Nuevo mensaje a nuestros Constituyentes

Gritamos "guerra a muerte a la corrupción", pero poco hacemos para impedirla...

Con motivo del artículo que divulgamos en días recientes, bajo el título "De nuevo descubierta otra trama de corrupción, y ahora en el Banco Central", recibimos varios mensajes de lectores que nos manifestaron estar muy complacidos por nuestros persistentes llamados a que se le devuelva al Organismo Contralor la potestad necesaria, y muy precisa, para que ese Ente autónomo ponga en operatividad todos los mecanismos preventivos de contraloría externa. Es decir lo que conocemos como Control Previo al Gasto y al Pago, en la ejecución presupuestaria de los entes públicos, en general, sin exclusión alguna.

Nos agregan en dichos mensajes, que están totalmente persuadidos de que abundan quienes, como vulgares hampones, logran colarse de mil modos y maneras en las instituciones del Estado, pero eso sí -lo destacan-, bien disfrazados de chavistas; inclusive, -le añadimos nosotros- auto preparados con un chip que les permite repetir, y con ínfulas, que son ellos "imprescindibles para la Revolución", a los fines de robar a manos llenas, bajo mil triquiñuelas y en complicidad con los llamados "exitosos empresarios" del sector privado, los dineros y bienes públicos que les pertenecen al pueblo venezolano, sin mayores dificultades y con todas la facilidades del mundo, pues no hay quien les pongan freno, ya que nuestras leyes de control público, aun cuando nos resulte más que paradójico, algo inaudito, los convirtió en sus propios contralores, tal y como lo evidenciamos muy claramente al leer la Ley de la Contraloría General.

En dos de esos mensajes, con los que nos sentimos muy complacidos de haberlos recibido, nos hacen esta observación -muy interesante-, que no habíamos advertido y que no deja de generarnos una muy elevada inquietud.

Nos dice uno de esos apreciados lectores allí, que nuestros seis (6) artículos*, reclamándole al Banco de Venezuela por su "desacato" a la Resolución de SUDEBAN de noviembre del pasado año, es decir de hace apenas 3 meses y unos pocos días, por no elevar a niveles racionales -y razonables- los límites de las tarjetas de crédito, fueron leídos en Aporrea por un promedio de 24.745 lectores, con la llamativa particularidad de que el más leído, tuvo 47.197 visitantes y uno solo de ellos, en el cual no mencionamos al Banco de Venezuela en el título, sólo tuvo 574 lectores (*), de donde se infiere que ese tema, demasiado lejos de tener la gran importancia de los que se refieren a la corrupción, pues deja ver clarísimo que, -efectivamente- éstos últimos, sobre las estafas, los robos a los dineros públicos, pareciera que muy poco o nada interesan, y eso -obviamente- es demasiado preocupante; nos invita a todos, y de manera muy particular , a las más altas instancias de nuestro Gobierno Bolivariano, -como un deber intransferible-, a la más profunda reflexión...

En ese sentido y eso es lo que jamás hemos dejado de hacer, es ser perseverantes en la tarea de exigirles a nuestros gobernantes, a todos, desde los que están más abajo, a los Alcaldes, luego a los Gobernadores, los Presidentes o Directores de los entes descentralizados, y hasta al Presidente de la República y los más altos representantes del resto de Poderes del Estado, pues sobre ellos recae la ineludible responsabilidad de adecentar al país, que reclamen, para que se ejerza con rigor implacable, la gestión de contraloría externa de prevención, como única opción que tienen todos ellos de impedir que sus gestiones se vean empañadas por la corrupción…

Por esa razón, y siguiendo dicha línea, vamos a complacer con el mayor gusto a esos amigos lectores que nos piden que reeditemos bajo el otro título, uno de nuestros últimos artículos sobre el tema, ese que apenas tuvo un poco más de un mil lectores, cifra no baja, pero que es insignificante frente aquellas que arrojaron los artículos referidos a nuestros reclamos al Banco de Venezuela.

De allí que aquí va de vuelta el artículo que titulamos: "De Nuevo descubierta otra trama de corrupción, y ahora en el Banco Central" (Detalles de esa trama y nombres de los implicados, informados por el Fiscal General, Tarek William Saab, leerlos en este enlace: https://www.vtv.gob.ve/aprehenden-personas-por-desfalco-bcv/

"Hasta la saciedad y de mil formas, le hemos venido exigiendo de manera reiterada a nuestro Gobierno Bolivariano, y a la Asamblea Nacional Constituyente, la necesidad urgente de establecer en las normas de contraloría, los procesos del Control Previo Externo a los compromisos financieros que en el cumplimiento de sus responsabilidades, asumen quienes administran en el Estado los dineros públicos, como la única estrategia que visualizamos para disminuir al máximo los ilícitos demasiado repetidos, como lo hemos estado observando, a partir de los sobreprecios que se acuerdan, a la libre, en las distintas instancias de los poderes públicos nacionales, cuando se formulan los referidos proyectos de compromisos para las adquisiciones de bienes y servicios en general, sin que nada ni nadie, les pueda colocar un freno…

Cuando se detectan tales ilícitos y eso ocurre muy de vez en cuando, en la mayoría de los casos, los dineros así robados a la República, son irrecuperables, pues solo quedan las actuaciones prescritas en la Ley. Es decir, el ejercicio del control posterior, cuando ya los zánganos rateros han huido del país, como sucedió, por ejemplo (pues son muchos los casos que pudiéramos referenciar), con dos famosos traidores a la Revolución: Luis Velázquez Alvaray, exDiputado, exMagistrado y exDirector Ejecutivo de la Magistratura; y Rafael Isea, Exministro de Finanzas y Gobernador del Estado Aragua, quienes, bien disfrazados por años de "chavistas rodilla en tierra", robaron al país a manos llenas, y hoy disfrutan las inmensas riquezas malhabidas que tienen. El primero, en Costa Rica, y, el otro, en Miami, por lo que no nos hemos cansado de insistir en que se le incorporen a nuestra legislación de contraloría, esos mecanismos de prevención, al punto de que por esa prédica imparable, nos hemos ganado el calificativo de "fastidiosos" (así nos llegaron a tildar en dos o tres mensajes que llegaron a nuestros correos), pero, -obviamente- hemos hecho oídos sordos a esas mofas, y aquí seguimos en la misma predica, convencidos como el que más, de aquel adagio que dice: "el que porfía vence"…

Esa "genial" idea de que sean los administradores quienes se controlen a sí mismos, fue impuesta en la reforma de la Ley Orgánica de la Contraloría General, de diciembre de 1995, la cual entró en vigencia en febrero de 1996, durante el gobierno de Rafael Caldera II, pero lo sorprendente, debemos decirlo en muy alta voz, es que desde entonces, a esta fecha, dicha ley ha tenido dos reformas, en los años 2001 y 2010, y ese despropósito allí permanece…

¡Eso no debe seguir siendo así…!

Es una real vergüenza que esa disposición legal que dispone lo siguiente en su artículo 36, continúe allí y que en Revolución, añado (con la lógica molestia), no hayamos sido capaces de modificarla: "Corresponde a las máximas autoridades jerárquicas de cada ente, la responsabilidad de organizar, establecer, mantener y evaluar el sistema de control interno, el cual debe ser adecuado a la naturaleza, estructura y fines del ente. (Texto íntegro de la Ley de la Contraloría: https://www.civilisac.org/civilis/wp-content/uploads/gaceta-reforma-ley-partidos-politicos-y-contralorc3ada-1.pdf).

Es un imperativo que los legisladores de la Revolución, articulados hoy en la Asamblea Nacional Constituyente, modifiquen en lo inmediato la 'Ley Orgánica de la Contraloría General' en ese tema y retomen el dispositivo del Control Previo (al Gasto y al Pago) que estaba previsto en la Ley de la Contraloría General de 1975. Pero eso sí, extendido dicho control a todos los entes del Estado, lo cual es perfectamente viable hoy en día y cada vez más, dado los sorprendentes avances en las tecnologías de la información, las cuales hacen posible ese ejercicio del control preventivo en cuestión de segundos, y, además, sin la posibilidad de que sea manipulado por mano alguna. Y en caso de que se lo intente, resultará imposible lograr ocultar la huella de quien o quienes estuvieron detrás…

¡Adelante con eso, Camaradas de la ANC…!!!

Una lucha frontal contra el terrible flagelo de la corrupción debe comenzar por allí, ahora mismo y sin más dilación. Luego, deberán seguir adelante con otras reformas complementarias y muy necesarias, como serían, solo a título de ejemplo, las que se demandan en aspectos tales como: elevar los años de prisión para los distintos hechos de corrupción administrativa, la protección de testigos en los procesos judiciales por tales delitos, y esta otra muy importante: que las declaraciones patrimoniales para quienes ejerzan cargos en cualquiera de las instancias del Estado, tengan el carácter público, a través de la página oficial de la Contraloría General, lo cual en absoluto debe causar inquietud y escozor alguno, pues hay que tener presente que nadie es forzado a desempeñar cargos públicos, de manera que quien decida asumir esas responsabilidades, ya sabe que deberá mostrarle al país su riqueza patrimonial…

Con respecto a este último asunto, es muy relevante que recordemos al Comandante Chávez reiterarle a quienes hicieron parte de sus equipos de gobierno, de forma pública y en mil escenarios, que tenían que tener muy en claro que los espacios públicos no son para hacer negocios... Son, -les decía en muy alto tono-, única y exclusivamente, para servirle con la mayor entrega y eficiencia, así como dentro de la más más absoluta transparencia, a nuestro pueblo. De manera que aquellos que quieran hacer dinero, que se retiren de mi vista, que se vayan con sus macundales a otra parte…y chao…!!!"

Y lo reiteremos, esperamos, por supuesto, que dicha potestad, una vez sancionada, la haga valer nuestro máximo ente del Control, sin vacilaciones de ningún género y con el compromiso irrestricto de asegurarle a nuestro pueblo que dentro de la Revolución Bolivariana, sí es posible llevar adelante una política severa e inflexible para que de una vez y para siempre logremos erradicar de la Patria de Bolívar, el abominable morbo de la corrupción, el que nuestro Libertador no vaciló, ni un ápice, en combatirlo, decretando el fusilamiento a sus autores y no solo eso, sino igualmente la muerte por la misma vía para aquellos jueces que se abstuvieran de aplicarla...

Aquí el enlace para leer ese Decreto del Libertador, firmado en Lima, hace 196 años, el 12 de enero de 1824: https://www.conelmazodando.com.ve/en-1824-bolivar-decreta-la-pena-de-muerte-para-los-corruptos

(*) Esta es la relación de los artículos sobre el tema publicados en Aporrea e incluyen cada uno, entre paréntesis, la cantidad de sus respectivos lectores:

1)

Banco de Venezuela no acata decisión de SUDEBAN de elevar los límites de las tarjetas de crédito (15.988)

 

2)

Camarada Presidente, es contigo, pues no nos escuchan (574)

3)

Banco de Venezuela se niega a incrementar los irrisorios límites de las tarjetas de crédito… (32.906)

 

4)

De nuevo nuestra voz se alza en reclamo al Banco de Venezuela (15.165)

 

5)

Miren la respuesta del Banco de Venezuela ante el reclamo por los exiguos límites a la tarjeta de crédito…(47.197)

 

6)

De nuevo nuestra voz se alza en reclamo al Banco de Venezuela (11.896)

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 640 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: