Crónica sobre ladrones que dicen ser revolucionarios

Corrían los meses finales del año 1988 cuando Hugo Chávez visitó a Puerto Ordaz, siendo yo Director del diario “El Guayanés”, y me llamó un empresario para que acudiera a su empresa en la zona industrial donde tenía al Comandante Chávez, recién llegado de Cuba, en una histórica visita a Fidel Castro. Yo llamé a un fotógrafo y volé, prácticamente, hasta la referida empresa. La información era correcta. Allí estaba Hugo Chávez. El doctor Manuel Quijada, viejo amigo, desde los años duros de la década de los 60, formaba parte de la comitiva del Comandante. Me saludo efusivamente, me presentó a Chávez, a Nolberto Ceresole (dijeron que era asesor de Chávez), y un tal teniente Rafael Isea. Este sujeto fungía de ayudante de Chávez. En una segunda entrevista en la emisora Festiva 99.9 FM, unos meses después, también Hugo Chávez estuvo acompañado del teniente Rafael Isea.

Más tarde cuando Hugo Chávez alcanza la presidencia, a través del voto popular, el teniente Isea comienza a asumir poder, gracias a la confianza que depositó  Chávez en él. Es así como con el correr de los primeros años de gobierno revolucionario el flamante teniente es nombrado ministro de Hacienda y Finanzas. Tuvo bajo su control al famoso CADIVI. Y de allí saltó a la gobernación del estado Aragua, gracias a la popularidad de Hugo Chávez. Para ese entonces ya estaba contaminado. Chávez estaba informado, y a su estilo dejó que la investigación hiciera lo suyo. Chávez, en las últimas elecciones para gobernadores postulo en su lugar a Tareck El Aissami.  Isea oleó lo que se le venía encima y huyó, como suelen hacerlos los que tienen “rabo de paja”.

Se destapó la olla, cuando alzó vuelo. Y allá está en el imperio. Ganándose la buena pro de los enemigos de la revolución que están residenciados en Miami y otros lugares de los Estados Unidos. En otras, palabras: aquel teniente que se rasgaba las vestiduras como “revolucionario” se convirtió no sólo en corrupto, sino en traidor. En un vende patria, lleno de los dineros de los venezolanos que sustrajo en los cargos que le asignó el proceso liderado por Hugo Chávez.

DIAZ PLAZA: OTRO CORRUPTO

¿Quién lo iba a creer? Aquel mayor general llamado Hebert Díaz Plaza, también era un campeón en declarar  frente a una cámara de televisión. Se llenaba la boca con  mostrarle al Presidente Maduro las proezas que hacía en allanamientos a empresas que especulaban con los precios…“Adelante mi Comandante en jefe… Gracias mi comandante en jefe por haberme puesto donde hay”. Y cuando se destapó la olla de los tres ferrys chatarras adquiridos, inclusive, sin licitación, huyó a República Dominicana, de allí pasó a Panamá. Tal vez, en días, se instalé en Miami. Otro corrupto. Otro “revolucionario” que se rasgaba la camisa roja, rojita, y siempre aparecía con una gorra del 4F. Engrosa, este alto oficial, la larga lista de corruptos del proceso que lideró Chávez ayer, y Maduro, hoy.

LA IMPUNIDAD CAMPEA

Mientras no se aplique mano dura contra los corruptos, y sean apresados antes de que huyan, como unos cobardes y traidores, en esa medida la corrupción seguirá reinando en este país, donde se dice que estamos en una transición hacia el socialismo. Nadie se lo cree. Le permisividad es insólita en un gobierno revolucionario. No tardará en que reviente otra olla en Guayana. Se los aseguro. En la era de Chávez, cada vez que venía a Guayana, abría un chorro de bolívares y dólares destinados para la adecuación tecnológica y para cancelar pasivos laborales.  Con el presidente Maduro, pasa igual. Recientemente aflojó un dineral. Pero esos millones se esfuman sin que cumplan su cometido. Van a parar a manos de los corruptos y las mafias que existen desde tiempos inmemorables. Los corruptos se burlan de las amenazas que salen desde Miraflores. Todo lo contario, se multiplican. Hay corruptos como arroz. ¿Y la revolución? Bien, gracias. ¡Se cansa uno!

¡Volveré!

Puerto Ordaz, 27 de abril de 2015.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4633 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a206768.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO