Campesinos, indígenas, ambientalistas y hacendados de la zona se niegan a negociar el agua del río y su pureza

7 cupos fijos de trabajo en la granzonera ONICA se juegan la vida del Río Cachirí en el Municipio Mara

La supervivencia de los habitantes de la parroquia Marco Sergio Godoy, de población predominantemente Wayúu, es dura y sin apoyo especial ninguno, lo que ha servido para que el negocio de la minería en la zona se apoye y se fortalezca en su desventura, llevándolos aun en contra de su propio entorno. Los dos grupos familiares que apoyan a la granzonera ONICA residen en un bario de nombre Los Cachos. Al contrario de los campesinos que defiende el agua del río, ellos no cultivan ni conocen otro medio de sustento alternativo al de jornalear en las minas.

Sociedad Homo et Natura/ ANMCLA, ANPA

La ausencia de los representantes del Ministerio del Ambiente del estado Zulia en la asamblea que se realizó esta semana en los predios del cauce del Río Cachirí para discutir el impacto que ha producido la empresa granzonera ONICA en 15 años de explotación, sólo fortalece una vez más la certidumbre de complicidad y culpa de este ente sobre todos los asuntos de violaciones ambientales en al región a manos de las trasnacionales y la “empresa” local.

Dada las situaciones de agresiones ocurridas la semana pasada en contra de 15 indígenas Wayúu, campesinos, activistas, periodistas y un representante de la Alcaldía quienes ingresaron a la zona de explotación para fotografiar el impacto de las maquinas excavadoras en el lecho del río, el Alcalde del Municipio Mara, Luis Caldera, llegó acompañado dirigente Edison Molero, por la Fuerza Armada Nacional hasta la comunidad para intentar reponer el ambiente de hostilidad que sobre estos 15 y otros habitantes de la zona opositores de ONICA encabezaron los grupos familiares de los trabajadores que mantiene la empresa.

También estuvo presente un representante de la empresa ONICA, aunque sin mayor participación (Arquitecta Anabel Di Bartolomé), Una representante de otra granzonera que reinició recientemente operaciones de explotación. La Guardia Nacional quien no dio ninguna respuesta sobre el hecho de que el Destacamento de la zona se negara a tomar las denuncias de los agredidos el martes pasado.

Junto a la parte de la comunidad que se opone a que continué la explotación de piedra y arena en el río, también estuvo la presencia de varios dirigentes vecinales, concejales de la parroquia y dueños haciendas en la zona.

La posición del Alcalde

Sin mayores inclinaciones al neutral discurso político clásico, aunque reconociendo que cumplió con la tarea de asistir aun debate tan significativo dentro del seno de la vida de los campesinos e indígenas de la zona, el Alcalde del Municipio, solicitó la conformación de una comisión entre los asistentes para que se resuelva la situación de la empresa.

Yo he fijado posición frente a ONICA, dijo en la reunión el alcalde. “Yo pase una carta a la Ministra del Ambiente Yacqueline Faría, pidiendo que evaluara bien la extracción del mineral en el lecho del río Cachirí y el Ministerio del Ambiente le otorgó el permiso a la empresa ONICA Y cuando el Ministerio del Ambiente, que no esta en la reunión, otorga un permiso es quien debe hacerse responsable de lo que está otorgando porque ellos son los garantes de la política ambiental. Para mi entender ese proceso de explotación podría causar aumento de la erosión y aumento en la sedimentación del río, pero bueno yo soy ingeniero químico y no un especialista en la parte ambiental. Lo que si digo con propiedad es que la carretera que se esta construyendo en la comunidad no esta preparada para recibir en trafico de las gandolas que sacan las piedras” enfatizó, rechazando la falta apoyo de la empresa al sector y al municipio al no apoyar con el asfalto que procesa con las piedras del río Cachirí para los proyectos de vialidad en el municipio.

Yo le decía ONICA cuando llegué a la alcaldía: ya que ustedes tienen el asfalto en Cachirí ayúdenme a levantar ese pueblo, vamos a asfaltarlo y yo tuve que comprar piedra en la Villa del Rosario para asfaltar el Mojan cuando ustedes, que están aquí, los invité los pasee por el Moján. Quién iba poner el asfalto más barato que ONICA que esta aquí, pero yo tuve que pagar un asfalto que viaja más de 80 kilómetro para llegar acá y una la piedra viene de la Villa del Rosario.

Yo no soy quien para defender porque los primeros que tienen que defender son los dolientes y la mayoría que esta acá son madres de familias que sus hijos comen de esa empresa. Pero si les voy a decir algo y la comunidad de Cachirí lo cambiará o no lo cambiara, esa carretera no ha sido diseñada para el tráfico pesado y no nos haremos responsables que en dos años que pasan volando, se empiece a deteriorar.

Una voz sin intereses: Dirigentes Wayúu y Campesinos por el agua

Ángela González (líder social y activista ambiental de la zona): Nosotros no queremos ofensas ni más peleas. Somos Wayúu, hermanos. Los habitantes de este pueblo somos agricultores y productores y lo único que necesitamos es de la tierra y del agua. No necesitamos ni granzoneras ni carboneras que lo que han es destruido nuestras carreteras, nuestra madre tierra y nuestra agua. Aquí todos somos parceleros aquí todo el mundo vive de la siembra de la malanga, del frijol, la caraota, el queso, las ovejas, en este pueblo no hay empresarios, aquí nos mantenemos es del conuco por eso es que peleamos contra la piedra y defendemos al agua.

Mama de Ángela: Buenos días, eso que sacan de río no se come, pero ‘esto que yo traigo aquí (nombralo. La comunidad responde es queso) aja eso es que como yo con malanga.

Graciela Gonzáles (campesina de la zona): Yo lo que tengo en Cachirí son 7 años y considero que nosotros no debemos diferenciar y menos apedrear al que lucha por la comunidad. El compañero que apedrearon (Mervin) esta luchando por el beneficio de la comunidad, yo no soy de este sector (Los Cachos) pero también soy del Cachirí y uso el río. Allí tienen una pancarta que dice que ONICA tiene 15 anos beneficiando a la comunidad, y yo me pregunto dónde esta ese beneficio. Si tienen hoy 30 empleos los emplearon ayer porque allí nunca hubo más de diez trabajando. Ayer arrancó la máquina a raspar el camino pa’ decir que esta ayudando, entonces para que uno diga ahora ONICA si va a hacer por la comunidad. Eso son puros cuentos de caminos. Porque si ONICA tiene 15 años que diga la gente dónde está el beneficio. Siempre ha sido un grupito el que se beneficia, pero no la comunidad, y si usted dice (refiriéndose al alcalde) que levanten la mano quien esta en contra le aseguro que hay más porque beneficiados aquí no hay. Y es ese grupito que corrió a la casa de Javier (dirigente campesino opositor a ONICA) a quererle quemar la casa y golpear su familia yo pregunto con qué derecho, cuáles son los programas de viviendas que tenemos, qué carretera tiene asfaltada ONICA a esta comunidad, dónde están los colegios. Las maestras llegan a las 11 de la mañana al pueblo porque no hay transporte. Esta comunidad esta cansada, ese río no los están dañando, eso es una naturaleza que Dios nos dio, y el río se ha secado por esa empresa.

Jorge Montiel (dirigente Wayúu, reportero comunitario para Fe y Alegría Radio y habitante de Cachirí): Estas tres señoras dicen que revolvimos el agua y eso es mentira nosotros somos periodistas acá están los compañeros de ANMCLA, ANPA y yo que soy vocero comunitario de Radio fe y Alegría. Fuimos a tomar fotografías para tener bases sobre la protesta que se realizó ese día en contra de ONICA. Ahora como comunidad y como ecologista de la Sierra de Perijá estamos exigiendo que se suspenda la actividad de esa empresa hasta que se toque a fondo en la Fiscalía de Ambiente esta situación. Debemos entender que este río no sólo tiene que ver con la Comunidad Marco Sergio Godoy. El Cachirí tiene que ver con todo el Pueblo de Cachirí, con la represa Tulé y con la gente de Maracaibo porque hasta allá llega esta agua. Los que bebemos agua de ese río debemos defenderlo sólo los que no toman agua de ese río lo condenan. Yo me apego al 127 de la Constitución para sentirme con todo el derecho de defenderlo. No puede ser que a base de empleo expongamos el bienestar ambiental, defenderlo es un derecho que tenemos obligatoriamente todos los que se consideren venezolanos.

Ganadero de la Zona: La mayoría de la gente que está acá me reconoce como productor de carne y leche y genero trabajo en la zona porque mucha gente que está acá ha trabajado conmigo. Voy a decir sólo una cosa en nombre de los productores agropecuarios, nosotros los productores no estamos acá para que se cierre o no ONICA, pero lo que si quiero que se piense más es en que el agua es demasiado importante. Si no hay agua no hay vida y otra cosa importante es la carretera, en todo el mundo hay islas y ciudades en el mundo que viven del turismo señores y si tenemos la carretera, un hecho por primera vez en 20 años que llevo aquí, tenemos que dejar que continué. 60 toneladas en gandola que pasan diariamente por esa carretera acaban, yo no soy ingeniero civil, pero esta es una carretera rural que se acaba. Todos tenemos derecho a producir, pero hay otra cosa que decir y es el impacto ambiental y dejen que caigan las lluvias por la anchura tiene ahora el río, que ONICA o cualquier empresa que lo halla hecho, yo quiero ver cómo va a pasar el agua por ese puente y cómo va a ser ese caudal. Ahorita sólo en primavera miren cómo paso el agua por el río

