(Entrevista) Edgardo Parra: "Mario Silva tenía que unir a todos los factores chavistas en Carabobo y no lo hizo"

Edgardo Parra Oquendo, alcalde del municipio Valencia. "Asegura que saldría ileso de un referendo revocatorio porque actualmente cuenta con un 47 por ciento de aceptación hacia su gestión en toda la ciudad, y que promoverá uno contra Henrique Salas Feo."

Edgardo Parra Oquendo, alcalde del municipio Valencia. "Asegura que saldría ileso de un referendo revocatorio porque actualmente cuenta con un 47 por ciento de aceptación hacia su gestión en toda la ciudad, y que promoverá uno contra Henrique Salas Feo."

Credito: Luis Eduardo Baciao

Valencia.- Luego de la disputa surgida, recientemente, entre el conductor del programa "La Hojilla", que transmite Venezolana de Televisión, Mario Silva y el alcalde de Valencia, Edgardo Parra, muchos son los comentarios, dudas e incertidumbres que se han generado, aguas abajo, en la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en Carabobo. La interrogante principal es cómo surge esta lid entre dos figuras representativas del partido rojo en la región.

Silva, durante la transmisión de su programa, aseguró que el alcalde Parra no gozaba de buena aceptación entre los valencianos, debido a que sólo contaba con 11 puntos porcentuales, según una medición no revelada. Además, enfatizó que el burgomaestre valenciano "no visitaba las comunidades", que es donde debe desarrollarse la mayor parte de la labor de un servidor público. No obstante, Parra —en lo que pudiera ser una réplica—, respondió diciendo que el ex candidato a la gobernación de Carabobo "le hace el juego a la oposición" cuando perfila comentarios en su contra.

A pesar de todo, las ganas de saber qué pasó se acrecientan en la opinión pública. Por esta razón, LA CUMBRE entrevistó a la primera autoridad del municipio valenciano para conocer la opinión de una de las partes involucradas en esta contienda que, sin duda, no ha pasado por debajo de la mesa.


—¿Por qué surge este inconveniente entre usted y Mario Silva?

—Yo considero que no es correcto que un miembro de la dirección nacional del partido como Mario Silva, conductor de un programa de opinión importante chavista, utilice ese medio de comunicación para criticar la gestión de los alcaldes y gobernadores chavistas. Él no solamente se metió conmigo, se metió con cinco alcaldes más de Carabobo, ¡qué casualidad! No más que critica a los de Carabobo, no critica a los dos alcaldes de oposición que tenemos aquí, a (Vicencio) Scarano (San Diego) ni al de Naguanagua (Alejandro Feo La Cruz). Él sólo crítica a los alcaldes chavistas y de Carabobo, no critica a los de otros estados ¿por qué Carabobo?


—Mario Silva también ha hecho comentarios en contra del gobernador del estado Lara, Henry Falcón.

—A un gobernador chavista, ¡qué casualidad!

Primero, yo considero que los problemas de la casa se resuelven dentro de la casa. Hay una instancia que es el partido, si algún miembro de la dirección nacional, como él, considera que un alcalde o un gobernador chavista no lo está haciendo bien, está cometiendo errores, y le quiere dar un consejo o una recomendación, hay una instancia que es el partido. Hay que verificar la información, esa es la manera de resolver los problemas de la casa, si somos de la misma familia.


—Aunque en las familias siempre hay posiciones encontradas.

—Pero te tienes que prestar al marco familiar porque de lo contrario te prestas para el enemigo; la guerra es entre gobierno y oposición, y se supone que él está del lado de la revolución. Tú no le puedes dar armas a la oposición. En el caso mío, él dijo dos cosas: que yo no salía a la calle, eso no es verdad, vean la prensa; yo tengo que publicar avisos para que la gente sepa dónde estoy; yo estoy en la calle.

Dijo que yo tenía 11 puntos en las encuestas. ¿Quién dijo aquí que yo tenía 11 por ciento en las encuestas? Eso lo dijo la oposición hace unos meses atrás.


—¿Y entonces cuál es el porcentaje real según su opinión?

—Yo tengo las verdaderas encuestas que mandaron a hacer unos empresarios, donde me dan un 47 por ciento.


—¿Qué empresarios son esos?

—El grupo de Peter Taffin. Esa es una encuesta que hace "Rojita". Es una encuestadora conocida, que tiene muchos años trabajando en el mercado.


—¿Usted suscribe esos resultados del 47 por ciento que le dan?

—Sí, los suscribo totalmente y no estoy conforme. Creo que tenemos que mejorar la gestión, porque yo quisiera tener la aceptación del 100 por ciento de los valencianos; pero una cosa es decir que el alcalde de Valencia tiene 47 por ciento de aceptación en su gestión y otra, muy distinta, es decir que tiene 11 puntos, entonces tú te prestas para el juego de la oposición. ¿Qué consecuencias hubo? Que (Miguel) Cocchiola se alebrestara, y allí tiene una campaña llenando la ciudad de vallas ¿quién le dio la cabuya? Se la dio Mario Silva.


—¿Entonces, según su opinión, Mario Silva sería un vocero de la oposición aquí en Carabobo?

—Bueno, con lo que él hizo cometió un error, porque le facilitó el trabajo a los sectores opositores que quieren volver a ganar Valencia para la oposición.


—En unas declaraciones que usted emitió recientemente dijo que entendía el porqué Mario Silva no había ganado, a pesar de haber contado con todo el apoyo del presidente Chávez. ¿Cuáles son esas razones que no permitieron el triunfo de Silva en Carabobo?

—Yo dije: "ahora entiendo porque la mayoría de los electores no votó por Mario Silva".


—¿Pero por qué no votaron por él?

—Por las razones que te he dicho. Él no puede transmitir chismes, si le dijeron que yo tenía 11 por ciento en las encuestas, él tenía mecanismos para verificar si eso era verdad o no; incluso, si fuese verdad, políticamente era incorrecto que lo dijera en un programa como "La Hojilla". ¿Para quién está jugando? ¿Para que se monte un alcalde de oposición? Se quedará con los crespos hechos.


—¿Mario Silva aún mantiene un liderazgo en este estado?

—Yo diría que él perdió las elecciones. ¿Cómo se explica que sí ganamos 11 de las 14 alcaldías en disputa hayamos perdido la gobernación? ¿Qué explicación hay? El candidato cometió errores en el diseño de su campaña electoral. Él tenía que llegar a unir a todos los factores chavistas y no lo hizo.


—Las encuestas pueden ser manipuladas, pero la verdadera valoración numérica es cuando se visitan las comunidades. ¿Cómo es el recibimiento que le da la gente cuando usted hace sus recorridos?

—Es extraordinario. La gente quiere que el alcalde los visite, por supuesto me piden de todo porque tienen una gran expectativa y están contentos cuando yo voy con mi equipo a visitarlos.


—¿Es cierto que los alcaldes bolivarianos elaboraron un documento para establecer un voto de censura contra Mario Silva?

—11 alcaldes, de los 12 chavistas, firmaron una carta de solicitud a la dirección nacional del partido para que se tomen medidas disciplinarias contra Mario Silva. Esta carta solicita una protesta y una queja por la crítica pública que él les ha hecho a cinco alcaldes bolivarianos: Puerto Cabello, Rafael Lacava; Guacara, Gerardo Sánchez; Bejuma, Lorenzo Remedios; San Joaquín; Luis Aguiar y el de Valencia, que soy el último con quien se metió. ¡Ah! Pero yo le respondí públicamente.


—¿Cuál es el alcalde que no firmó el documento?

—La del municipio Libertador (Carmen Álvarez) no firmó porque ella, en ese momento, también estaba siendo víctima de una crítica pública del Contralor Municipal (Edgar Moreno Rivero), que era chavista, y ella estaba molesta porque el buró político, que fue quien le pidió que firmara la carta, no había salido en defensa de ella.


—¿El buró regional del PSUV es el que solicitó la firma de los alcaldes?

—Bueno, de alguna manera se discutió en el partido y el buró político nos respaldó. Hicimos una reunión y de allí surgió la cuestión de pasar una carta a la dirección nacional que la firmamos 11 de los 12 alcaldes chavistas y todos los concejales del PSUV de Valencia.


—¿Y en el Consejo Legislativo también están elaborando un documento similar?

—Sí, están elaborando una carta y también la van a pasar, tengo entendido.


—¿Qué consecuencias pudiera traer esta carta para Mario Silva?

—Simplemente hicimos conocer ante la dirección nacional nuestra protesta. El partido dio un lineamiento y se aprobó a nivel nacional: las críticas públicas a la gestión de los alcaldes y gobernadores chavistas, están prohibidas y él incumplió la disciplina del partido.


—¿Eso no pudiera interpretarse, más bien, como un ocultamiento de los problemas o la mala gestión de algún gobernante del PSUV?

—No, en lo absoluto. Nosotros aceptamos la crítica interna, pero tú no puedes prestarte al juego de la oposición. Vamos a hacer las críticas dentro del partido. Tú no puedes llevar el debate de la crítica interna de la revolución a los medios de comunicación para que la oposición se aproveche de ella.


—Alcalde, del 1 al 100, ¿cómo valora su gestión de gobierno a casi un año de haber asumido el cargo?

—Yo estaría hablando de un 60 por ciento. Te puedo dar la razón del porqué no más: mejorar el equipo de trabajo. Hay varias direcciones que están fallando, por eso pedí, a todo el tren ejecutivo, que son 35 personas, los cargos a la orden, que me permitan reorganizar el equipo. Sé dónde tenemos las debilidades, el problema es que no tengo a todos los candidatos idóneos para hacer los cambios; los estoy buscando.


—Muchos candidatos antes de llegar al poder hacen ofrecimientos que algunas veces no se materializan. Usted prometió, durante la campaña, que iba a eliminar las corridas de toros en Valencia, sin embargo hoy la Alcaldía las está promoviendo. ¿Qué pasó con eso?

—Yo ofrecí que en mi gestión no se iban a promover las corridas de toros, ni que íbamos a invertir un bolívar en financiar corridas de toros. Ahora vamos a ubicarnos en la realidad: tenemos una plaza de toros que se hizo fundamentalmente para un espectáculo que son los toros, y que hay un sector de la sociedad valenciana que le gusta, que no es la mayoría pero que le gusta. Nosotros tenemos que gobernar para todos.

Estamos haciendo la feria con otro énfasis diferente al bonche y a la bebedera de aguardiente. Estamos haciendo una feria de carácter agroindustrial.


—En la anterior administración, la Alcaldía costeaba el pago de los toreros en dólares. En la actualidad ¿quién les paga a ellos?

—Los empresarios les pagan. Anteriormente la Alcaldía les pagaba, ahora lo pagan ellos. Nosotros no invertimos un bolívar en las corridas de toros, nosotros licitamos la plaza de toros y le sacamos provecho con el pago de 100 mil bolívares fuertes por todo el espectáculo. Necesitamos recursos y es por eso que se permite esto, pero a mí no me gustan las corridas de toros.


—¿Existe nepotismo en su administración?

—No. Te voy a decir quienes son los familiares míos que trabajan aquí: mi esposa, que es la primera dama, trabaja pero no cobra, aunque pudiera cobrar porque la ley no se lo prohíbe, pero no lo hace. Ella está en una fundación que se creó en este gobierno que se llama "Fundación de Solidaridad Social", que se encarga de recibir donaciones, externas a la Alcaldía, para invertir en solidaridad social. Además, está mi cuñada que es la directora de recursos humanos; ella está allí porque es competente, me ha pedido la renuncia dos veces y yo no la he dejado ir porque no tengo una persona que conozca en profundidad esa área. También tengo una media hermana, por parte de madre, que es presidenta de Funval porque tiene capacidad gerencial y necesito una persona de mi confianza ahí. Esos son todos los familiares que yo tengo trabajando aquí. La oposición dice que tengo a mis hijos trabajando aquí; que lo demuestren.


—¿Usted está amarrado a algún sector empresarial?

—En lo absoluto. No tengo compromisos con grupos económicos ni con élites, mi único compromiso es con el electorado valenciano que me eligió.


—¿Está preparado para un referendo revocatorio?

—Sí, lo estoy. Pero lo que le puedo decir es que no lo van a ganar, porque nuestra gestión está llegando a las comunidades.


—¿Usted promoverá el referendo contra el gobernador Henrique Salas Feo?

—Sí, Salas está muy mal. Yo creo que el gobernador, a menos que dé un golpe de timón a 180 grados, es muy difícil que impida un revocatorio. Él está acorralado.


—¿Usted tiene aspiraciones a ser gobernador de Carabobo?

—Yo diría que todo revolucionario tiene que estar preparado para la trinchera que le corresponda actuar. Yo no quería ser alcalde, nunca me tracé, desde Corpocentro, ser alcalde, y las circunstancias me llevaron. Yo tengo un compromiso con esta revolución, no de ahora, desde que yo tenía 14 años. Si las circunstancias me llevan, y eso va a depender mucho de esta gestión, yo lo haría.


—¿Cómo ve el funcionamiento del PSUV en Carabobo?

—Yo diría que hay que mejorar el funcionamiento y la operatividad del partido. Creo que el buró político puede operar mejor que lo que opera en estos momentos. Hay que hacer un esfuerzo para integrar todo el equipo de buró político. Esto es una autocrítica.


—¿Hay división en el partido?

—Yo no hablaría de divisiones sino de diferentes visiones, lo cual es lógico y además es sano que ocurra, porque el PSUV no es un ente monolítico y el debate es bienvenido en el socialismo siempre y cuando se mantenga a lo interno del partido, por eso es que es un error sacar el debate fuera del partido.


—"Socialismo eficiente" es el slogan de su administración. ¿Existe un socialismo deficiente?

—Sí, se demostró con el socialismo soviético. Existe un socialismo adaptado a las características de cada país, de sus costumbres, formación y su contexto histórico. El socialismo no es igual en todos los países. De hecho la tesis del socialismo del siglo XXI no es dogmática, ni siquiera están definidas sus bases filosóficas y políticas porque lo estamos construyendo con la experiencia. Tenemos que demostrar que el socialismo es más eficiente que el capitalismo porque sino estamos muertos. Nuestro slogan es: "socialismo es eficiencia".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 13542 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n143855.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO