(Video) Lo que se oye: Un Presidente que sacrificó su vida personal por amor a su pueblo

30 de Nov de 2007. El pasado 23 de noviembre, en un acto de masas que el Presidente Hugo Chávez realizó en el Poliedro de Caracas, contó una conmovedora historia sobre las decisiones personales que tuvo que tomar antes de decidir reformar el artículo 230, sobre la reelección continua o indefinida. Un tema que tocó no solo aspectos jurídicos o históricos, sino la difícil decisión de sacrificar relaciones personales para entregar su vida a un proyecto.

Como se sabe, uno de los artículos más polémicos de la Reforma Constitucional es el 230, cuya modificación permitirá que el Presidente pueda proponerse para la reelección en el cargo tantas veces como el pueblo lo apruebe en elecciones presidenciales.

En este evento, Chávez contó cuánto extrañaba la vida normal con su familia y con sus hijos e hijas: pasear, disfrutar con los suyos un fin de semana, comer una pizza. "Si fuera por mi, me quedarían 5 años aquí", dijo Chávez respecto al período presidencial actual. "Tengo 53 años, más cinco son 58. Si fuera por mí, eso sería lo que quisiera hacer: recoger la vida."

Incluso el Presidente contó una anécdota con su hija Rosinés, de nueve años, quien "lo dejó frío" cuando le preguntó si él podría lanzarse con ella en paracaídas cuando deje de ser Presidente. "¿Papá, tú a los sesenta años puedes saltar conmigo?"

"Ella, ¡sacando cuentas de un padre que casi no ve!", contó el conmovido líder bolivariano. "Si fuera por mí, sacaría mi cuenta y le diría: 'Rosinés, espérame. Me quedan cinco años.' María, espérame. Huguito. Rosita. Pero no. Yo, después de pensarlo mucho, luché conmigo mismo. Miré el pasado, miré mi alrededor, miré el futuro. (...) Alguien incluso me dijo que, cuando presenté en la Reforma la posibilidad de la reelección indefinida, pudiera haber escrito mi sentencia de muerte. Porque los enemigos, que hubieran podido esperar cinco años para salir de mí, ahora pensarán que la única forma es matarme."

"Tengo un gran amor por mis hijos, por mis nietos, por mis familias. Pero es el mismo amor que tengo por el pueblo venezolano, por la Patria venezolana. ¡Y eso es lo que a mí más me importa!"

Chávez finalizó: "La reelección indefinida (continua) está en manos del pueblo. En primer lugar, ustedes podrán aprobarla el 2 de diciembre. Si no la aprueban, le diré a Rosinés: '¡espérame. Quizá tengamos tiempo de hacer un salto en paracaídas en cinco años!' Y empezaré a hacer mis planes para entregar el gobierno el 2 de febrero de 2013. ¡Pero si ustedes lo aprueban, me quedaré con ustedes hasta que Dios quiera! ¡Si ustedes lo quieren, estaré con ustedes!"

"Mi último sueño... y si no lo puedo ver yo, quiero que lo vivan ustedes"

Posteriormente, el jueves 28 de noviembre de 2007, el Presidente fue entrevistado en Mérida, donde también los periodistas le preguntaron cuales eran sus sueños: Cómo esperaba ver a la Venezuela transformada, y cómo esperaba verse él en el futuro. Nuevamente el líder bolivariano habló no sólo de sus ilusiones con la Venezuela Socialista, que sueña ver convertida -parafraseando a Bolívar- en "la más grande nación del Universo, no sólo por su extensión y su riqueza, sino por su libertad y su gloria". Bajo un sistema que "le dé al pueblo la mayor estabilidad social, política y felicidad posible, donde no haya miseria".

Pero Chávez también habló de los sueños para el final de su vida. Cuenta que estuvo en Margarita observando y mirando a la población, y vio a un hombre viejo, con el hombre blanco, con una niña en los brazos y otro niño al lado suyo. "Y un muchachería jugando pelota de goma. Incluso unas niñas también." Y Chávez se quedó miranda al viejo, feliz, aplaudiendo el batazo de la muchacha mientras sus muchachitos se le tiraban y le daban besos. "¡Ya está, es mi último sueño! ¡Así me quiero ver! ¡Con un poco de muchachitos jugando pelota, felices en una patria libre, bella y bonita!", exclamó.

"No sé si lo veré. Le pido a Dios. Si no lo veo yo, ¡que todos ustedes sean viejitos felices, viendo a los nietos felices y los hijos felices en una Patria Bonita!"

Hugo Chávez Frías ha sacrificado muchos de sus sueños y aspiraciones personales, incluyendo sus relaciones de familia, en beneficio del pueblo venezolano y latinoamericano. Nunca olvidemos eso.

Le invitamos a ver los dos videos. Porque no es lo mismo leer un resumen sobre Chávez, que verlo y escucharlo.

Haz click en cualquier video para verlo
Puedes ver más en radiomundial.com.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8782 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter