La impunidad y la especulación

La impunidad y la especulación continúan su avance inexorable y lamentablemente el gobierno sigue con el bla bla bla bla y no se vislumbran medidas claras para enfrentarlas. Eso de la contraloría social está muy bien en cuánto a las denuncias se refiere para ubicar a los especuladores, que por demás no se requiere de una exhaustiva investigación para ello pues la mayoría de los comerciantes lo son por no decir todos.Sin embargo está más que demostrado que no es suficiente. Igual sucede con las multas y los cierres de establecimientos, es más, acciones que para nada son nuevas.

Cuando en la cuarta república también en algunos casos se aplicaban estas medidas y ¿Han servido de algo cuando hoy en día la situación ha empeorado?. Según mi entender, la Ley de Costos y Precios Justos fue creada para que a partir de algo conocido como "Estructura de Costos", se establecieran márgenes de ganancias razonables para la comercialización de todos los productos, no solo para los de la mal llamada "Canasta Básica", precisamente para evitar la especulación. ¿Será que es muy difícil de entender o de aplicar eso de la "Estructura de Costo" y no lo entiendo, porque si partimos del principio de que todo y absolutamente todo lo que se produce y se comercializa requiere de un gasto determinado que es lo que se conoce como estructura de costo no se termina de implantar un sistema que adecue los precios dentro de esa metodología para al final determinar los precios.

¿Cuál es el problema para no hacerlo?. No creo que sea tan difícil, podría ser que al principio tenga algunas fallas, pero creando un organismo especializado con gente preparada y calificada para esas funciones seguramente se alcanzaría un nivel de rendimiento muy positivo, además de que si a los especuladores se le aplicaran medidas realmente drásticas como privación de libertad con condenas entre 1 y 6 años de cárcel dependiendo de la gravedad del caso, los especuladores se verían obligados a pensarlo muy bien antes de continuar con esas prácticas.

Por otro lado, sucedería algo similar con los acaparadores y los que provocan el desabastecimiento a través de leyes que ellos se vean obligados a respetar y cumplir. Igual sucedería con la impunidad, basta que se apliquen las leyes para que todos vayamos entrando por el carril y después no vayan a estar diciendo después que son perseguidos políticos. Ya esto cansa tener que estarlo repitiendo todo el tiempo que pareciera que nadie lo entiende, como diría Perucho Conde: ¡Coño!, "Ni que el pecho fuera de hierro y los lomos de algarrobo", ¡No joooda!...


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2130 veces.



Arno Rafael Martínez Ochoa


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: