Crece frustración mientras sobrevivientes Katrina esperan ayuda

Nota de Aporrea: Y mientras este estado de conmoción nacional sucede en los Estados Unidos, el presidente del país del norte, George Petróleo Bush, descansa en su ranchito aceitando sus pistolitas y maquinando planes de invasión de naciones enteras. Un Bush que por esta actitud fue calificado por el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, de "Rey de las Vacaciones", pues en tanto cumplir con su deber de liderar la ayuda interna e internacional para los sobrevivientes de este desastre, el simplemente descansa, pues los afectados (al fin de cuentas) son sólo gente pobre y de clase media estadounidense. No hay muchedumbres de magnates ni potentados que atender, sólo gente humilde, ciudadanos comunes del pobre país rico que es los Estadios Munidos de América.
BILOXI, EEUU (Reuters) - La frustración y el enojo se propagaban el miércoles a lo largo de la costa del Golfo de Estados Unidos mientras los sobrevivientes del mortal huracán Katrina demandaban agua y comida, al igual que se quejaban por la lenta repartición de la ayuda.

Los saqueos en tiendas y supermercados en la devastada zona costera de Biloxi en Mississippi, donde un funcionario local dijo que cientos pueden haber muerto, unas 50 personas se reunieron después de escuchar que se repartirían algunos suministros.

"Tenemos niños que no han comido (...) Se que esto toma tiempo, pero esto es una locura," dijo Julisa Clay, de 27 años.

James Corman, de 47 años, dijo que había escuchado que tres refugios en Biloxi estaban distribuyendo alguna ayuda, pero pocas personas en su vecindario tenían alguna forma de llegar ahí.

"La mitad de las personas no tiene transporte. To tenía una camioneta, pero ahora está bajo el agua. Esto se está volviendo realmente horrible y ellos se preguntan porque hay saqueos," dijo.

Residentes de Biloxi hablaron de una segunda noche de anarquía después de que Katrina pasó por Louisiana y luego por Mississippi con vientos de 220 kilómetros por hora, generando una oleada de nueve metros el lunes.

Grupos de saqueadores irrumpieron en tiendas y casas, dijeron testigos.

"No había policías, ni guardias nacionales aquí la noche pasada. Se están llevando todo," dijo Mary Jackson.

Dueños de tiendas dijeron que sentían impotencia ante los saqueos.

El miércoles, trabajadores de emergencia establecieron algunos campos de refugio en Biloxi y sus alrededores distribuyendo frutas y otros bienes de emergencia a los residentes que estaban sin agua ni electricidad para cocinar.

"Yo no he tenido agua desde ayer," dijo Anthony Tryba, un trabajador de un casino que ayudaba en tareas de alimentación del Ejército de Salvación.

Funcionarios de Biloxi dijeron que las autoridades están trabajando para ayudar a la gente.

Pero los ánimos se tensaron en medio de las temperaturas del verano en algunas de las zonas más pobres de la ciudad, donde los residentes sienten que han sido postergados.

Convoys de militares y de compañías de servicios públicos entraron en la ciudad y fueron rodeados rápidamente por personas desesperadas, que se decepcionaron poco después cuando fracasaron en su intento por conseguir alguna ayuda.

"No recibimos nada de agua. Ahora no tenemos nada de comida. Esta situación será muy dura en dos días. Ellos no saben como organizar esto," dijo Jorge Chavarria, de 35 años.

Linda Murphy, de 27 años, dijo que tenía un bebé pero no contaba con agua para preparar su fórmula láctea.

"No podemos hacer nada sin agua," dijo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4842 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter