Percepción segregacionista

Además de la deficiente - por no llamar absurda - "teoría de los topes", la coordinadora oposicionista ha basado sus alegatos de "fraude" en el "abrumador" sentimiento a favor del ‘sí’ que percibieron sus simpatizantes en los centros de votación de su residencia. Esta percepción fue confirmada por las encuestas en boca de urna que realizaron los activistas antichavistas de Súmate, y por la campaña mediática que se encargó de engrandecer reclamos irracionales y minimizar la transparencia del impecable proceso electoral, condicionando así la percepción de "fraude" en el colectivo opositor.

Efectivamente, la opción del ‘sí’ obtuvo una victoria contundente en las urbanizaciones de clase media, media-alta y alta que componen los estratos A, B y C de la población. Al examinar someramente los resultados del referéndum publicados en la pagina web del CNE, se puede observar claramente como el voto estuvo determinado por los estratos sociales. En el Colegio Champagnat de El Cafetal, por ejemplo, el ‘sí’ obtuvo el 94.90% de apoyo, mientras que en la Escuela Juan Lovera de Macarao solo llegó al 20.59%.

Tabla 1 – Algunos Resultados por Parroquia y Centro de Votación
Parroquia Centro Mesa NO SÍ
El Cafetal Colegio Champagnat 1 5.10% 94.90%
Baruta Colegio Emil Friedman 1 7.11% 92.89%
Baruta Centro Comercial Alto Prado 1 9.64% 90.36%
Montalbán Colegio La Concepción 1 15,11% 84,89%
Leoncio Martínez Colegio Francia 1 22,47% 77,53%
El Paraíso Colegio San José de Tarbes 1 23.41% 76.59%
San Pedro Colegio San Pedro 1 28.12% 71.88%
San Pedro Escuela Ramón Pompilio Oropeza 1 28.47% 71.53%
Coche Jardín de Infancia José A. Calcaño 1 53.78% 46.22%
23 de Enero Biblioteca La Cañada 1 72.42% 27.58%
San Agustín Colegio Miguel Ángel 1 70.35% 29.65%
La Vega Centro Comunitario Cultural La Vega 1 76.50% 23.50%
Petare Escuela Rafael Napoleón Baute 1 77.58% 22.42%
Macarao Escuela Juan Lovera 1 79.41% 20.59%
Fuente: CNE - Resultados obtenidos para el día: 16/08/2004, hora: 14:02:00

Razón tiene el insigne periodista Eleazar Díaz Rangel, quien en su columna del pasado 22 de agosto en Últimas Noticias, sostiene como los resultados electorales se basaron en la "división social." Díaz Rangel muestra que en los estratos A, B, y C que componen el 20% de la población, el ‘sí’ se impuso al NO en una relación 70-30%, mientras que en los niveles D y E que comprenden el 80%, la opción del NO resultó ganadora en una proporción 60-40.

Estos resultados concuerdan además con todas las encuestas que presagiaban la victoria del NO, y las posteriores auditorías avaladas por la OEA, Centro Carter y demás observadores internacionales, gobiernos latinoamericanos y el resto del mundo.

Sin embargo, para la oposición resulta imposible que el ‘sí’ haya perdido la consulta electoral habiendo tanta gente - casi 4 millones de personas según las últimas cifras del CNE – manifestando abiertamente su antichavismo en los centros de votación de su residencia en Venezuela y el exterior.

En un estupendo artículo publicado en El Mundo el pasado 20 de Agosto, el periodista antichavista Eli Bravo sugiere que el convencimiento que tiene la oposición sobre la realización de un "fraude" en las elecciones, viene dado por una percepción incompleta de la realidad social y política de Venezuela. De acuerdo a Bravo, "con la información que recibimos, con lo que vemos y conversamos, con nuestros juicios y opiniones, de pronto nos puede dar la impresión de que lo abarcamos todo, que el panorama lo tenemos muy claro. Y entonces viene eso que llaman reality check. En toda su complejidad y apariencia, la realidad se impone como un macetazo."

"Desde afuera, el país es como una película que sufrimos en aire acondicionado. Vivimos de forma vicaria lo que sucede a distancia, completando lo que no vemos en pantalla con imágenes genéticas y paisajes de la memoria. Desde adentro, el país es un drama resquebrajado e inabarcable. Se vive una realidad dividida, en compartimientos protectores, bajo la amenaza de algo que está afuera. Por necesidad, por supervivencia, se arma una realidad-escudo. Aquello que adversa no tiene cabida. Aunque exista."

Y a partir de esta reflexión, Bravo confiesa que aunque deseaba la victoria del ‘sí’, a medida que se acercaba el 15 de agosto presentía que finalmente se impondría el NO.

"Ahora reconozco que hay un país mucho más complejo del que tenía en mente. Que donde veo autoritarismo, populismo, ideologización y atraso, otros ven realidades y esperanzas. No me siento en capacidad de negar la existencia de esa gente. No creo que hubo fraude masivo. No creo haber entendido lo que pasaba en la calle… Más allá de lo que nuestra percepción puede, o quiere abarcar, existe una mayoría que ve las cosas de otro modo."

Bravo apunta correctamente a que la información que recibe la población complementa sus vivencias en la construcción de la percepción sobre la realidad, por lo que no es extraño entonces que los alegatos de "fraude" de la oposición sean producto de la experiencia vivida en los centros de votación de los estratos A, B y C, y el bombardeo de propaganda antichavista de los medios de comunicación privados.

En efecto, los medios privados han dedicado sus espacios de información y opinión a la cobertura del "fraude" que reclama un sector de la oposición, negándole acceso a otros antichavistas como Domingo Alberto Rangel y el propio Eli Bravo que han aceptado los resultados del referéndum; o como el dirigente copeyano en Bolívar, José Agustín Reverón Orta, quien renunció a su partido por no compartir los señalamientos de "fraude".

Precisamente, el Observatorio Global de Medios (21 de Agosto de 2004) acaba de publicar un comunicado en el que advierte sobre el bombardeo de propaganda política disfrazada de información que estarían llevando a cabo los medios de comunicación privados para reforzar la percepción de "fraude" que tiene la oposición. De acuerdo a este comunicado, una investigación realizada por éste grupo confirma "una creciente tendencia de un grupo de medios privados a orientar los contenidos informativos y de opinión hacia objetivos propagandísticos… En los contenidos de algunos canales de televisión, radioemisoras y medios impresos se constata una orientación hacia la manipulación informativa, incitadora al fanatismo y a la intolerancia, como sucedió durante los lamentables acontecimientos del 11 de abril y durante el paro de diciembre de 2002 -enero 2003."

La técnica utilizada por los medios consistiría en presentar mensajes de carácter propagandístico como si se tratase de información periodística. Estos mensajes son "percibidos, procesados e internalizados por una parte de la audiencia como versión periodística de hechos ciertos que, en combinación con los testimonios y opiniones de personas con algún aval académico, político o simplemente mediático, generan un estado de alteración psicológica que no permite al receptor mantener una capacidad mínima de comprensión de la realidad."

Es así como se produce la profanación de la tumba del cantautor del pueblo Ali Primera en Falcón, la agresión y asedio sufrido por el actor Fernando Carrillo en la pastelería Saint Honoré, y el ensordecedor cacerolazo propinado por la "alta alcurnia" al ex presidente Jimmy Carter en el restaurante Limoncello, donde afortunadamente se impuso la educación y amabilidad de los mesoneros, aunque el cardenal Castillo Lara haya dicho que los "pobres" apoyan al NO por 60 dólares.

La percepción segregacionista que tiene la oposición de la realidad social y política de Venezuela, y que reproduce la intolerancia que dice combatir, seguirá siendo un elemento perturbador para el proceso democrático, el cual solo podrá ser superado cuando el colectivo opositor logre decodificar la propaganda antichavista de los medios a través de la "guerrilla semiológica", a decir de Umberto Eco no es mas que la "serie de intervenciones y actuaciones producidas, no desde el sitio de partida del mensaje, sino en el lugar al que llega, induciendo a los usuarios a discutirlo, a criticarlo, a no recibirlo pasivamente." (La Nación, 2 de Mayo de 2004)

Solo así, la oposición podrá hacer conciencia de la realidad, aceptar que la mayoría de los venezolanos apoya al proceso bolivariano de desarrollo, y contribuir desde su trinchera política con el progreso de Venezuela.

Antonio Guillermo García Danglades
Internacionalista, MA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3473 veces.



Antonio Guillermo García Danglades


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas