La batalla del cambur

El pasado 8 de septiembre, el abogado opositor Tulio Álvarez - el mismo que puso a la oposición en aprietos al recomendar una guerra judicial entre la Sala Electoral y Constitucional sobre la validación de firmas a reparo porque hasta enero de 2005 se podía convocar el referéndum revocatorio - presentó ante la opinión pública el informe "preliminar" sobre los resultados del referéndum del pasado 15 de agosto como sustento de sus denuncias de "fraude", el cual no resultó ser mas que un refrito de la propaganda antichavista que los medios de comunicación privados han desatado contra el proceso bolivariano, aderezado con dosis de xenofobia que desplaza a la desacreditada "teoría de los topes", "fraude electrónico" u otras sandeces de ridiculez similar, cuestionando el incremento del Registro Electoral por la inscripción de nuevos votantes nacionalizados venezolanos y aquellas personas de escasos recursos que nunca habían participado en una contienda electoral.

Sin embargo, mas que una lucha por demostrar el "fraude", los viejos politiqueros puntofijistas como Mendoza, Aguiar, Zambrano, Mujica, Torrealba, Márquez o el propio Álvarez, que han fracasado en su intento de derrocar al presidente Chávez por la vía constitucional - en incluso anticonstitucional -, están es librando una férrea batalla para asegurarse el cambur en la máxima dirigencia de la coordinadora oposicionista que les asegure una tajada de los jugosos desembolsos que la administración Bush y el congreso estadounidense les hace a la oposición.

No es un secreto que en la medida en que se mantengan las denuncias de "fraude" sin ningún tipo de sustento, crecerá la abstención de la oposición en los venideros comicios regionales, lo cual beneficiaría enormemente a los candidatos del gobierno bolivariano. Es por ello que a la campaña desestabilizadora de El NaZional intentando salvarle el pellejo al gobernador Mendoza, se le ha opuesto el interés de Andrés Mata, quien ha colocado a su diario El Universal al servicio del "catire" Frijolito, Henrique Salas Römer.

Esto explica que en sus respectivas ediciones del 9 de septiembre, El NaZional publicara en un titular a media pagina que "el fraude se cometió en centros automatizados y manuales", mientras que El Universal argumentaba que el informe de la oposición no logró determinar "con precisión cómo se cometió la manipulación electrónica de los resultados del referendo revocatorio presidencial del 15 de agosto."

De igual forma, la dirigencia adeca encabezada por Claudio Fermín, y los ultraconservadores de Primero Justicia como Julio Borges y Capriles Radonsky, también han mantenido cierta distancia de la tesis de "fraude", dirigiendo mas bien su retórica contra los rectores de CNE con el objeto de lograr mejores condiciones para las elecciones regionales que le permitan obtener una mejor ubicación en el cuadro regional.

En este sentido, el camaleónico Claudio Fermín no solo ha criticado el papel de la oposición, sino que incluso ha reconocido los resultados emitidos por el CNE, argumentando que "si aquí continúa una campaña sin pruebas (...) va a haber más abstención, se va a legitimar la salida violenta, la gente va a pensar (que) con el voto no puedo salir de esta situación, (y) la oposición va a perder credibilidad y reconocimiento." (AFP, 30 de Agosto de 2004)

Asimismo, el neofascista Julio Borges pedía la cabeza de Sobella Mejías y Ezequiel Zamora "porque no estuvieron a la altura del país" y le exigía a la dirigencia oposicionista "revisarse y cambiar su posición frente al país [porque] no está a la altura de la gente en este momento" (Globoterror, 9 de Septiembre de 2004), cuando de manera casi simultanea la dirigencia puntofijista de la oposición presentaba su informe de "fraude." Aun cuando Borges también predicó la no participación en las elecciones regionales como una trampa que alejara la competencia de sus candidatos regionales, su compañero de partido, Capriles Radonsky, anunciaba su participación en las elecciones regionales porque el "juego no había terminado."

Con los documentos oficiales del Departamento de Estado recientemente desclasificados por la abogada estadounidense Eva Golinger (RNV, 9 de Septiembre de 2004) en los cuales se demuestra el financiamiento de la oposición desde Washington por el orden de los 10 millones de dólares, es fácil prever que la ardua batalla por el cambur de la dirigencia oposicionista se extenderá mas allá del 31 de octubre.


(*) Internacionalista, MA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3353 veces.



Antonio Guillermo García Danglades(*)


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas