(AUDIO) Programa "Horror a la oligarquía"

¿Puede una sociedad desaparecer? obligados a tener un carnet para poder optar a las limosnas

Quizá los grandes teóricos revolucionarios no previeron un caso como éste de Venezuela; quizá ni Marx imaginó el surgimiento de una clase social especial: los obligados a tener un carnet para poder optar a las limosnas de la renta. Ahora se divide la sociedad, no entre explotados y explotadores, no entre proletarios y burgueses, sino entre carnetizados y burócratas, entre carnetizados y la nomenclatura.

Este fenómeno de la carnetización como chantaje, de manipulación a la masa es la perversión de la democracia burguesa llevada a los límites

del caos, es la ilusión de los malos gobernantes a tener en una computadora con un código a toda la población que le obedezca con sólo pulsar una tecla, es un reflejo condicionado que les permite llevar la manipulación a niveles cercanos a la perfección, el carnet funciona como un collar cibernético.
 
Lo más triste, alarmante, es que el PSUV también se rinda a la lógica del carnet, del chantaje, y sacrifique de hecho su organización, su estructura, que debe prefigurar la relación humana de la sociedad socialista, por la fragmentación carnetaria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 13869 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/n321799.htmlCd0NV CAC = Y co = US