Corto, claro y raspao 23

Se desató la cacería de corruptos en China y en Venezuela siguen gozando una bola

A) Atención Presidente Nicolás Maduro: el señor Xi Jinping, el mismo que estuvo recientemente visitando al país, y que estuvo en el Cuartel de la Montaña. Ese mismo que avala los préstamos para Venezuela. Heredero de Mao, en el sentido político. En fin, Presidente: Xi Jinping, ha ordenado una acción demoledora contra los corruptos, a todos los niveles: altos jefes policiales, ministros, altos funcionarios de empresas estatales, burócratas de la política, etcétera. No se está salvando ni el gato. Ni siquiera los altos jerarcas el Partido Comunista Chino. Sobornos, sexo, asesinatos, mujeres y dinero. ¡Carajo, que barbaridad! Pero al menos el Presidente Chino dio un paso importante, en contra de la corrupción. El pueblo, el verdadero pueblo chino está arrecho. Observa que unos pocos, enchufados en el gobierno se están poniendo buchones, mientras crece la desigualdad en la población. (No lo estoy inventando. Lo afirman las agencias de noticias).

B) Presidente Nicolás Maduro: ¿usted no cree que ha llegado el momento en que se debe emular a Xi Jinping? En esta cacería pareciera que no hay intocables. Pero en Venezuela los hay. La corrupción generalizada le está haciendo un daño a su gobierno y al proceso revolucionario. Recién asumido su alto cargo, como Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, usted dio un primer paso aleccionador. Le gustó al pueblo. Me refiero al caso de la empresa Ferrominera Orinoco. ¿No serían chivos expiatorios estas personas para dar la sensación que venía con todo contra la corrupción? ¿Serán todas estas personas privadas de libertad responsables de lo que se están acusando? No soy abogado. Pero observo. Percibo la realidad. No soy olvidadizo. La bandera más fuerte que enarboló en su primera campaña electoral, el Gigante Hugo Chávez fue, precisamente la de acabar con la corrupción. ¿Y qué ha pasado?

C) Hay más corrupción que en la IV. Da pena decirlo. No estoy exagerando. Esto lo sabe todo el mundo, incluyendo, como es lógico, nuestro Presidente. ¿Entonces? ¿Qué espera usted, señor Presidente Maduro, para emular a Xi Jinping? Allá existe un partido que se hace llamar comunista. Por ende, el gobierno es comunista. Aquí hablamos de socialismo. De hecho tenemos el Partido Socialista Unido de Venezuela. Está en el poder. Por ende, el gobierno es socialista. La corrupción no tumba gobierno, pero lo debilita. Poco a poco, una gota de agua golpeando sobre un mismo punto de una roca, al final la revienta. Como la soga de Alí Primera. ¿Sí o no? Me voy de frase: “Blanco o negro (rojo,rojito) lo importante es que el gato cace ratones” (Felipe González). El paréntesis (rojo, rojito, es mío)…Chao. ¡Volveré!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3217 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a192688.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO