Miren la respuesta del Banco de Venezuela ante el reclamo por los exiguos límites a la tarjeta de crédito…

Ante nuestro público reclamo por su inefable política, en cuanto a los irrisorios límites que acuerda para las tarjetas de crédito, que en nuestro caso particular es de apenas 30 mil bolívares, esto es lo que nos han respondido desde su Gerencia de Atención al Cliente:

"Con respecto a su requerimiento, le informamos que actualmente las solicitudes de aumento de límite para tarjetas de crédito se encuentran suspendidas, por lo que le invitamos a estar atento a nuestras próximas publicaciones para realizar su solicitud. Pedimos disculpas por las molestias ocasionadas."

¿Qué les parece, mis apreciados lectores, que el Banco responda así, a la solicitud que le hemos hecho -pública- de ampliar los límites del crédito del plástico? ... luego de que le reconocimos (en ese mismo petitorio), que en anterior reclamo, de hace exactamente un año, por graves ineficiencias en los servicios digitales, éste fue atendido de inmediato y todo ello con la mayor amabilidad...

El Banco, con esa respuesta (obviamente se trata de un modelo preestablecido) muy claramente demuestra un absoluto desprecio y una burla a quien les hace saber su molestia por disponer de sólo 30 mil bolívares en su tarjeta de crédito, cantidad que no alcanza ni siquiera para adquirir, lo repetimos, un kilo de harina para arepas. Además de que se muestra, con ese tipo de mensaje, como una institución muy cercana al más puro y refinado capitalismo salvaje, ya que le hace saber a su clientela, el pueblo, al que se debe (pues así percibimos a las Instituciones de la Revolución), que dispone, conforme a su política de un "buen servicio", de una muy clara y abierta opción humanitaria de solidaridad, en cuanto a poder obtener, si explica sus razones de urgente necesidad (así la interpretamos), que se le pueda ampliar la disponibilidad dineraria de su tarjeta de crédito, oferta que se derrumba, como una gran mentira, pues siempre se le responderá tal cual como lo leemos en ese mensaje…!!!

Así, esa Gerencia engaña efectivamente a su clientela, al pueblo… Es un contrasentido decirle que tiene las puertas abiertas (porque es tu casa…!!!), cuando es imposible traspasarlas…!!!

En un sistema socialista, para tratar este tema (lo decimos bien convencidos de ello…), debería existir un equipo de expertos en el Banco, que estudie, que examine con la debida atención cada solicitud de incremento, con el más alto sentido propositivo, y luego, con base en ese estudio, la Gerencia produzca la respuesta que corresponda en cada caso.

¿ Cierto…? O no ?

Nos preocupa, y repetimos el argumento que esgrimimos en esa petición pública, la cual -debemos resaltarlo- ha sido leído en las páginas de Aporrea por más de los 11.000 visitantes (se dice fácil ¿no?….!!!), el que ya no sea posible que sigamos teniendo la facilidad de poder pagar los servicios que tenemos afiliados a la tarjeta de crédito, pero sobre todo a personas como nosotros, de muy avanzada edad, pues con ese límite de Bs. 30.000,oo en pocos días no alcanzará para pagar, por ejemplo, el servicio de TV-Cable, y nos veríamos -entonces- sometidos al martirio de andar zanqueando cada treinta días la ciudad, para pagarlos todos por taquilla… taquillas en las que hay que hacer largas colas, y no están precisamente cerca de nuestros hogares…

Contratiempos como el señalado anteriormente, es lo que estamos tratando de evitar, de manera que, por favor, volvemos a hacer un respetuoso llamado a su Alta Gerencia, para que atienda con racionalidad, empatía suficiente y sentido común, estos casos…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 47561 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285450.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO