La cagada que se echó el pobre Apascacio

Está anécdota, increíble e indigerible, en un país de políticos "encojonaos", mientras están en el poder, (como el nuestro) circula por las redes. El Tal Cucho Berbín, de puro metiche y malhablado que es, se ha tomado el trababo de comentarla. Dado que la anécdota es, como dicen los gringos "too good to be true". Es decir: "demasiado chévere para ser cierta".

Eran las 12 del mediodía de un 17 de marzo de 1.980, en La Esquina de Sociedad, en el corazón de La Avenida Universidad de Caracas, un escolta presidencial trató de detener el tráfico –irrespetando el semáforo- para darle paso a la caravana oficial donde venía el presidente de la República, LUIS HERRERA CAMPINS (El Gran Deglutidor Compulsivo de Torontos).

Un agente de la Policía Metropolitana que dirigía el tránsito en ese lugar, llamado APASCACIO MATA, se lo impidió.

¡Deténganse… paren! … ¡Paren, el semáforo está en rojo! ¡ El paso es para los peatones ¡ -le dijo Apascacio al escolta (jalabolas como todos ellos los escoltas; y agresivos con los transeúntes cuando cuidan mandamaces).

El escolta presidencial, con voz altisonante (este "altisonante" debió haber sido una catajarra de expresiones groseras, pues así se expresaban los guarda-espaldas de La Cuarta) le grita al agente: -¡Chico…Quítate… ¿ Tú no sabes quiénes somos ? Ahí viene el Presidente (obviamente Apascacio no había visto la prominente, convexa, bien mantenida y esferoidal panza presidencial).

-"Ustedes son los primeros que deben cumplir la ley"- le dijo Apascacio, sin perder la compostura (difícil de creer que, en La Cuarta, cuando por cualquier pendejada te arrecostaban un sopla-mocos, Apascacio "no perdiera la compostura"; a estas alturas de la historia, ya no es Apascacio, sino una suerte de Rambito Vernáculo).

La comitiva oficial y el presidente Herrera tuvieron que esperar la luz verde semáforo (¿Esperar la luz del semáforo Un Presidente? ¿a sí mancitos? ¿No había cosas de suprema importancia que atender? ¿Qué mangüarero raroso era ese, jah? -Jajajaja!: Yo te aviso, Chirulí ) para poder pasar; no obstante El Presidente se dio cuenta del incidente.

Pasada una semana de lo sucedido, el director de la PM manda a llamar a Apascacio y le dice: ¡PREPARATE, NICHE! ¡’Tas metío en sendo peo! ¡Creo que estas "bota’o" y a lo mejor vas preso, por bocabierta, ADECO y necio! El presidente me pidió el nombre del funcionario que DETUVO su caravana. A los días le llegó a Apascacio una invitación especial para almorzar con el primer mandatario (¿r?), acto en el cual fue CONDECORADO (Esta vaina, -¡fuetes a locha!- como que fue escrita por un tarifado plumífero copeyano miraflorino)

Mayor sorpresa se llevó Apascacio cuando El presidente de los EE.UU. Jimmy Carter, lo invitó en 1.981 a la escuela de policía de Nashville, Tenneesse. Y fue homenajeado en lP Casa Blanca, donde compartió con Carter. En 1981 ganó el Miss Universo Maritza Sayalero y lo designó como escolta personal (Ooootra cova más… ¿Y cómo es que esta historia nunca apareció en La cuarta; por poco dicen que -¡Jajajaja!- Maritza Sayalero se llevó al niche a mimarlo en un chinchorro en su quinta)

Apascacio Mata, jamás fue amonestado, nunca faltó al trabajo (¿No se echaba palos? ¿Era evangélico? Tombo vernáculo que no raja caña es harto sospechoso). Se convirtió en un ejemplo para la ciudad. Infundía respeto. Reprendía a todos los violadores de la ley. No se le salvaba nadie: ni diputados, ni senadores ni el mismo presidente (*). Ayudaba a los niños y ancianos a cruzar la calle, impuso a los conductores la regla de pararse antes del rayado.

(*): Como fábula de corte y estampa "Esopina", funcionaría a la perfección. Pero … ¿Nunca se topó El Tombo Apascacio con un diputado como "Nido de Palomas" (alias Henry Ramos Allup)?. En mi disco duro externo tengo un videíto de Ramos, El Blanco Dinosaurio Cuaternario. Llega a Margarita y los guardias nacionales del Ferry osan detener `por muy breves instantes la camionetota super recontra lujosa donde él viaja. Pues, él se baja, cual zafio de barrio-bajero, y comienza ¡muy amablente, pues! a llamar a los guardias CABRONES. Y no contento con ello: le manda , mediante ellos, un mensajito al gobernador de Nueva Esparta. –"Díganle al gobernador que él es El Primer Gran Cabrón de Toda La Isla; que se lo mando a decir yo: Henry Ramos Allup". Fue aplaudido y ovacionado por un grupo de escuálidos de los que se quejan de la crisis, pero les sobra real para malbaratar en La Isla de Las Perlas. Hizo una venia, sacó a relucir su risa de vieja gazmoña, como todo Un Rock Star de El Discurso Cloacal y Burderil. Después se montó en su camionetota mamarra. El video que reporta el hecho -y que fue subido y viralizado inmediatamente en You tube- fue tomado, por uno de sus secuaces, desde el interior del automóvil. Lo que prueba -¡obviamente!- que Henry Ramos Allup, viajaba como todo Un Macho Cuatriboliao, dispuesto a humillar, gracias a su poder, a cualquier funcionario que se le atravesase. Un incidente muy parecido protagonizó, pocos días después, el mismo político, a la entrada de un famoso túnel en la ciudad capital. También fue grabado por sus cachafaces y güataneros. "Guapo y apoyao", El Vejestorio Añejado, pues.

reskindolio2017@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2102 veces.



Cruz Berbín Salazar


Visite el perfil de Cruz Berbín Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a270104.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO