Arena Política

El poder emborracha

El título viene a cuento porque recién hoy domingo en una emisora local, oí un programa con una agrupación musical llamada Desorden Público y uno de los temas interpretados era ese, El Poder Emborracha. Siento que de cualquier ejemplo podemos analizar algún tema importante, el que hoy nos ocupa es el PODER y… ¿será que emborracha?

Etimológicamente, como diría mi compañero de muchas luchas en el MIR, Rigoberto Lanz, se haya en latín en el concepto posere. Para Weber “el poder es la probabilidad de que un actor dentro de un sistema social esté en posición de realizar su propio deseo a pesar de las resistencias” Si combinamos el concepto PODER con otras acciones éste se complementa, por ej., Poder Absoluto lo que implica el tránsito al despotismo. El Poder Económico, busca hacerse de recursos para enriquecerse. El Poder Ejecutivo, representa a las estructuras del Estado. Ahora bien, esta trilogía de conceptos nos coloca en una definición terrible, hacerse del Poder de un ente gubernamental, y creerse dueño y señor de la cosa pública, disponer de los recursos a su antojo para, groseramente enriquecerse, es la peor de las miserias humanas. Ej. Tengo el PODER que el pueblo me dio por eso hago lo que venga en gana! Este sería el caso de quienes obtienen un triunfo y se transforman en autoritarios per se. Demuestran ser demócratas, revolucionarios, pero, se convierten en verdaderos rufianes. Son gente sin proyecto político de País, o de Municipio, aunque aparentan tenerlo.

Acompaño al Presidente Nicolás Maduro en su arremetida bestial contra la corrupción, venga de donde viniere, pero, si viene de los rojos rojitos hay que ser muy fuertes, intolerantes, implacables, porque, el nuestro es un proyecto político de Justicia y no se puede ser justo cuando se apropian de los dineros de la cosa pública, es decir, del pueblo al que se dice defender. Siento que una de las conductas más oprobiosas es el de la CORRUPCIÓN, por eso el inolvidable Ché Guevara, hombre íntegro en todo el sentido de la palabra, revolucionario a toda prueba afirmaba, “entre revolución y corrupción hay una contradicción”, “aquel que roba deja de ser revolucionario”. Nosotros, los revolucionarios de conciencia no podemos TOLERAR acto de corrupción alguno, si nos robamos UN BOLIVAR dejamos de ser revolucionarios!

Para que Nicolás tenga éxito en su política anticorrupción se hace necesario implementar nuevos mecanismos probatorios, deben ser mas sencillos y obviamente disponer en el Poder Judicial de gente proba también dispuesta a trabajar en la transparencia de la gestión pública. Claro, la oposición no tiene ninguna intención de aprobar esta política, no solo por la sicomania de oponerse a todo sino porque varios de sus gobernadores tienen las barbas en remojo, entre ellos el ex de aquí de Carabobo Salas Romer (o Feo, no sé).

El caso de la Alcaldía de Valencia me produce una profunda vergüenza, pues, fui uno de sus artífices para conseguir ese triunfo que tanto nos costó. Dirigí la Comisión de Enlace que recibió de manos de Paco Cabrera el Gobierno Municipal y luego fui su primer Director General, por eso me veo obligado, en el marco de la discusión sobre la Ley Habilitante solicitada por el Presidente, a tocar el tema. Tenía 3 días en el cargo, recibiendo el Gobierno Municipal, cuando un empresario se me sentó en la oficina y me ofreció varios millarditos para que su empresa continuara con el contrato que estábamos dispuestos a revocar. Le dije que nosotros no habíamos ido allí a robar!, y lo saqué de la oficina como corcho de limonada. Luego me pidió perdón por su atrevimiento, “a mi edad, me dijo, usted me dio una lección”. Pocos días después me llamaron de un Banco de Caracas, donde la gestión que recibíamos tenía cuentas, para preguntarme quién iba a recoger el dinero de ese mes! Con razón, dije, que se buscan estos cargos y también se lo comenté al Alcalde Parra.

Lo que sucede hoy en esa Alcaldía, que como chavista me apena, pero, a su vez es la prueba más fehaciente de que sí es posible golpear duro a la corrupción, sólo aquellos que se dejan tocar por la codicia serán echados y tirados al basurero de la historia, pero, los buenos, que somos la gran mayoría tenemos que avanzar, apoyando a Nicolás, a Francisco Ameliach y a nuestro candidato Miguel Flores. La conducta del Ministerio Público es ejemplarizante, eso no hubiera sucedido en un gobierno de la MUD, sino hagamos memoria de aquel Ministro en el Gobierno de Luis Herrera llamado Vinicio Carrera, donde el mismísimo presidente lo fue a visitar a la PTJ y darle su apoyo moral.. O recientemente al lugarteniente de Henrique Capriles quien anda huyendo y tiene todo el apoyo de los amarillos. Aquí en Carabobo el Director General de la Alcaldía de Naguanagua, hoy prófugo de la justicia recibió todo el apoyo de su Alcalde, y entonces? El bochorno de la Alcaldía de Valencia, lejos de perjudicar a Miguel Flores, seguro estoy, lo fortalece, pues, Miguel no se dejará emborrachar por el Poder porque ya lo ha tenido y lo ha utilizado construyendo Patria! Así que el PODER EMBORRACHA A LOS ESTÚPIDOS!

El autor es: Sociólogo

alfonsomendezm@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1634 veces.



Ezequiel Aranguren


Visite el perfil de Ezequiel Aranguren para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ezequiel Aranguren

Ezequiel Aranguren

Más artículos de este autor