Seniat tiene la culpa: El sector comercio nos roba hasta el IVA

Esta derrengadura económica en el fin del difícil año 2017 donde los altos precios se suman a unas colas inmensas para pagar electrónicamente, para luego mostrarle al comprador un ticket con el cual se quedan los comerciantes y en ese pase el siguiente nos olvidamos que deben emitir una factura legal, y los grandes carajos terminan quedándose con el IVA ante la ausencia de evidencia. Hoy lo viví, comprando unas golosinas, cientos de clientes antes que yo pagaron incautamente sin recibir factura en un comercio regentado por chinos. Al reclamar la factura y el olvido que tuvieron con los otros clientes, el joven chino se dio la tarea de emitir una factura de caja con mis datos, se estaban apropiando de más de 10 mil bolos, que son para engrosar las cuentas fiscales del Estado, con las cuales se pagan luego nóminas y servicios de alta prioridad para los ciudadanos. En cien clientes de modestas compras le roban al Estado un millón de bolívares para su feliz navidad.

Esto no sucediera si el SENIAT mantuviera un control directo y una supervisión continuada sobre esas sabandijas de lo ajeno y de lo público que se agarran el IVA. La recaudación de este fin de año de altos precios en productos no exentos, bien pudiera haber significado un incremento del 25 % de la recaudación total, aún descontando el beneficio de tres puntos otorgado por el gobierno en los pagos electrónicos. Yo se que reclamar esto significará que se diga que son los contribuyentes los que deben exigir la factura, cuando en realidad la ley establece que son las empresas quienes deben emitir la factura. Los ciudadanos somos incautos, víctimas de ese robo descarado, a sabiendas que el fenómeno de la contraloría social murió cuando fue imposible detener los robos de CADIVI, de PDVSA y de todos los ministerios, gobernaciones y alcaldías, que consideraron la función contralora de la sociedad contraria a la revolución, porque era utilizada para socavar el gobierno.

Después del debacle del camarada Vielma Mora en Táchira después de una gestión muy complicada tratando de controlar con procedimientos que no lograron evitar la descapitalización del país con la fuga de productos y bienes esenciales, añoramos la gran gestión realizada por éste en el SENIAT durante el gobierno del Comandante Chávez. Valdría la pena valorar si un retorno a estas funciones puede ayudar a nuestro gobierno a enderezar las patas de las finanzas públicas logradas a partir de los impuestos… y de paso redimir la coñaza electoral recibida hasta en los más recónditos pueblitos tachirenses.

Momentos de crisis como estos, cada locha cuenta, cada ingreso fiscal es importante para paliar la crisis. Es una de las guerras que podemos ganar y en paralelo con otras instituciones ordenar precios y revisar las cuentas de los puntos electrónicos, los volúmenes de ventas y el tamaño del robo del IVA, y… ¿el castigo?

Después de estas fiestas, viene el año 2018 con la esperanza de incrementar la eficiencia de los procesos del Estado; si lo hacemos bien, los resultados políticos serán saludables y favorables a la revolución.

¿Cuándo empiezan?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2876 veces.



Miguel Mora Alviárez

Profesor Titular Jubilado de la UNESR, Asesor Agrícola, ex-asesor de la UBV. Durante más de 15 años estuvo encargado de la Cátedra de Geopolítica Alimentaria, en la UNESR.

 mmora170@yahoo.com

Visite el perfil de Miguel Mora Alviárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: