Entrevista a María Gracia Parra, Coordinadora de SOS Aldeas Infantiles

Entrevista a María Gracia Parra, Coordinadora de SOS Aldeas Infantiles, programa exitoso de atención de niños, niñas y adolescentes que tiene varios años en el país ofrecida para el sitio web www.aporrea.org. Entrevista realizada como contribución social para la difusión de este programa y la promoción de la solidaridad nacional e internacional. Es preciso identificar que nuestra motivación de promover esta iniciativa esta relacionada con el interés superior del niño, y no tiene ninguna vinculación con banderas o parcialidad política alguna, por cuanto la relación entre este medio de comunicación y esta organización que dirige un programa de atención para niños, niñas y adolescentes se basa en vínculos relacionados con el trabajo de investigación que venimos adelantando en relación a los derechos de los niños y adolescentes y la promoción de los principios de la LOPNA, como miembros del sistema de protección y el principio de corresponsabilidad social que nos otorga la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.
María Gracia posando con las fotos de las madres sustitutas
Foto: Greti Richard.Aporrea.org

Greti Richard, reportera de aporrea.org (G.R.): ¿Podrías introducirnos en el conocimiento de este programa de atención de niños, niñas y adolescentes que la organización para la cual trabajas S.O.S, aldeas infantiles dirige y lo que este programa significa?.

Maria Gracia Porras (M.G.P.): SOS Aldeas infantiles es un modelo de atención que ha tenido un desempeño exitoso que se ha expandido en 131 países, iniciado desde hace 55 años, con más de 400 aldeas en el mundo. Su objeto fundacional es ofrecer una familia a los niños, niñas y adolescentes venezolanos que se encuentran en situación de riesgo social y la satisfacción de la mayoría de sus necesidades, si no todas, de atención para garantizar su desarrollo integral hasta completar su formación como adultos productivos y emocionalmente felices y saludables para bien de ellos y de su desempeño como futuros dadores de vida.

Este programa en Venezuela cuenta con tres aldeas infantiles, que a través de 31 familias sustitutas atendemos doscientos cuarenta y cinco niños a nivel nacional, contamos también con otros programas complementarios cuya misión es prevenir la situación de abandono o de riesgo como por ejemplo los centros sociales y la escuela que atiende mil quinientos ochenta y cinco niños a nivel nacional.

G.R.: ¿Y como surge esta iniciativa aquí en Venezuela, como surge este modelo?.

M.G.P.: Este programa surge hace 25 años por la sensibilidad de sus fundadores quienes tuvieron orígenes vinculados a entidades de abrigo durante su infancia y tuvieron la visión de replicar esta iniciativa en distintos países convencidos de lograr la multiplicación de una experiencia exitosa y ampliar su alcance e impacto en la vida de los niños y las familias venezolanas, no tiene bandera religiosa, ni política. Este año cumplimos 25 años en Venezuela. En Venezuela nace en el Zulia, en la población la Cañada de Urdaneta, que es la aldea más antigua. Es la iniciativa de un loco visionario: German Mainer, quien mientras los oradores del tema de la pobreza cubrían jornadas de semanas, meses, años, décadas en elucubraciones teóricas, en el transcurso de tiempo de tres horas de discurso del mejor de todos estos pensadores ya el había devuelto seis niños a sus hogares de origen. Pensó que hacer el bien entre muchos era fácil y con esta idea recluto millones de voluntades para financiarlo.

G.R.: ¿Cómo funciona este programa de atención?

Aldeas Infantiles es un programa de atención para niños con edades comprendidas desde los 0 y hasta los seis años de edad, son admitidos en abrigo por este programa aquellos niños que sobrepasando la edad límite del programa son hermanos de niños que si están dentro de este rango de edad, admitiendo el programa grupo de hermanos cuyo rango de edades de los mismos no sobrepase la edad de los 10 años. Nuestro programa tiene un enfoque de familia, esta orientado a formar grupos familiares precididos por una figura materna, sin la figura paterna, acompañada por figuras filiales de crianza llamadas tías, quienes estudian en nuestra escuela para madres. Las madres que preciden estos grupos familiares tienen a su cargo nueve niños a quienes cuidaran en forma ininterrumpida hasta la edad de los 17 años, las madres, las tías y los niños se involucran emocionalmente, creando lazos de filiación por crianza, es decir vínculos afectivos, de amor maternal en forma permanente. Tenemos por ejemplo madres sustitutas, no biológicas, cuyos hijos ya adultos retornan a su hogar materno para la celebración de fechas familiares, tradicionales y visitas familiares. Luego de cumplir los diecisiete años los jóvenes pasan a modelos de aldeas juveniles asistidas, donde se cubren sus estudios superiores y necesidades hasta lograr su total independencia económica, aun en este período mantienen el vínculo maternal con la madre sustituta. Los niños que son asignados a este programa de protección no han podido ser retornados a sus hogares originales, ni al cuidado de su progenitores biológicos o familiares de filiación cercana, así como tampoco han sido candidatos del sistema de adopción por tener varios hermanos, convirtiéndose nuestro programa en la última opción.

G.R.: ¿Como responde y se enmarca el programa de atención en el nuevo paradigma que contiene la Ley de Protección a los Niños, Niñas y Adolescentes, en la necesidad de la instalación del sistema de protección adaptado a los principios establecidos en esta?.

M.G.P.: El modelo de nuestro programa responde al nuevo paradigma que la LOPNA y el nuevo sistema de protección en desarrollo porque desde sus inicios el programa de atención tenía planteado trabajar con la familia de origen, darle prioridad a la adopción y trabajar con un modelo familiar, con una casa como la tuya y la mía, modelo que satisfacía las necesidades emocionales y materiales. Donde la madre sustituta establece un vínculo permanente, realizando todas las tareas relativas a una madre biológica desde representarlo en el colegio, acompañarlo a las actividades extracurriculares y en la vida cotidiana de manera auténtica, genuina y comprometida con los niños.


G.R.: ¿A que le atribuyes tu el éxito de este programa de atención donde participas como coordinadora de la escuela de capacitación?.

M.G.P.: El amor de las madres y los vínculos permanentes que desarrollan con sus hijos es la mayor garantía de la felicidad de los niños y el éxito del programa, ellas son el pilar de nuestra organización, con ellas todo es posible, sin ellas nada es posible. Es importante reivindicar este papel, la mujer representa en sí misma todos los valores que pueden salvar a la sociedad misma, su capacidad de dar es infinita, cuando no esta perturbada por las consecuencias de la depauperización y los antivalores que hoy mal conducen a la sociedad en su conjunto.

La madre cuidadora adoptiva tiene un papel muy importante, es el centro de nuestro programa y la garantía del éxito que se mide en la felicidad, bienestar y desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes. En ella reposa el mayor componente pedagógico de la formación integral del niño, contando también con el apoyo y acompañamiento de un equipo multidisciplinario que le brinda asesoría.

G.R.: ¿Y en relación al componente institucional cual es el que más ha contribuido al éxito del programa, además de las cualidades intrínsecas en las madres seleccionadas para el programa?

M.G.P.: También contamos para su capacitación con la Escuela de Formación Elsa Mainer, con un curso de formación que le ofrecemos a nuestras tías que se están preparando para ser madres, que dura dos años y está acreditado como curso de capacitación en “maternidad social” para el Trabajo por el Centro de Estudios para el Aprendizaje Permanente, CEPAP, dependiente de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, donde las tías recibirán una acreditación a nivel de técnico superior, este convenio con la universidad está reciente.G.R.: ¿Cuáles son los componentes de capacitación más significativos de este programa de capacitación?

M.G.P.: Este modelo de capacitación esta dirigido a desarrollar habilidades, estrategias especiales para la atención de niños, niñas y adolescentes con necesidades vulneradas y específicas por su situación de orfandad o abandono, como por ejemplo pueden llegara a ser la falta de sentido de pertenencia o experiencias traumáticas. Esta familia sustituta no tiene la figura del padre, también por esto, debe desarrollar la madre sustituta habilidades complementarias para su crianza, además de contar con figuras paternales de apoyo que son miembros del equipo multidisciplinario, que interviene en momentos puntuales. Este programa de formación es muy completo, desarrolla el autoconocimiento, la autoestima, el autoreconocimiento, la autovaloración. Parte del crecimiento personal y desarrollo humano de la madre sustituta. Basándose en el principio de que nada puede dar, ni ofrecer el que nada tiene. Promueve y desarrolla valores de compromiso, abnegación, paciencia, solidaridad. Proporciona conocimientos sobre el manejo conductual y del desarrollo evolutivo del niño y del adolescente. Proporciona herramientas y estrategias para el manejo de conflictos emocionales personales, individuales y grupales de los niños y adolescentes, relaciones humanas, terapias de grupo, entre otras relativas a la administración del hogar y de las finanzas de la familia, finanzas que la misma madre planifica y administra con autonomía, siendo revisada por el coordinador del programa, pero elaborada por ella. La selección y reclutamiento está dirigido a mujeres mayores de 35 años, solteras y sin hijos, que por su propia elección deciden esta nueva forma de vida, con cuatro días librando al mes, muchas deciden no tomarlos, a tal punto representa ya en ellas un compromiso de vida. Quienes han decidido renunciar por causal de matrimonio han debido renunciar a su amor de madre, siendo esta una decisión difícil. Estamos en estos momentos en estudios de modelos familiares donde esté incluido el padre o compañero de la madre, sin embargo su implementación en las características del modelo familiar venezolano y las tendencias en el patrón comportamental del sujeto masculino tiende a hacer difícil su implementación, siendo esta la mayor debilidad del programa.

G.R.: ¿Porque crees tu que la adopción en este país no sea suficientemente alentada, siendo que la necesidad de los niños en situación de riesgo y abandono es el tener una familia. De que manera podría promoverse esta alternativa?.

M.G.P.: Los funcionarios encargados de dictar las medidas de protección hasta hace muy poco tardaban tanto en dictar un medida de abrigo que el niño transcurría su infancia en instituciones, contribuyendo la gestión de jueces y fiscales a la institucionalización forzada de los niños, niñas y adolescentes. Se requiere también de orientación y capacitación a familias que tienen temores ante la posibilidad de adopción de niños con patrones genéticos diferentes al suyo, posibilidad de enfermedades congénitas, temor a vulnerabilidad física o psicológica producto de la posible desnutrición infantil que sufren estos niños, entre otros temores que podrían enfrentar familias idóneas psicológica, moral y materialmente para ser candidatos a la adopción.

G.R.: ¿Cómo podrían Uds. apoyar al mejoramiento del sistema de adopción?

M.G.P.: Nosotros no podemos asumir directamente la responsabilidad de desarrollar en forma autónoma programas relacionados con el sistema de adopción. Creo que el Estado tiene mejores condiciones para hacerlo, en todo caso contamos con una experiencia en el desarrollo de un programa exitoso, cuyo estudio puede contribuir a aportar elementos de valor para el desarrollo de programas de capacitación orientados a fortalecer los programas de adopción. Permitiendo en ello replicar elementos de nuestra metodología, principios, visión, enfoque entre otros. Ya hemos tenido relaciones de intercambio con otras propuestas y programas de atención en desarrollo, más nuevos y recientes de organizaciones no gubernamentales. Los niños admitidos en nuestro programa no son otorgados en adopción, una vez asumidos en nuestro programa de abrigo están bajo el cuidado de nuestras madres hasta la joven adultes, sin embargo los adultos con proyectos de vida exitosos que han desarrollado su infancia y adolescencia en nuestro programa son la garantía del éxito de nuestro programa, son ellos quienes podrían proporcionar el mayor material de conocimientos y aportes para mejorar la implementación de nuevos programas de atención, otro elemento que nos acredita como exitosos en el tiempo de experiencia, que nos ha permitido aprender haciendo y perfeccionar nuestra metodología, ese es nuestro mayor bagage disponible es la experiencia acumulada.

G.R.: ¿Tomando en cuenta el principio de corresponsabilidad social entre el Estado y los ciudadanos para atender las problemáticas sociales y de interés colectivo, que le pedirías a aquellos ciudadanos comprometidos, dinamizados y activos con la transformación social del país?.

M.G.P.: Le pediría que como una estrella entre millones para formar el espectáculo de un cielo estrellado, como un grano de arena en un desierto promoviera pequeñas contribuciones mensuales por parte de él y sus conocidos, de por lo menos cinco mil bolívares depositados en la cuenta de S.O.S. Aldeas Infantiles, lo que le dará el reconocimiento como amigo del programa. Para ello puede contactarnos a través del teléfono 2390340, les atenderá la Sra. Maria Carmen García, coordinadora del programa de recaudación de fondos y relaciones públicas.

G.R: ¿Y al Estado venezolano que le pedirías?

A todos los funcionarios del Estado, a los nuevos protagonistas que realizan un trabajo acorde al nuevo paradigma de sistema protección y también a aquellos que lamentablemente reproducen aun hoy los vicios contenidos en la vieja ley tutelar del menor, a los fiscales, a los jueces y trabajadores sociales, a los cuidadores y el resto de los profesionales de cuyo trabajo depende el destino de los niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo que piensen: cada expediente que llega a sus escritorios es una sonrisa, unos ojos, un proyecto de vida, un ser humano, y sobre todo tengan en cuenta también es su hijo. Como lo dijo un poeta cuando se tiene un hijo se tienen a todos los hijos del mundo. Piensen ese también es su hijo. Que dejen de utilizar la pobreza como bandera política, para brillo personal o forma de financiar proyectos personales de vida, bandera política o fabrica de votos, o fórmula publicitaria, o peor aún para endilgar a otros su propia responsabilidad en el problema, recuerden que son vidas, y la vida es un derecho inalienable, sobre todo el derecho a una vida digna. Este derecho no debe ser el privilegio de unos pocos. Esto lo digo para todos aquellos que conforman el mapa político del país, a todas las instancias y jerarquías, a todos los roles, funciones y cargos, a todos los miembros del Estado, que a fin de cuentas somos todos y cada uno de nosotros, gobierno, empresarios, familia, sociedad, trabajadores, organizaciones, partidos, iglesias, individuos, y tu quien también eres responsable de la solución con tu granito de arena de contribución en la transformación social y en la búsqueda de una sociedad más justa en el reparto de la riqueza, a la no financiación de proyectos armamentistas y si a la financiación de proyectos de desarrollo humano.

G.R.: ¿Y ya para finalizar a las familias en situación de riesgo que mensaje te parece pertinente se les haga llegar?

A esa familia que tiene dificultades, que no consigue orientación para capacitarse y seguir adelante en la crianza y el afrontamiento de la vida misma debe iniciarse una campaña publicitaria para que: “pidan ayuda”. En nuestro país siempre habrá personas que podrán orientarlos, a través de los Consejos de Protección, guiarles, y sobre todo prevenir que el deterioro de la condición social y calidad de vida de las familias siga contribuyendo inexorablemente al aumento vertiginoso de niños en situación de riesgo. Ya que no existe un programa de atención capaz de responder a la presión que ejerce el aumento de niños debido a las consecuencias del modelo económico de exclusión social que hoy impera, la infancia abandonada tiene una relación proporcional con la calidad de vida de las familias, su salario, su capacitación para el trabajo, empleo, la calidad del sistema de educación, de salud, de vivienda, sistema de salubridad, seguridad social entre otros.

G.R.: Nos despedimos con la impresión duradera de los rostros felices de los niños, una mirada diferente, un brillo diferente a las miradas y expresión triste que bien conozco de los niños institucionalizados. Una razón más para difundir su éxito, una razón más para promover la expansión del modelo de la familia asistida como única solución para el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo.

Todos tenemos una responsabilidad ineludible
Foto: Greti Richard.Aporrea.org


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5360 veces.



Greti Richard. Aporrea.org

Educadora y Comunicadora Popular. TSU en Administración. Activista Social. Artista Plástico.


Visite el perfil de Greti Richard para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas