El proyecto de llevar agua nueva al embalse Guri

En anteriores artículos mostrábamos como la SEQUIA es un grave problema mundial y el desequilibrio climático provocado por el capitalismo constituye una grave tragedia para toda la humanidad.

Pedíamos se estudiara una posible conexión del río Orinoco, aguas arriba, para rellenar al cada vez menos lleno lago del Guri, lo cual significaría un colapso del sistema eléctrico nacional.

ALGUNAS INTERESANTES RESPUESTAS:

Un lector me alertaba sobre la posibilidad de que el bombeo del agua cuesta arriba del Orinoco al Guri, sería igual o más alto que la ganancia eléctrica que se intentaría realizar. Yo no estoy de acuerdo, pero como dije en la exposición de motivos de esta propuesta, se trata de una idea, de un sueño y que debería ser sometida a un riguroso estudio de factibilidad.

Otro amigo, me dice que el “proyecto ya existe!!” y se refiere al posible desvío mediante un canal desde le río CAURA hasta la represa del GURI. Me cuenta que hace años tal proyecto reposa en cualquier gaveta de los gerentes eléctricos del país. Me remata diciendo, que tal proyecto de rellenar el Guri, podría ser inconveniente para ciertos factores oligárquicos de la Cuarta República, que buscaban embochinchar el asunto eléctrico de Venezuela, con la recóndita esperanza de PRIVATIZAR esta área vital.

La cosa ahora, es rescatar tal proyecto (si existe) , desempolvarlo y traerlo a estos tiempos modernos.

EL RIO CAURA:

Es otro de estos magníficos ríos tributarios del Orinoco, con un recorrido de 700 kilómetros desde la frontera de Brasil, en la meseta de Jaua (No creo que tenga que ver con el ministro), hasta el río Orinoco. Lo alimenta el río Erebato, quien es otro gigante tributario de la inmensa cuenca del Orinoco. Muy cerca están la simas (huecos en la tierra) del Sirisariñama, curiosas formaciones geológicas, refugio de una gran cantidad de flora y fauna desconocidas.

Tiene un volumen de agua de 3.500 metros cúbicos por segundo.

Es un río muy accidentado, con muchos saltos de agua y la mayoría de su recorrido esta situado sobre los 2000 metros sobre el nivel del mar.

Debido a esta altura, es la causa por la cual, mi compatriota escribiente, me dice que el canal a construir, no necesitaría de bombeo y simplemente el agua llegaría al Guri, por gravedad.

Esta circunstancia, para nosotros los legos en la materia, hace que la idea luzca como de muy alta viabilidad y baratura.

EL IMPACTO AMBIENTAL:

Se necesitan estudios y más estudios sobre el tema hidráulico en Venezuela y específicamente sobre la crisis eléctrica nacional. Sabemos que tenemos excelentes profesionales quienes han presentado muchos proyectos sobre el tema, casi todos incluyen informes sobre el impacto ambiental.

Por ejemplo, la vieja idea de aprovechar esos 30 mil metros cúbicos por segundo que desagua el grandioso Orinoco al Océano, cada día se hace más urgente.

El soñado canal de desagüe al norte de Venezuela, desde el Orinoco al Mar Caribe por el estado Anzoátegui, convirtiendo tierras áridas en un vergel, sigue siendo un sueño, pero lo importante es continuar soñando, porque es así como se comienza una obra.

La naturaleza es frágil y el Hombre se equivoca a veces en sus designios para dominarla. Recordamos cuando en los años 60, se instaló la compuerta y muro para la carretera a Tucupita, sobre el río MANAMO, asunto que trajo disturbios severos en algunos afluentes y un creciente salinización en la barra de Pedernales, al norte del estado Delata Amacuro. Posteriormente se implementaron algunos correctivos y la situación mejoró.

Hay que tener mucho cuidado, cuando se trata de corregirle la plana a la naturaleza.

Sin embargo, no soñar, ni decir nada y resignarnos a capear las crisis rogando por agua de lluvia, no es bueno.

Debemos pensar como meterle más agua al GURI.

fnatera@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6985 veces.



Francisco Natera


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: