Profesores vagos recibiendo más de cien mi bolos y persisten en el ludibrio de sus cerebros caídos

Los chorrerones de plata ya se les están depositando a los vagos y contumaces profesores universitarios, y con la mayor insensibilidad del mundo estos sinvergüenzas están cogiendo para la playa, para engordar como cerdos y parecerse cada vez más a las charcuterías de sus propias obras, o para viajar para el exterior y regodearse con el desprecio que sienten a su país. Eso sí, dejando que los malandros emputecidos por el permanente show de las juergas de hambre, persistan en sus rochelas alucinógenas entre billetes verdes, componendas y bailantas. La carnavalada avalada por rezos siniestros y chanchoneos de la ultra-derecha.
Todos esos personajillos inmorales de FAPUV o todos esos reptores maulas y retorcidos, que nunca se han leído un libro, que son incapaces de redactar siquiera una carta, que fueron pervertidos estudiantes (copiones, falsificadores de trabajos o viles chuleteros), que no tienen ni idea de lo que significa investigar, que jamás se han pasado más de diez minutos en una biblioteca y cuya única pasión ha sido el dolo, el ardid, la trácala, la viveza miserable para medrar, el engaño, la turbidez en todo acto y negocio.
Así son las universidades autónomas en Venezuela. Y esas lumbreras que anidan en sus entrañas que tan bien disimulan sus talentos, no se quejaron por esos tres meses de vagancia de sus más connotados malandros, los cuales eran aupados en sus estropicios por monstruos como el Leopoldo López, el padre Palmar, el nuncio, la Conferencia Episcopal Venezolana, la zonza María Corina, el asqueroso mequetrefe del Leocenis García, el súper holgazán del Vilca y su par de la Gabi…
Venezuela sufre la más sangrante y estremecedor de todos sus traumas con esas universidades que deforman la mente de nuestros jóvenes, que estafan con sus befas y sus poses, que despilfarran a manos llenas los dineros del Estado y que trafican con los más sagrados valores de la patria. Malditos guiñapos que en cualquier país serio, el verdadero lugar que ocuparían sería la cárcel o el mayor desprecio de sus ciudadanos.
Cuándo veremos a esas universidades intervenidas para que se acabe tan descomunal y criminal estafa!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2158 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a170716.htmlCd0NV CAC = Y co = US