¡Récord!: la adecada más grande del mundo

Hace cuarenta años, Carlos Andrés, presentó al Sistema de Orquestas Juveniles con una orquesta inmensa en el Aula Magna, creo, no recuerdo bien, pero lo que sí no se me olvida es que había tantos jóvenes en el coro que muchos conversaban entre ellos, igual pasaba en la sección de violines y otros rincones. En esos años la pericia de los músicos no era tanta, así que las notas salían a empujones y encontronazos navegando en éter acordes raros, descoordinados, desafinados, y todo por querer impactar a la vista más que al oído de las personas: una "adecada" más, a lo que nos acostumbró entonces el "partido del pueblo"

Hoy los titulares de prensa cierran un ciclo, y el Sistema de Orquestas lo cierra también con la Muerte del profesor Abreu: "Venezuela impuso récord mundial al ofrecer concierto con 10.701 músicos en escena. El sistema venezolano también se convirtió este sábado en el único en su tipo en el mundo en acoger a un millón de jóvenes"

Leyendo el relato verdaderamente dramático de Rosa Natalia "Faltó Dudamel en el Poliedro", despertó en mi memoria la impresión que me causó a mis 17 años, cuando fui testigo de aquel despelote del Aula Magna, del original (si es que no hay otro más abajo, digamos que en tiempos del ilustrado Guzmán Blanco). En aquel momento, el esfuerzo del maestro fue arduo y quizás no se merecía tal humillación, pero también el suyo fue convertido en vanidad politiquera, la cual además cumpliría su propio ciclo en "La Coronación" del segundo mandato del Carlos Andrés Pérez, en 1988.

Para quién piense que en este país no se siguen las tradiciones, los personeros del gobierno "neo adeco" de Maduro han divulgado que en Venezuela "rompimos un nuevo record mundial" al albergar en el Poliedro de Caracas más de 10 mil niños, tocando música. Claro, igual lo hubiésemos roto (o lo hubieran roto) si estuvieran ahí presos, o castigados; y ellos lo saben, no creo que escucharan con atención el concierto; la imagen, confesado por el mismo presidente, era inaudita, impresionante, ver tantos jóvenes reunidos en un espacio cerrado.

Nosotros creemos que este es un record miserable, un acto de vanidad innecesario, de politiquería barata, manipulando una organización eficiente ( sin entrar en discusiones de almohadas) para fines fútiles y despreciables, como lo es ganar estas elecciones. Un homenaje verdadero al profesor Abreu hubiera sido nombrar a uno de sus maestros-alumnos músicos, a un hombre o una mujer con experiencia, hoy perfectamente de 60 o más años, presidente de la Fundación de Orquestas Juveniles, y no a Delcy Rodríguez, quien ostenta el récord nacional, quizás mundial, como la funcionaria con más títulos de dirección en cinco años, acumulados en una corta vida; una megalómana (no melómana) ambiciosa, que no debe saber mucho de orquestación y de organización de orquestas, y mucho menos de conseguir el dinero necesario para que tal sistema funcione "correctamente", y menos para la formación del espíritu, considerando la aversión del madurismo por el conocimiento, el estudio y las ciencias. Pero sí es buena en sumar militancias a su partido de "Movimientos de movimiento" Somos Venezuela: ahora va por uno de ellos.

Nosotros, sin embargo, le ofrecemos una listas de records "rompibles" a los Darío Vivas, a los Ernesto Villegas, a los Elías Jaua, en fin al gobierno de Maduro, a saber:

Récord mundial de erradicación del hambre; de conservación de la naturaleza; de desarrollo tecnológico para la producción de alimentos y medicinas; de solidaridad internacional; de higiene y limpieza pública; del sistema de salud pública más eficiente y masivo del mundo; record en escolaridad infantil 0 sostenida por cinco años o sea el único país del mundo sin niños de la calle; el país con más salas de teatros, escuelas; universidades, hospitales; con la atención más segura del mundo a la maternidad; con el sistema de transporte público más completo del mundo; con menos vehículos particulares en la calle; con menos contaminación por dióxido y monóxido de carbono; con las mayores fuentes de energía limpia en el mundo; y con la economía más racional, humana y socialista del mundo.

Escoja presidente cualquiera de estos récords y rómpalos. Eso sí, sin hacer tanto show y sin sacrificar a nadie, sin hacerse tanta publicidad, sin aprovecharse de nadie para competir en unas elecciones de pinochos, de aprovechadores oportunistas; rompa alguno de estos récords y nadie le negará méritos, solo ¡quédese tranquilito! Paro para apilar 10 mil niños en esas condiciones, sin previsiones, sin comodidades, de forma improvisada y oportunista, no hacía falta ponerlos a tocar, igual los hubieran convocados y le ofrecen una comida y les da las gracias, y de seguro también se rompe un récord, como si los hubieran desnudados, igual, eso del record es una perfecta idiotez de borrachos, el nacionalismo falso y patriotero que rompe récords en los botiquines, sin importar de qué rompan.

Venezuela, en estos cinco años, de seguro debe haber roto algunos récords, pero nadie los toma en cuenta, como es el records mundial de empobrecer a un país en el menor tiempo posible; o el de la híper inflación más escandalosa después de aquella en Alemania, luego de la primera guerra mundial; o el del país que produce la misma cantidad de oro que de hambre; o el único país con dos Asambleas Nacionales, las cuales ninguna sirve porque se anulan mutuamente; o el del gobierno que menos gobierna en el mundo y su alrededores; o el de tener los empresarios más parásitos de la Tierra; la mayor cantidad de políticos idiotas; de delincuentes (de cuello blanco y de cuello sucio) per cápita ¡Una apuesta a que Últimas Noticias no sabía de estos records!?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 809 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a261724.htmlCd0NV CAC = Y co = US