La mafiosa historia de Pietro Grespan Bolsonello que nadie se molestó en investigar

(ENSARTAOS.COM.VE) Esta historia se puede leer completa y con gráficas, en ENSARTAOS. Es una historia que se dio de manera idéntica en casi todos los demás Estados de Venezuela, y consiste en que una familia de italianos (hay también españoles, árabes,…) llega con una mano atrás y otra adelante; se dedica al asunto de la construcción, comiendo mortadela y pasándola con pepsi, y al poco tiempo los vemos dueños de una inmensa fortuna.

Los de esta clase que tienen visión lo primero que hacen es montar una empresa constructora y simultáneamente comprarse un medio de comunicación social, porque mediante él, logran chantajear, halagan a los políticos que se portan bien con sus negocios (les dan portada y figuración) y así consiguen hacerse con los más jugosos contratos de la región.

Sobre esta clase de personajes nos encontramos por montón en Caracas, Valencia, Barquisimeto, Maracay, Maracaibo, Ciudad Bolívar, San Juan de Los Morros, Puerto La Cruz, San Cristóbal, Mérida…

En el periódico “Polémica” del día 23 de abril de 1987, que circulaba en Mérida, nos encontramos con una voluminosa denuncia en contra del empresario Pietro Grespan Bolzonello, quien ha dejado descendientes dedicados a los negocios de la construcción de medios de comunicación social. Yo voy a dejar intacta la denuncia para que vean cómo era aquella “bella” IV república, que hoy tantos escuálidos están tratando de recuperar.

HE AQUÍ EL TESTIMONIO QUE PINTA EL PERIÓDICO “POLÉMICA”:

“Fundamentos de la Denuncia: En Mérida, como en muchos otros lugares de Venezuela, y del mundo, fue recibida una nutrida emigración italiana, la cual ha sido de las mejores entre las diferentes nacionalidades que producto de guerras y crisis económicas se dispersaron por el orbe buscando mejor destino. Los italianos han dado vigorosos impulsos a nuestro desarrollo como nación en su laboriosidad y su asombrosa capacidad de asimilación.”

“Allá, por los años 50 llegó a Mérida Pietro Grespan Bolzonello, cargado de esperanzas, de voluntad y de ingenio, a enfrentarse con la cuchara y el cemento que lo alejaría del hambre y la miseria que dejaba allá en su terruño natal y de la cual apenas había podido traerse un puñado de liras que no representaban ni cien de nuestros bolívares.”

“Poco a poco, en encomiable actividad con supremos esfuerzos y penoso sacrificios fue conformando una modesta fortuna que no era no mayor ni menor que la de otros de sus paisanos que con igual tesón aquí cifraron sus esperanzas. Pero de repente, vino un gran salto y el inmigrante aparece como un mago de las finanzas y se compra un sofisticado avión en el que va y viene a Caracas, Miami, Nueva York, etc., adquiere el Hotel Valle Grande en Mérida; contrata la construcción de la nueva planta del Hotel Caracas Hilton en  doscientos millones de bolívares; compra Radio Continente por veintiséis millones en una escandalosa operación signada por públicas sospechas de fraude al Fisco Nacional; se asocia en la construcción del CCCT en Caracas, el Centro Comercial más caro de America Latina; compra Radio Central y Radio Cumbre; adquiere fabulosas fincas en toda Venezuela; cuando el viernes negro había sacado una cuantiosa fortuna al exterior a razón de doscientos mil dólares semanales durante cuatro meses; compra grandes extensiones de tierra en el Táchira para fundar un Club: “Colinas de Azua” que luego abandonó porque sólo le interesaba justificar la inversión; monta un periódico en San Cristóbal: “Diario Pueblo”, y otro en Mérida “Correo de los Andes”, y hasta intentó la compra del “diario “El Nacional” cuando le llegaron rumores de que estaba en venta; se asoció en el desarrollo turístico Morrocoy, de proporciones multimillonarias; montó una “Financiadora Cordillera”; “Fondos de Activos Líquidos Cordillera”, y en fin, se disparo en operaciones que alcanzan a cifras astronómicas que todo el mundo se pregunta ¿y de dónde salió todo ese dinero? ¿Por qué ese empeño en controlar medios de comunicación  social? ¿A qué se debe ese afán de cargar en su avión a influyentes políticos?”

 “Por otra parte, si analizamos la situación económica de cada uno de los componentes de ese imperio económico que ha montado, podemos observar que todos dan pérdidas, ni uno solo ganancias, entonces, ¿cómo y por qué se mantienen?, veamos: La parte financiera se representa en un banquito, en una Financiadora, en una Aseguradora y en un Fondo de Activos Líquidos, que no tiene suficiente clientela que le mantenga el flujo de capital necesario. ¿Quién va a preferir guardar dinero o hacer algún negocio con esas entidades, existiendo tantas sólidas instituciones financieras en nuestro país? ¿Qué persona va a preferir confiarle sus ahorros a ellos en vez de Merenap, al Banco Andino en Mérida, que son manejadas por gente conocida y que todos los días tienen largas colas en sus taquillas en distintas operaciones; de ahorro, descuento, créditos, etc.?”

 “Pregúntese usted, amigo lector si conoce a alguna persona que tenga negocios en Banco Barinas; en Financiadora, Cordillera; en Fondo de Activos Líquidos Cordillera o en Seguros Cordillera. Será un caso excepcional si encuentra alguno, ahora hágase la misma pregunta con relación a Banco de Venezuela, Unión; Consolidado; Mercantil; Maracaibo; Italo; Andino, Merenap; Seguros Caracas; Latinoamericanas de Seguros; etc. etc., y su respuesta, con seguridad, será afirmativa.”

 “Ahora bien, ¿qué hace un banco, una financiadora, un fondo de activos y una aseguradora que no tienen clientes; que sus maquinas de conteo enmohecen por desuso y que sus taquillas viven solas? ¿Para qué sirven? Sus costos operacionales son altos, tienen sueldos que cancelar a pesar de trabajar a pérdida.”

 “La respuesta es sencilla y harto peligrosa: representan un andamiaje para recibir los dólares malditos, los dólares de la coca, los dólares del narcotráfico. Pedro Grespan está adquiriendo una agencia de viajes y casa de cambio, otra fachada perfecta para esa gran lavandería que ha montado, la cual ya despunta en las investigaciones ligadas al espectacular decomiso de cuatrocientos kilos de cocaína en Curazao. Con fecha 19 de abril de este año aparece el Comisario Leonel Ávila Oliveros, Jefe de la Comisión Contra Drogas de la PTJ declarando a los diarios “El Nacional” (D11) y “El Universal” (ultima), lo siguiente: “El lavado de los dólares, una vez en el país lo realizaban a través de Francisco Hernández, gerente de la División de Cambios de Confianzas y de Algimiro Gil, gerente del Banco Barinas, quienes están detenidos a la orden del Juez de la causa…”

 “Esa es la punta del ovillo, jalándola, Comisario, llegará hasta la Quinta “CHARO” en la Urbanización Belensate de Mérida, allí vive “Don Pedro Grespan”

 “En la próxima edición:

 -Historia de la operación por el Hotel Valle Grande.

-Historia de la compra de Radio Continente.

-Historia de “Colinas de Azua”

-Quiénes viajan en el avión de “Don Pedro Grespan”

-Para qué sirve el imperio comunicacional de Pedro Grespan.

-Por qué Ciro Febres rompió con Pedro Grespan.”


jsantroz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6577 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a102108.htmlCd0NV CAC = Y co = US