No me pongan donde hay

Si en algún momento a alguien del gobierno se le ocurre postularme para algún cargo público, desde ya le agradezco que no me ponga donde hay; porque entre la honestidad y la corrupción, además de haber un paso, también hay un dólar ¡y mire que ya va a millón! Sería vergonzoso que presionado por el dólar, ese dólar vagabundo que anda creando corrupción, se antoje de mí y comience a presionarme para que yo lo valore y vea que con él puedo ganar mucho. ¡No señor! No quiero dólar, lo que quiero es paz. Suponga usted que me postulen para un cargo en el sector petrolero y de inmediato, comienzan a masajearme el ego o a proponerme negocios "buchuos" y a calcularme el valor del dólar para tentarme. Y ahí está el detalle. Pueden convencerme, porque todo es posible en esta vida. Nunca se puede decir "De esa agua no beberé" y entonces termino vendiendo el barril de petróleo sobre el precio OPEP o más barato y a escondida, por supuesto del gobierno; y es hasta posible que reciba consejos de la señora Delsa Solórzano, de que no le venda petróleo a nadie sino trae el envase, es decir el barril. No, no creo, no haré eso. Eso no me pertenece, eso es del pueblo.

Tampoco quiero que me propongan para cargos relacionados con la gasolina. Ese es un negocio muy tentador y explosivo. Yo no sirvo para estar poniéndole precio, a algo que no es mío. Pero, como todo es posible en esta situación, no se sabe si a lo mejor, animado por el gran poder del dólar, elimine la gasolina popular para el pueblo y la dolarice totalmente, obligando a la gente pobre a comprar por litros hasta donde le alcance el bono de la patria. No señor, no quiero estar en ese negocio. ¿Hasta donde rodaría una persona en su carro con 3 litros de gasolina? Puede darle para avanzar tres cuadras, cómodamente, montado en su carro; pero, lo más probable es que regrese a casa (exagerando un poco) con el carro al hombro.

Dígame, el gas. Ni loco se le ocurra a nadie proponerme para un cargo relacionado. El que nace pobre, y no es heredero de nada, no tiene porque aparecer con una fortuna, o dándose un estilo de vida que nunca tuvo, solo porque era el que vendía el gas al pueblo. Todo lo que refiero es verdad, ¿Por qué muchas personas que reciben cargos que representan contacto con el pueblo, para venderles productos o bienes que el gobierno destina a tal fin, se creen dueños de los mismos y hasta los precios los cambian a su conveniencia y los convierten en dólares, y a las instrucciones del gobierno, no le paran bolas? ¿A quién se queja la persona que obligan a comprar gas en dólares?

En cuanto a los alimentos, no señor, no me pongan allí. Esa es mi debilidad. Si recibo el cargo flaco, todo enclenque, de seguro a los tres meses, el sargento García, el de la serie el zorro, será un niño de pecho, para la gordura que tendré en ese tiempo. La tentación es grande, los dólares revolotean etéreamente, dolarizaré las cajas o bolsas, y eso será para mi usufructo personal. No, no puede ser. Eso no hay que pensarlo. La cárcel no es mantequilla, y yo no quiero andar huyendo y ver al fiscal, ensañado en mi contra, y yo escribiendo artículos explicando coartadas y bondades, y diciendo que soy inocente, sabiendo que hasta el queso que había en la mesa también me lo comí… ese "barbarazo". No señor.

Menos quiero que me pongan a gerenciar la empresa de agua, porque se me puede ocurrir que cierre todas las llaves y comience a decir y a regar en el pueblo que las bombas están dañadas, pero claro, es mentira, es que los dólares me picaron el ojo, y me alumbraron que si me busco las cisternas con ciertos choferes de la población, puedo vender el agua de acuerdo a como vaya ascendiendo el valor del dólar. Claro, me daría lastima maltratar al pueblo de esa forma, pero el valor del dólar es más fuerte que mi amor por el pueblo.

Y eso es lo que yo quiero evitar, por lo que le pido al gobierno que por favor, no me ponga donde "haiga" porque entonces, no respondo. ¡Avisao!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 611 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Rafael Barreto

Jesús Rafael Barreto

Más artículos de este autor