Presidente obrero: La arepa es venezolana

¿Sabía usted Presidente Nicolás Maduro Moros, que la arepa es el símbolo más antiguo y característico de la venezolanidad?

La arepa es el manjar que al venezolano nos gusta comer a diario.

Es alimento de ricos y de pobres, de jóvenes y de viejos, de flacos y de obesos.

Hay arepas en Colombia, Miami, Madrid; pero en Venezuela no hay arepas por ninguna parte, siendo la arepa el alimento más antiguo; alguna vez, consíguemos la "harina-Polar-arepa" con los bachacos, a Bs. 12.000 cada/kilo.

La arepa es, salvo la parte norte de Colombia, privativa y única de Venezuela. El pan de maíz, aunque se come en toda nuestra América, sólo se come en forma de arepa en nuestro país.

Si estamos ahora en plena búsqueda de nuestra identidad nacional, reparemos entonces en este alimento que nos identifica a los venezolanos por su atracción irresistible hacia ella. No sólo es interesante medir la extensión e intensidad de este aspecto de nuestra cultura. Cultura es todo lo que produzca el pueblo: llámese obras de arte, costumbres o hábitos alimenticios. No sólo debemos fijar nuestra atención en la importancia que la arepa tiene en la vida de los venezolanos, sino en la antigüedad de esa actitud.

Observen lo que dice el "Tirano Aguirre" a sus marañones —según refiere Casto Fulgencio López— cuando está a punto de sucumbir a las embestidas de los venezolanos: y por amor de Dios les suplico, no permitan que seamos vencidos de esta gente de cazabe y arepa… Esto sucedía nada menos que en el año de 1561, a treinta años apenas de haber nacido Venezuela al mundo occidental. El "Tirano" había estado en Margarita, Borburata, Valencia y Barquisimeto…

La sagacidad característica de Aguirre, aunque lo dice en forma despectiva, percibe que la arepa es un rasgo distintivo de los venezolanos, hasta el punto de llamarnos, a falta de mejores caracteriscas "comedores de arepas".

—Comandante Chávez era Presidente, había "harina-pan" por todas partes.

¿Qué le parece a usted, Presidente Nicolás Maduro Moros?

—La arepa merece un monumento…

—Yo la montaría en la punta de un obelisco… Lo que realzaría su valor, porque la verdad es que están carísimas…

La arepa como unidad monetaria tendría muchas ventajas: aumentaría el circulante: por miedo de los bancos a que se les pongan piche; y frenaría de inmediato la fuga de divisas… Porque ¿a quién sino a nosotros le interesa la arepa?...

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 450 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /contraloria/a252476.htmlCd0NV CAC = , co = US