Carmen Salazar (Activista ecológico de la Sociedad Homo et Natura): Yo vengo de Maracaibo y no creo que porque venga de Maracaibo no pueda estar acá o ser vetada. Yo vengo a reclamar mi derecho a tener agua. El río Cachirí llena la represa de Tule y ese rió se está muriendo yo vi con dolor como ese río se está secando, ya es un riachuelo y la poco agua que corre es caliente y ya no tiene vida, y ustedes necesitan agua para su cultivo y para darle comida a sus hijos, mucha gente de la Sierra, la gran mayoría que no vive de ONICA vive del pico y pala que hecha y de los plátanos que siembra y el maíz que cosecha. Un grupo dice que los periodistas revolvieron el agua y por eso se ve verde en las fotos. La gente del Ministerio del Ambiente no es ignorante ni es estúpida y sabe muy bien diferenciar entre un agua revuelta y un agua contaminada. Represada como esos pozos verdes que vimos allí, el agua ya no corre. Te paras en la orilla del río y se van los terrones de orilla los árboles de los bordes están caídos. Esto es un ecocidio autorizado por el MARN Zulia.

Posición del alcalde frente a la minería del carbón en la zona:

El debate del desastre ambientan insostenidamente toco el antecedente de la minería de carbón el la zona, frente a los ecologistas y la comunidad el alcalde Luis Calderas habló de un tema capital en su zona: “Se ha traído un tema a colación del que ya hemos hablado, el carbón, y yo he dicho que se hagan los estudios de impacto ambiental, pero desde el punto de vista económico, si ahorita el barril de petróleo esta a 70 dólares porqué nosotros tenemos que hacer la explotación de carbón en Cachirí. Yo he fijado ya posición delante de Chávez, delante de la Ministra, y está discutido. El presidente está tomado ya decisiones. La gente me exige que yo asuma posición, el ambientalista que yo me meta a ambientalista, Carbozulia quiere que yo apoye de frente el carbón, y yo no me puedo poner en esa posición porque yo soy el equilibrio y tengo que ser conciente. Ya hay dos minas de carbón abiertas ya, y yo no voy a permitir que esas minas las cierren porque esa minas las cierran eso va a crear un conflicto, ahora, si tenemos tanto dinero en el fondo de desarrollo nacional del petróleo, bueno, que se deje eso como reserva y cuando el país tenga una crisis o no tengamos petróleo entonces que se use lo que esta bajo la tierra pero ahorita no hay razón. La gente dice que yo ando apoyando el carbón, pero si yo lo estuviera apoyando ahorita anduviera en camioneta nueva y ando en la misma que dejo Salvador (anterior Alcalde). En la Sierra de Perijá le dijimos a José Vicente Rangel en su despacho que no se puede explotar carbón porque ese es el pulmón vegetal del Zulia y eso ha sido firmado. Ahora, la carbonífera Caño Seco anda haciendo exploraciones, si el Estado no lo esta permitiendo concesiones, entonces cómo lo hace una privada, si no lo hace el Estado, menos una privada. Pero dejemos el tema del carbón por fuera porque eso lo que va es a poner mas conflictivo el tema”.

La voz a favor de ONICA, la voz de los que no conocen más opción, de los que aún no confían en el proceso:

Señora María Colina (dos hijos trabajando en ONICA): Yo tengo 45 años acá y en ese tiempo el desarrollo ha sido muy poco y entonces el que venga acá nosotros tenemos que apoyarlo bien sean las picadoras (procesadora de graba o piedra de río) o cualquier empresa uno tiene que agarrarlo y que vaya hacia delante. No podemos a arriesgarnos a que venga la picadora a dar empleos y trancar ese desarrollo porque da beneficio, no a toda la comunidad, pero es a parte de la comunidad estos son 2 sectores y sólo una parte se sirve de la picadora. Respecto al carbón si no va, que no vaya porque nosotros acá lo que vivimos es del turismo y no de carbón, pero dejen la picadora porque en 15 años que tiene allí no le ha hecho daño a nadie. Pero es un grupito el que dice que contamina. Aquí hay que buscar es la unidad.

Al analizar todas las voces del conflicto, nadie defiende a ONICA, la alcaldía jamás conoció su apoyo porque ONICA jamás ha sido un apoyo para la comunidad. Los activistas y campesinos confían en el valor de la tierra como único sustento y forma de desarrollo posible y sostenible en el tiempo. Los abuelos Wayúu con más de medio siglo de permanencia, y presentes en la reunión, reforzaron que sólo la madre tierra les da lo que necesitan. Los productores y hacendados aún con su marcado interés económico hablaron de del valor del agua y un destino distinto para la zona. Las únicas voces a favor de ONICA fueron la penuria de un grupo que perdió la confianza en la tierra y el campo para darles lo que necesitan y un Ministerio cómplice que jamás asistió.

No faltaron argumentos para tomar decisiones sobre la vida y la ecología del Río Cachirí. ONICA ha pasado 15 años enriqueciéndose indiscriminadamente de la explotación de la piedra, la grava y la arena del rió, sus ganancias a duras penas compartidas con algún funcionario ambiental jamás favorecieron ni siquiera el trabajo del propio Alcalde de Municipio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11888 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n81866.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO