Mi terrible y corto empleo en INSAI Maracay

En esta vida que llevo de 53 años, me ha pasado de todo, en los empleos que he tenido, donde he trabajado en todo tipo de oficios desde conductor (chofer) hasta carpintero, pasando por recolector de dinero en peajes o empaquetador de medicinas, proveedor de PDVSA, gracias a ello conozco casi toda mi patria. En la última década, me propuse estudiar y me gradué de comunicador social, a la par de vivir matando tigritos haciendo de todo, desde pintar una vivienda, hasta cortar grama. Así, poco a poco, semestre a semestre, dictando clases de múltiples materias, he aprendido lo que me enseñaron las y los camaradas, profesores, en la UBV como comunicador social y no es otra cosa que ser bueno y rápido.

Últimamente, el tigrito al que le disparo, mientras ejerzo como docente en la Misión Sucre, es ayudando a un amigo de toda la vida, en su trabajo como proveedor de equipos universitarios para la educación pública y privada, donde a mi amigo le va muy bien, lógicamente por el crecimiento en la matrícula universitaria, en todos los niveles. Gracias a otro amigo de la juventud, pude entrar en un ente del estado, que se encarga de una labor tesonera, como tesonero es el increíble legado de Chávez. Así comencé el 27 de junio o mejor dicho, ese día entre en nómina, porque en realidad estoy trabajando en INSAI desde el 17 del mismo mes, sin cancelármelo.

Total que ya hace 2 o 3 años, casi ingreso a nomina, pero luego de entrevistarme con recursos humanos, me hicieron la prueba, consistía en hacer 2 notas de prensa, las cuales fueron publicadas en Semilla Socialista, pero a mí no me llamaron, más nunca. En el INSAI, todos los días hay una labor de muchas aristas, pues además de ser un ente del sistema agrícola, tiene que ver con la ganadería y todo lo referente desde vacunas, enfermedades, procreación, permisos sanitarios de todo tipo, guías de movilización y muchas cosas más, que ahora escapan de mi memoria. Siendo el comandante, su gran visión hacia Mercosur el que creo INSAI que ahora se hace verdaderamente necesario.

Pero, lamentablemente Siendo Maracay la sede del INSAI a nivel nacional; en mi dirección, la Oficina de Recursos Interinstitucionales (ORI) y al ocurrir cambios en INSAI, quedaron acéfalas varias direcciones y por ende se está creando un nuevo directorio, total que ya está conformado el equipo, lo único que a mí me toco la peor parte, al ser llamado a trabajar en INSAI y al llegar una directora de Caracas, que a la final no se empapa de las situaciones INSAI, por ser dueña de una productora de teatro, cine, tv o no sé qué; que viene una o dos veces de la capital; quede por fuera porque la directora, me botó, por “no cumplir el perfil” un perfil sin tiempo de prueba.

Antes de esto, al estar comenzando de cero, nos propusimos eficiencia, en la oficina entre todos, o sea, personal viejo, 4 personas jóvenes competentes y personal nuevo; este viejo que les escribe, por eso, al pedirme lo que fuera la directora, yo salía volando en mi moto, a cumplir no tanto por ella, sino por la revolución. Cuando le aconsejé que debía colocar un cuadro del presidente Maduro, porque brillan por su ausencia, me encomendó conseguir un afiche y montarlo en un buen marco y colocarlo para el directorio. De mi bolsillo pague y creo que me van a pagar, pero no sé cuándo. Además ella anda con un chef y guardaespaldas uniformado de verde, pero la cosa resultó poco socialista.

Si, poco socialista porque lo que prepara el chef guardaespaldas y novio de la madrina, es solo para las altas autoridades y mas nadie puede probar las artes culinarias del “multifacético ser”

Además, pequeñas cosas, como buscar un mantel para la mesa donde “ratatouille” preparaba las exquisiteces, un mantel rojo chavista, ni mandado a hacer. También en sus incursiones por Maracay, tuve que comprarle hielo a la jefa, Mariela Ovalles, la productora, de paso en su última visita, a una oficina, que debe tener alguien más competente, como director, tuve que ir nuevamente, volver a gastar mi moto, dejarla a la buena de DIOS, mientras le compraba junto a una amiga de la oficina, un casete para su grabador, nos dijo que se lo pariéramos, así lo hicimos. Al igual que en las guardias, me presté para buscar bien temprano a mis compañeros de trabajo.

La sorpresa me cayó este viernes pasado, cuando recibí, una llamada de recursos humanos, para decirme que según la directora Mariela Ovalles, la productora que aludí que no puede ser directora del INSAI y a la vez productora de medios, decidió, por que yo “no cumplo con el perfil” despedirme, sin hablar conmigo y sin dejar demostrar como periodista, mis conocimientos en el área, donde debes ser bueno y rápido y me dijeron chao, sin pensar en el gasto de la moto, en el gasto personal, sin pensar en el gasto económico, sin pensar en mis hijos menores de 4 y casi 6 añitos, sin pensar en lo útil que fui, para resolverle los problemas.

No le importó botarme, aunque yo puse a la orden, mi laptop personal y gaste mi ban o internet inalámbrico, ni el gasto del teléfono celular, nada, ella decidió así, pasando por encima de su jefe superior y pasando por encima del presidente del INSAI, Ing. Vladimir Córdova, quien me dio entrada como periodista y sin demostrar mi habilidad, por cierto a una directora que escribe ABRASOS, en vez de abrazos, me hicieron pasar un fin de semana terrible, porque no se pierde un buen trabajo todos los días y menos por culpa de una jefa que no da la talla, quizás se asusto, al pensar que más adelante, yo le tumbaría el cargo.

De manera que, el chavista hasta la médula, sale botado y se quedan un bojote de escuálidos y todo su sabotaje y su saboteo, como hicieron en las elecciones de Octubre, donde arrasó Chávez y las de Abril, donde ganó Nicolás. Fue un saboteo tan grande, que hasta se asustaron los chavistas del INSAI, aun así, vamos pa’ fuera los socialistas revolucionarios y continúan los apátridas de la oposición, casi que dominando este ente, que es también legado de Chávez y que ahora toma más importancia, porque somos presidencia de Mercosur, para surgir con la complementariedad y los valores socialistas que legó nuestro eterno Hugo Chávez.

NOTA en este momento espero un comunicado para ver si todavía puedo recuperar mi empleo. Ni siquiera me han dado, las gracias porque hay en INSAI un cuadro de Nicolás Maduro, Presidente de la República, parecen escuálidos algunos!!!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8819 veces.



Jorge Osorio Rojas


Visite el perfil de Jorge Osorio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a170406.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO