Isaías Rodríguez: Ley de Amnistía relaja tensiones

Caracas, 02 Ene. ABN.- La Ley de Amnistía no es una medida de reconciliación, sino es una especie de perdón que se ha utilizado en algunos momentos históricos para relajar tensiones y propiciar la convivencia en la diversidad, señaló el ex fiscal general de la República Isaías Rodríguez.

Para el declarante, esta medida es una especie de salida a conflictos sociopolíticos de largo alcance.

Rodríguez hizo su planteamiento este miércoles al establecer contacto telefónico con Venezolana de Televisión (VTV) y dar su opinión en torno al decreto Ley de Amnistía anunciado por el presidente, Hugo Chávez Frías, para aquellos ciudadanos a quienes se les sigue proceso judicial por haber participado en actos contra el Gobierno venezolano en los últimos años.

Apuntó que se trata de un acto político para producir en el país un debate de mayor alcance, en la búsqueda de la paz.

Dijo que busca la manera de entendernos dentro de la diversidad, "de manera que la diversidad nos ayude a todos a construir la hipótesis de un país de todos, donde podamos convivir con ideas distintas, con proyectos distintos, con planteamientos diferentes".

A su juicio, la amnistía permite construir una sociedad socialista, a unos, y "a otros construir su sociedad capitalista y que el país oiga los dos discursos y vaya tomando posiciones en ese sentido".

Rodríguez precisó que la amnistía es fundamentalmente un acto político y tiene diferencias con el indulto, ya que éste segundo extingue la pena, pero la amnistía extingue el delito.

Además, subrayó que la amnistía no debe verse necesariamente como una reconciliación, ya que para que esta exista debe haber existido antes conciliación, la cual no la ha habido, por lo menos por parte de sectores de la oposición.

Indicó que de haber una reconciliación, en dado caso, debería ser de los sectores que no se han reconciliado con ese nuevo tiempo histórico y no de parte del Presidente o de quienes “hemos asumido este proceso como una manera de incluir a la gente con menos recursos para que participen como actores políticos, con conciencia política, desarrollando la hipótesis de un país que nos pertenezca a todos y no a una élite”.

Ha habido expresas manifestaciones del Jefe de Estado de tender la mano en algunos momentos para darle pausa a las crisis. Sin embargo, eso no ha tenido respuestas de la oposición.

“Quienes no entienden la amnistía como un acto político deben verla como una propuesta para vivir democráticamente en este momento histórico, lo que tiene coherencia con el discurso que dio el Jefe de Estado una vez conocidos los resultados del referendo para la reforma constitucional, del cual fue ganadora la opción del No, así como con su actitud humanitaria por la paz de Colombia y con lo que él ha llamado las tres R: revisión, rectificación y reimpulso”, afirmó.

Para Rodríguez, todo esto lo que pudiera es abrir espacio en el clima político para que haya más diálogo, participación y la oposición entienda que una forma de participar en el proceso político no es con la violencia, como la ha venido utilizando hasta este momento.

Asimismo, el ex fiscal quiso dejar claro que con la amnistía se deja sin efectos los delitos cometidos por esas personas que tenían condición de políticos, pero no porque fueran presos políticos.

Insistió en que que la amnistía es para resolver una crisis política, pero no para crear una situación de impunidad total. "En todo caso, a quienes debe dársele ese derecho es a quienes es han puesto a derecho y están siendo juzgados por los tribunales".

A manera de reflexión, Rodríguez señaló que no es fácil establecer criterios para sancionar ante unos hechos en los que la investigación se hacía difícil e imposible en algunos casos.

Recordó que la mayoría de estos hechos se produjeron en un Estado en el que por varias horas prácticamente no existieron las instituciones y específicamente la institución policial encargada de controlar los sitios del suceso, los cuales se movieron, las experiencias técnicas no pudieron realizarse en su momento determinado, muchas de las víctimas no acudieron a formalizar sus denuncias, los testigos fueron intimidados y tampoco comparecieron, es decir, "estábamos ante una situación difícil de investigar y por eso se tardó tanto tiempo".

Rodríguez hizo la salvedad de que no todas las amnistías van a producir las consecuencias que aspira quien la otorga.

“Esperamos que en Venezuela haya un proceso de reflexión por la madurez política del pueblo, madurez que debe ser alentada, la cual ahora tiene capacidad de reflexión y de debate, de información, de inclusión. La idea es que que el pueblo mismo sea autor de sus propias decisiones y contribuya desde las bases de la sociedad a ser un factor político importante”, agregó.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4578 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter