La guerra de la carroña

La declaración de guerra del Comandante Hugo Chávez a Fedecamaras y a sus apéndices empresariales, ha despertado lo más podrido de estos opositores, una guerra de alimentos descompuestos. No es casualidad que el ex presidente de Fedecamaras José Manuel González por Globoterror llama a confrontar al gobierno desde Guarico y a todo el País, pareciendo durante la entrevista descomponerse a si mismo, al cambiar de colores en su terrorífico balance del sector empresarial, amenazando con la presencia de Fedecamaras con toda su fuerza en todas y cada una de las empresas del Estado venezolano, desde las farmacias hasta las panaderías.

Se han dedicado entonces gracias al decreto presidencial, a reunir todo lo que huela a descompuesto o podrido, hurgando la basura, en containers, en depósitos de farmacias, de alimentos, de hospitales, etc. Para ello cuentan con personal infiltrados en todas las instituciones del estado o dependientes, cuyos flacos favores no habían podido canalizar, solo en micro misiones desestabilizadoras y ahora se les presenta la oportunidad en bandeja de plata, para transformar a estos pobres pendejos en zamuros de basurero.

De repente lo podrido de los anaqueles y depósitos se ha convertido en un tema nacional de especial relevancia para la oposición carroñera y le sacan todo el juguito pestilente que pueden, minimizando la titánica labor exitosa del gobierno en materia alimentaria, la extraordinaria dotación de algunos productos de la dieta básica, como el arroz, la harina, el azúcar , la leche, el aceite y otros alimentos, además la eficiencia indiscutible de las empresas recuperadas en manos del poder popular en franca armonía con la linea socialista y revolucionaria.

Atacan en su desesperación al ver perdida su guerra alimentaria y al mismo tiempo la consolidación de la soberanía del sector, a PDVAl, a MERCAL, a PDVSA y a todas las empresas expropiadas de la cadena vital.

Solo les queda tratar de desacreditar lo logrado en tan solo 11 años de revolución socialista, y unos cuantos alimentos o medicinas dañadas por algún error humano, no van a detener este proceso de emancipación irreversible al que se enfrentan, sus cada dia mas débiles estertores de resistencia al cambio necesario.

Sigan pues, sacando y juntando sus miserias, porque les queda poco tiempo en esta guerra por la dignidad de un pueblo. Los alimentos, medicinas o cualquier insumo necesario dañados, pronto pasarán a ser como ustedes,…. historia carroñera.

Patria, Socialista o Muerte…..Venceremos

eliasmar@cantv.net

eliasmartine02@gmail.com

http://laslineasdeelias.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1379 veces.



Elias Martinez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor