucionales y el nivel de vida ciudadana, cada día es más creciente son los indicadores de pobreza tal como lo señalan los informes oficiales de la FAO y la CEPAL, cada día es más inmensa la brecha de la pérdida del poder adquisitiva del salario con respecto a los bienes que contienen la cesta alimentaria, cada día es más hondo el dolor y padecimiento del hambre del pueblo venezolano, cada día es mayor la pérdida de peso corporal respecto a la talla de la niños venezolanos según el informe de CARITAS y las consecuencias de desnutrición de las generaciones futuras, estamos a tiempo de encontrar acuerdos políticos, las oportunidades son eventos que se presentan para asumirlas políticamente, reflexionemos somos venezolanos ,no enemigos irreconciliables somos solos adversarios políticos , estamos a tiempo de evitar el más doloroso estallido social en la historia de la Republica

Hoy son minoría quienes ven la actividad política, desde el ejercicio autoritario del poder, violentando el Estado de Derecho para imponer acomodaticiamente sus criterios totalitarios y son minoría quienes pretenden asumirlo sin resolver sus propias incapacidades acudiendo servilmente al interés de potencias extranjeras, esas minorías se quedarán viendo como enemigos como hace dos siglos durante la Guerrea de Independencia, creerán que está vigente el tenebroso Decreto de Guerra a Muerte, del aniquilamiento del enemigo, firmado por el Libertador en Trujillo en 1813, esta minoría desconocen los acuerdos políticos como formas humanitarias como los Tratados de Trujillo de 1820 del Armisticio y la Regularización de la Guerra firmados por dos ejércitos uno Libertario y el otro Imperial. Desconocen que el acuerdo humanitario permite la fraternidad, la convivencia y el dialogo entre adversarios tal como es el Abrazo de Bolívar y Morillo en Santa Ana de Trujillo

Hoy, ante la situación de Hambruna que padece la gran mayoría de la población venezolana, apelamos al documento político que aprobó en referéndum consultivo el 15 de diciembre de 1999.convocamos a la gran la mayoría del pueblo venezolano que acudió y sufragar con más del 70 % de aprobación, que es la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y que consagra sus Derechos Constitucionales y es su guía de lucha, todo dentro de la Constitución fuera de ella nada, tal como lo consagra en su Preámbulo que contiene ’’ El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando la protección de Dios, el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de los precursores y forjadores de una patria libre y soberano, con el fin supremo de refundar la Republica para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la Libertad, la Independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia, y el imperio de la ley para esta y las futuras generaciones, asegure el derecho a la vida, el trabajo, la cultura, a la educación, a la justicia social, y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna."



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1436 veces.



Alirio Rangel Díaz

Ingeniero Agrícola. Agricultor

 aliriorangel1959@gmail.com

Visite el perfil de Alirio Rangel Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía