Nicolás Maduro y Lorenzo Mendoza: ¿Cómo olvidarme del Alacrán?

En el momento en que redacto esta nota, aún no se tienen noticia del encuentro entre el Presidente Nicolás Maduro y el representante de la Polar. Supongo sí, que Lorenzo Mendoza sabe quién es y qué representa. Puede esta sintiendo, que este gesto del Presidente Nicolás Maduro es un claro reconocimiento a su poder. Eso puede estar pensando.

Desde este lado, es decir, desde el lado del proceso, tal vez sea prudente observar un poco los acontecimientos de ahora, pero a través del retrovisor y teniendo en la mente, experiencias muy conocidas en donde la producción y distribución de alimentos desempeñó un papel importante en el quiere de un proyecto político. Hoy, después de haber vivido la experiencia entre nosotros del 2000 y 2002, uno tiene que preguntarse ahora; cómo pudimos, sabiendo lo que nos jugábamos, haberle dejado a la POLAR todo el tiempo que necesitó para que se montara en una coyuntura y jugara fuertemente al golpe.

Subestimamos a la Polar y sobreestimamos pienso yo, la capacidad de PDVAL y MERCAL, que inicialmente fueron concebidos para salir de una coyuntura que la oposición se planteó y que en algún momento, era factible o muy factible, que la Polar como fuente financiera de la oposición y no por capricho, viniera con mayor fuerza.

Aunque a través de PDVAL y MERCAL, el gobierno ha desplegado un esfuerzo descomunal para afrontar lo que sabía que estaba en la hoja de ruta de la Polar, que en resumida cuenta, era proyectar en la mente de los venezolanos una idea de una Cuba que es otra cosa distinta; la situación luce para ellos ahora como favorable o un esfuerzo que abre las iniciativa de un golpe. Lorenzo Mendoza puede estarle recordando a los opositores permanentemente: Ahí tienen mi trabajo y mi concurso en la ruta del golpe.

No tengo en el momento en que redacto esta nota, la agenda y los posibles acuerdos de ese encuentro. Si alguna idea debemos aceptar ahora sobre este encuentro, es observarlo como iniciativa que en el mejor de los casos, cabe calificarla de negociación y es bueno tener claro el significado o la señal de esto. El encuentro es con Lorenzo Mendoza e independientemente de los resultados de esta iniciativa emprendida por el Presidente Nicolás Maduro, no es malo saber que la reunión es con este señor.

Supongamos, que Lorenzo Mendoza acepte y diga frente al país que viene dispuesto a colaborar. Supongamos además, que a esa frase le agregue; vengo dispuesto a colaborar como siempre lo he hecho. Supongamos que él lo diga, pero supongo que no tenemos que confiar, porque confiar en una declaración de este tipo, es creer que Lorenzo Mendoza no es lo que es: El dueño de la polar y que sueña y apuesta a ser un actor de influencia en la política venezolana.

Nicolás Maduro está haciendo lo que debe hacer. Viene dando una demostración de dialogo y este encuentro con el dueño de la Polar es una contundente demostración hacia el dialogo. Hasta ese paso, reconozcamos que se está trabajando como se debe y si Lorenzo Mendoza, como representante de la Polar, muestra ser receptivo a colaborar y deja de apostar al golpe controlando la producción y distribución de alimentos, anotemos es hecho como positivo, pero no debemos confundirnos y no sería una locura pensar que en el mundo exista otro Lorenzo Mendoza. Es decir, mientras lleguemos a ser efectivamente independiente y con plena soberanía alimentaria, yo buscaría mientras tanto otro alacrán y me olvidaría de servir de rana.

marcano.evaristo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4640 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a165804.htmlCd0NV CAC = Y co = US