La especulación

Perdonen que insista tanto en el tema de la especulación. Uno de los compromisos más fuertes que tiene la revolución en esta hora, es una lucha seria en contra de este flagelo.
No se trata del gobierno enfrascarse en una competencia los privados. La solución no está en que el gobierno venda más barato que los comerciantes privados y permitirle que ellos establezcan los precios que a ellos les sale del forro colocar a los productos. Esa no es la manera de enfrentar el abuso y el antiparabolismo de estos señores. Lo más grave es que los pequeños comerciantes han ido sumándose a esa práctica porque ellos mismos son víctimas de la especulación y ¿Cuál es la manera de ellos protegerse de la misma?, pues, aprovechando y también colocando los precios que a ellos más le convengan, así de sencillo.

Ayer por ejemplo con respecto a la nueva ley que habrá de regular los precios de los vehículos (vulgo carros), escuché al diputado Julio Chávez decir cosas que realmente me parecen insólitas. Dijo el diputado refiriéndose a los dueños de concesionarios que la mayoría son unos vagabundos que reciben dólares preferenciales y después negocian a dólar a 20 bolívares. En principio quiero recordarle al diputado Chávez que él no debería hablar de "dólares preferenciales" en virtud de que en Venezuela no existe esa figura de "Dólar Preferencial", que recuerde que "RECADI" hace rato que desapareció y que cuando él emite ese tipo de opinión, de alguna manera le está otorgando carácter de "legalidad" al mal llamado "dólar negro". Por otra parte habló de que en Colombia, Argentina incluso los Estados Unidos, el márgen de ganacia está establecido entre un 8 y 10% y que aquí en Venezuela hasta se les ha permitido hasta el 30% y con todo y eso venden los carros con sobreprecios de 300 y 400%. Es decir, ellos saben que los dueños de concesionarios son unos vagabundos y sin embargo se les conceden privilegios que bajo ningún respecto se debería.

Es algo así como que el gobierno, sabiendo que los pranes de las cárceles son unos asesinos sin escrúpulos y sin principio, les aceptaran sus condiciones y privilegios para que se porten bien; ¿Qué es eso por favor?, si se sabe que las ganacias del 8 o 10% de estos tipos son razonables ¿Por qué se les va conceder que se ganen el 30%?, ustedes me van a perdonar pero eso no tiene otro nombre sino cabronería. Por otro lado seguimos viendo como los precios continúan su ascenso inexorable y no hay quién le ponga coto a esa situación, un Kg de pescado 135 Bs., un pollo 74, 50 Bs., una chuleta de cerdo 21 Bs. y así sucesivamente y veremos como estarán esos precios dentro de dos meses o tres meses y después algún alto funcionario del gobierno saldrá diciéndonos que la inflación de enero fue de menos del 1%, yo te aviso chirulí y a las pruebas me remito vaya y compre ahora y guarde la factura con los precios de los productos y los compara dentro de esos dos o tres meses y después hablamos. Y estoy hablando de la especulación nada más, no he tocado el "fenómeno" del "acaparamiento". Esta historia continuará.


arnomartinez@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1601 veces.



Arno Rafael Martínez


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: