Amaranta y Narciso con sus glúteos de bálago, muy cerca del fogón

Esto de querer -supuestamente- la critica y arrecharse con ella, se está volviendo una enfermedad muy particular pero endémica en el segmento del "chavismo" maduristas. Gustan practicarla, pero se irritan, si alguien se atreve a criticar al -supuesto- hijo de Chávez. Los maduristas se han encuevado en el imperialismo y con eso justifican sus errores. A Narciso Torrealba no le produce la más mínima preocupación la "plasta" de Maduro. ¿Se acuerdan de esta frase: "pusieron la plasta"?¿Sabemos el sentido de esta frase entre nosotros?

Esta enfermedad que suele verse en este segmento del chavismo, viene con una cierta alergia a la supuestas malas palabras y esta alergia, hace que algunos maduristas escupan o espumajean para arriba y la espuma -la saliva- le cae en la cara. Decidí usar espumajear en vez de escupir y glúteos en vez de rabo, porque entiendo, que así le suena mejor al sifrino de Narciso. Rabo en el oído del sifrino Narciso, debe oírse horrible.

Hace uno días, Narciso Torrealba escribió casi indignado un artículo, cuyo argumento fue desacreditar la crítica por las malas palabras. A este escribientes le incomoda la crítica, siempre y cuando él no la haga. La única crítica permitida es la que él puede hacer. Se irrita por las críticas que le hacen al "socialista" y "obrero" Maduro, pero el viví casi siempre de la crítica. Su afán es criticar a los que critican al "obrero" y "socialista" maduro. Esa crítica si es buena. https://www.aporrea.org/medios-alternativos-y-comunitarios/a283075.html

¿Mentira?

Antes de poner en claro, el arete de la crítica Narciso, revisemos un poco, cómo esto de las "malas palabras", es prácticamente una gran institución "cultural" de la burguesía venezolana. Esta institución tan añeja, es la responsable de sacar la palabra "carajo" de los textos de historia de Venezuela. No voy a fastidiarlo con muchos detalles. Uno es suficiente.

Los historiadores sifrinos de este país, decidieron por su cuenta y según su interés, colocar en los textos escolares de historia, la frase: "Vuelva caras" en vez de vuelvan carajos. Cara es un poco más cónsono con el refinamiento propio de la élite. Aceptaron a Paez y después lo adoptaron, pero jamás aceptaron su "carajo". No era una frase cónsona con el pedigri burgués.

La élite burguesa venezolana se horrorizó, en una oportunidad, cuando Chávez utilizó la palabrita "plasta" para decirle a lo magistrados de TSJ, la cagada que habían puesto por su decisión. La palabra "plasta" que Chávez uso en un momento, sonó para algunos sifrinos como vulgar y grosera y lo fue, porque Chávez efectivamente pretendió decir, que los magistrados de esa época había puesto una cagada por la decisión que tomaron y que todos recordamos.. Por supuesto, cagarla es cagarla.

Si Narciso Torrealba oye o lea ahora esta palabra -plasta- en un artículo o en un audio de Amaranta, muy delicada y tiernamente se llevara su mano a la boca y exclamará: ¡oh, que chusma! Narciso, aún con la mano sobre su boca, moverá muy duramente su abanico para pasar el vaporón.

Narciso no acepta por grosera, que Amaranta diga que imaginariamente el padre Virtuoso soltó un polvito en sueño. Probablemente suene más musical en el oído de Narciso, si Amaranta hubiese dicho que el padre Virtuoso eyaculó precozmente en un sueño. El polvito imaginario de Virtuoso, le sonó grosero a Narciso Torrealba, pero el hambre parejo que vive el pueblo venezolano no es una grosería de Maduro y menos un error de este "obrero". El hambre parejo, es como una bendición de Maduro.

Tomen cualquiera de los artículos que este señor ha escrito contra Amaranta y notaran, que ninguno ofrece una opinión sobre los criterios o los comentarios que frecuentemente expone Amaranta Rojas en sus artículos. Narciso va contra la persona Amaranta. Ya como este argumento se le está agotando, Narciso optó por los errores ortográficos.

A Narciso le incomodan los errores ortográficos de Amaranta, pero los errores de Maduro le saben a plasta. No tienen ningún sentido e importancia para Narciso, los errores de Maduro, porque esos errores, según uno entiende no perjudica a nadie. Los de Amaranta si perjudican a más del 80% de la población venezolana, que no pueden comer por esos errores de Amaranta. Narciso critica a la amiga Amaranta, pero a Narciso le molesta que le critiquen al "socialista" que está acabando con la esperanza que sembró Chávez. Amaranta ni le hace caso a Narciso en sus críticas porque entiende que es su derecho a opinar, pero se molesta mucho, si Amaranta critica al "socialista" y "obrero" Maduro. Amaranta le entra duro al gobierno "socialista" de Maduro y a la oposición. Esta camarada es de la idea, que el gobierno "socialista" de Maduro y la oposición apátrida, son uña y carne.

Ahora mismo, cuando estaba redactando este artículo, leí uno de José Sant Roz. El en el título de ese artículo puede sonarle grosero a Narci. Ahora mismo, me imagino Narci, dándole julepe muy duro a su abanico para bajar el vaporón y diciéndose: oh Sant Roz, que chusma eres. ¿oh Sant Roz, ciaste bajo. En el artículo Sant Raz llamaba hijo e puta a una persona que menciona en este artículo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 764 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a283144.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO