Acusan a Bush de racismo por manejo de emergencia dejada por Katrina

Washington. Celebridades, políticos y sobrevivientes de la catástrofe provocada por el huracán Katrina criticaron al gobierno de George W. Bush por no haber actuado con la celeridad necesaria para socorrer a los damnificados, acusándolo de indiferencia o negligencia hacia una población mayoritariamente pobre y negra.
Las acusaciones de racismo se unieron a una letanía de quejas de que el Gobierno Federal había hecho demasiado poco demasiado tarde para salvar a Nueva Orleans de las inundaciones, la muerte y la anarquía en que quedó sumida tras el paso de Katrina el pasado lunes, señaló AFP.

"¿Quiere saber por qué todas estas personas negras están atrapadas allá muriendo?", dijo Yvette Brown, una refugiada afroestadounidense. "Si fueran blancos, estarían mandando una legión de helicópteros, aviones y barcos".
El rapero negro Kanye West tampoco ocultó su ira el pasado viernes.

"A George W. Bush no le importan los negros", expresó West durante un concierto de solidaridad con las víctimas del huracán Katrina. "Odio la manera en que nos presentan los medios", agregó.

"Se muestra una familia negra y se dice están robando y se ve una familia blanca y dice buscan alimentos. Y ustedes saben, tardó cinco días (en llegar la ayuda federal) porque la mayoría son negros", acusó, antes de lanzar un vehemente llamado a la solidaridad.

Antes de que las aguas crecidas desbordaran los diques que protegían a Nueva Orleans el pasado martes, la ciudad tenía una de las mayores _y más pobres_ poblaciones negras de Estados Unidos.

Según el último censo, 67,3% de la población de la ciudad es negra y 30% de las personas viven bajo la línea de pobreza, contra 13% y 12,7% a nivel nacional, respectivamente.

Craig Colten, profesor de Geografía en la Universidad estatal de Louisiana en Baton Rouge, dijo que el impacto de las inundaciones siempre iba a golpear más a los negros y a los pobres.

"En Nueva Orleans, los que tienen poder y dinero compran casas en las zonas altas", dijo.

Pero cerca de la calle del canal 17, donde se rompió un dique de contención de aguas, la población es mayoritariamente blanca. "Hubo graves daños en barrios blancos y negros", agregó.

Barack Obama, un senador negro de ascendencia en el Partido Demócrata, indicó que la pobreza es ciertamente un tema, no necesariamente la raza.

"En las catástrofes, en este país como en otro lugar, son siempre los pobres y los más vulnerables quienes resultan más golpeados", declaró en Chicago.

El polémico documentalista Michael Moore tampoco se calló la boca. En una carta al mandatario, el autor de Fahrenheit 9/11 ironizó sobre lo ocurrido.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6195 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter