Dónde están las monedas y billetes nuevos

Suspendieron las Guarimbas quema gentes, saquearon la banca privada; esta, comprometida culposamente por la ineficiencia de Sudeban; , no impidieron la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC); los precios siguen subiendo, y la impunidad sigue campeando al punto de que no se castiga ni siquiera a los antipatrias descaradamente orgullosos de serlo al descubierto. ¿Por qué se acabaron las guarimbas que-parce racional-deberían haber seguido con mayor fuerza?

Mientras se realizaron las guarimbas quema gentes, el gobierno estuvo cruzado de brazos; inclusive, expuso a los militares a ser bañados con mierda, a ser golpeados e insultados sin derecho ni siquiera a su defensa personal.

Un análisis global de esas irregularidades de la oposición y la pasividad del gobierno tienen que necesariamente estar intercomprometidas como si de tratara de acuerdos solapados ante el pueblo.

Veamos: Durante el ejercicio guarimbero, curiosamente desparecieron los billetes y monedas del nuevo cono. El Bance Central de Venezuela tiene que explicar qué ha pasado con ese nuevo como, aunque ya es evidente que este banco tiene una alta corresponsabilidad en esa fuga de dinero que ya Empezó a aparecer hasta en cajas de madera orinales.

De momento, inferimos que esas guarimbas fueron un trapo rojo para el saqueo monetario.

La salida del gobierno fue la solicitud ante el Poder Originario para que este convocara la ANC, y así quedó convocada y elegidos sus diputados todavía en funciones sin que haya el primer delincuente político preso por aquellas guarimbas, de lo cual se viene responsabilizando al Poder Público y corrupto que ha sido objeto de algunas remociones sin llegar a la depuración total que semejante y podrido Poder tuvimos durante tantas décadas.

No obstante, al parecer, la ANC está resultando más retórica que práctica: continúa la importunidad, sigue la elasticidad judicial con los delincuentes, y los precios, lejos de bajar, suben y suben. Para cuando los regulen los poderes ya constituidos y no lo haga la ANC, ya habrán subido más.

Digamos que con al advenimiento de la ANC se logra la paz interna, es decir, el cese de las guarimbas, y a eso quedaría reducido el diálogo; ya la oposición logró su objetivo de fondo: saquear la banca y dejarnos sin circulante. Esto explica la concurrencia aparente de 2 conos paralelos, sólo que el viejo cono carece de poder adquisitivo frente a los elevadísimos precios de los bienes de la cesta básica que en principio son los más asequibles a las mayorías demográficas.

Sn embargo, curiosamente, el gobierno resulta ahora ser el gran invitado a dialogar, aunque en el exterior donde inferimos de ahora en adelante residirán los señalados como antipatrias.

De resultas, el gobierno acepta el diálogo en tierras extrañas lo que se estaría traduciendo en una suerte de borrón y cuenta nueva con la derecha delincuencial; así parece ser que el diálogo doméstico tan cacareado por el gobierno halla su máxima expresión en la paz lograda a cambio de impunidad, del saqueo monetario y del sacrifico de más de 100 personas. Ahora, que llegó la paz, todos van elecciones y no pasará de allí.

De esa manera al pueblo le preocupa que la impunidad debida a fallas del Poder Público sigue incólume, y de esa manera el gobierno termina otra vez atado de manos.

La extracción de los conos monetarios no funciona aisladamente, ella debe acompañarse de una inflación inducida, y así fue programada la suba continuada de precios de todas las mercancías, ante lo cual la respuesta gubernamental ha sido los ajustes salariales en un fallido intento por minimizar los efectos hambreadores de tales subas encarecedoras del costo de la vida.

Ahora podemos hilar constantes en las actuaciones de la derecha y del gobierno que configuran la presente crisis:

El primer rasgo común es la impunidad compartida por el propio gobierno que ha demostrado muchas fallas en el cumplimiento de sus obligaciones principales, tales como las contempladas en el Art., 236, # 1 y 8 (Constitución de la República Bolivariana de Venezuela). El gobierno arguye falta de diálogo y no reconoce que la derecha no quiere diálogo, sino la extinción del chavismo.

Otro rasgo compartido es la inercia demostrada por el Banco Central y por Sudaban ante las deficiencias actuales de circulante, una estrategia que es principalísima en la guerra que mantiene la derecha como fórmula eficaz para el agudizamiento de la presente crisis.

Veamos: Como ya presumimos que se llevaron el nuevo cono-así lo evidencia el corralito practicado por la banca tanto pública como la privada-, esto obligó al Banco Central a mantener vigente el viejo cono, y ahora no halla qué hacer con los billetes inservibles de Bs.F 20 y afines que carecen de poder adquisitivo cónsono con los elevados y crecientes precios de las mercancías, una deficiencia que fue la que obligó al BCV a la creación del nuevo cono.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 983 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía