El sepulcro vacío de Bolívar

“Si mi mente contribuye a que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro”.

Hoy a 179 años de aquella frase del Libertador, los venezolanos “Bolivarianos”, nos sentimos gratamente sorprendidos y definitivamente orgullosos, de que aunque pareciera un milagro, al igual que le ocurrió a Lázaro, cuando Cristo redentor, lo resucitó de entre los muertos, porque lo sentimos en la Cumbre del Alba, lo vivimos en Copenhagen y lo palpamos en el Panteón Nacional, hace largo rato que el Libertador de América, anda por estas y aquellas tierras, blandiendo su noble espada para una vez mas, liberar naciones y pueblos.

El espíritu de Simón, acompaña a Evo y al Comandante Chávez en titánica tarea, nada mas y nada menos, que enfrentarse a los mas poderosos de la tierra, depredadores por excelencia del medio ambiente y la humanidad entera. Un ejercito de manifestantes los acompaña y el resonar de las consignas en Dinamarca, asombran a propios y extranjeros, que curiosamente y por primera vez en este tipo de reuniones, se avizora un duro enfrentamiento concatenado entre lideres del tercer mundo, de África, de Europa y de Asia en franca sintonía, con los sectores apostados a las afueras del muro, para evitar a toda costa un fantasmagórico documento de declaración final forjada, impulsada descaradamente por la democracia imperial, cabalgada en sus desafortunados hombros , por el fantasma del capitalismo.

Es Bolívar, que recorre el mundo en la acrisolada crin de su caballo, es Bolívar, que dejó el sepulcro, la bicentenaria espera de la patria, las angustias mil del Chimborazo, las febriles noches de los páramos y se encarna en hombres y mujeres que defienden juntos nuestras tierras y se eleva alto como el cóndor, mas allá de Europa y otras fronteras.

Hoy tocaba Dudamel en el Panteón y el aire se tornó repleto de amor y unión entre los presentes. Todos los invitados, la tropa de parada, los embajadores de las naciones libertadas, como: Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador y Panamá, los representantes de las comunidades en pleno, los poderes todos, sentimos al oír las notas de nuestro glorioso himno Nacional, que Bolívar, el Libertador, hace rato cruzó gigante las puertas de ese Panteón, para continuar la lucha postergada hace 179 años, de la mano firme de su bravo pueblo.


Patria, Socialismo o Muerte….Venceremos

eliasmar@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1420 veces.



Elías Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor