La guerra económica y el pueblo contra el pueblo

La burguesía antinacional, en complicidad con el imperialismo estadounidense, adelanta un despiadado golpe económico contra el pueblo y el gobierno venezolanos con el objetivo de crear condiciones de desesperanza en la población como una forma de inclinar la opinión política de la ciudadanía hacia las candidaturas de la oposición en los próximos comicios de diciembre.

El golpe se ejecuta de manera sistemática con todo el apoyo mediático y con la incorporación intensa de las redes sociales de comunicación que difunden rumores de desabastecimiento para propiciar compras nerviosas y simultáneas. El objetivo es claro y perverso, de lo que se trata es de que la gente piense que no se consigue ningún producto y compre nerviosamente entrando en una fase de histeria y desesperación ante la supuesta escasez. Sin embargo, la mayoría de los que dicen no conseguir nada, tiene acumulados en su casa gran cantidad de productos con los que pudiera resolver el consumo relativo a varios meses.

Otro componente que forma parte de este plan es la progresiva especulación por parte de los comerciantes que caprichosamente aumentan el precio de los productos sumándose a los agresores económicos del pueblo.

Hay quienes intentan banalizar el tema del golpe económico y tratan, de manera simplista e interesada, de hacer ver que la situación es culpa del gobierno, cuando lo que realmente ocurre es que es una situación artificial montada desde laboratorios especializados en tales temas, desde los Estados Unidos.

Es fundamental que el pueblo, es decir, gente como usted y como yo y como su vecino y el mío, resistamos la arremetida de los golpistas y los especuladores y no caigamos en su trampa. Es vital que dejemos de comprar más productos que los que necesitamos consumir habitualmente, porque esa búsqueda frenética de tales productos es precisamente la que contribuye a agotarlos por someterlos a una demanda desmedida. Usted no debe hacer caso a mensajes de ningún tipo que aludan a que ciertos productos no se conseguirán porque el verdadero objetivo de tales cadenas y mensajes es precisamente generar mecanismos colectivos de compras nerviosas.

Cuando decimos que el pueblo no puede convertirse en su propio enemigo es precisamente, porque sin percatarse, muchas personas hacen el juego a los golpistas al obedecer rumores y mensajes que los inducen a sumarse a cruzadas irracionales de compras nerviosas que agotan prematuramente los productos y contribuyen al enriquecimiento de los especuladores. Si usted es una de esas personas que tan pronto oye que no se consigue tal o cual producto sale corriendo a vaciar los anaqueles o así tenga la despensa llena de mantequilla le manda mensajitos a su pareja “si ves mantequilla me compras porfa”. Si usted incurre en tales prácticas entonces se ha sumado, sin percatarse, a la guerra contra el pueblo; es decir, contra usted misma y por tanto debe rectificar y parar de inmediato

Todos debemos sumarnos a enfrentar la agresión económica y a los enemigos del pueblo que hacen la guerra contra nosotros.

Todos debemos enfrentar al imperialismo estadounidense y sus lacayos ubicados en las cúpulas de las organizaciones de oposición.
No podemos permitir que ni hoy ni mañana nos derroten, no podemos permitir que en diciembre pisoteen los ámbitos del pueblo. Es imprescindible que todo el que se sienta chavista, que todo aquel que sienta a la patria en la sangre y en los sueños se convierta en un permanente activador político para que en diciembre triunfen los candidatos del PSUV y con ellos logre el pueblo una nueva definitiva victoria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2181 veces.



Miguel Mendoza Barreto


Visite el perfil de Miguel Mendoza Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas