Cuando lo extraordinario, lo jode lo cotidiano

Cuando a uno se le agolpan tantas ideas, se hace difícil transcribir y plasmarlas de manera coherente o en el orden de importancia que uno considera. Y más aun, cuando esperamos de manera responsable que lo escrito y divulgado, será sometido al discernir público, creando de alguna manera una opinión que se puede anexar o alejar de lo reflejado en nuestras epístolas.

Amigos y amigas Aporreanautas, camaradas, compañeras y compañeros, no sé si ustedes comparten mi desenfocada visión de que las cosas no están tan bien como la Santa, consumista y entretenida Navidad nos está haciendo ver. Carajo, veo tanta parsimonia y desgano para hacer el trabajo político. Vemos a alcaldes, alcaldesas, presidentes y gerentes de entes gubernamentales, devenidos solo a “funcionarios públicos” que con un cómodo maniqueísmo consideran que su jornada de “atención al soberano” es todo el aporte que pueden dar a la revolución. Son gente que no motivan a sus pares de manera participativa en lo político, en la defensa del Gobierno Bolivariano. Son personas, que su privilegiada posición (otorgada por la revolución) les ha creado una neblina ante sus ojos y solo ven hasta donde les conviene. Son permisivos con la activa canalla desestabilizadora, que sabotea dentro de las empresas del estado de manera visiblemente descarada. Y los peores, son aquellos que pactan estratégicamente con la oposición apátrida y golpista.

Ya sabemos lo que la cúpula empresarial de la iglesia católica está haciendo, con un Urosa Sabino lustrísimo (asi, sin la i porque es de lustre, el brillo del lujurioso lujo) prelado declarado públicamente como abogado del Diablo, su jefe. Vemos la obscena e inmunda acción de Globovisión segmentando imágenes de pánico aderezadas con “opiniones” de basura mediática. Periodistas del terror husmeando en las morgues, buscando sangre, lágrimas y desesperación. Los periódicos se han convertido en esquelas mortuorias y capítulos diarios de secuestros, asesinatos y asaltos. Si sueltan un bandido de manera descarada el magistrado o magistrada que se investiga y detiene, es contraria al “réeegiiimeeeeen”. Si se detiene algún personaje enquistado en el proceso por corrupto, todo el gobierno está podrido. Y así, sin son ni ton, como les viene en gana la canalla golpista hace lo que le da la real y pu,, gana. RCTV con su terror “internacional” made in Venezuela, junto con Noticias 24 aportan su semillita en la siembre del pánico,

Del exterior nos “bombardean”. Chávez el dictadorsillo bananero “está acabado”, es el consenso impuesto a los lacayos del imperio para que en un solo coro y en diferentes latitudes geográficas y foros mundiales lo divulguen. La derecha se apoderó de Honduras, Panamá, Chile, El Salvador con un declarado admirador del imperio y así sucesivamente, tienden a crear un ambiente de hostilidad en la región. Lula, como siempre “mediador”, Fernando Lugo acosado y amarrado por sus problemas internos y José ”Pepe” Mujica en el Uruguay con ganas de hacer la transición tipo Teodoro Petkoff (ójala este errado). Solo la valiente posición interna y externa de Evo, es confiable.

La crisis económica y energética es pan con mantequilla para el que tiene hambre del estamento mediático desestabilizador. Somos un país que a pesar de esta crisis mundial energética y económica, el Gobierno Revolucionario ha podido menguar en gran medida los efectos. Pero para los medios desestabilizadores, la quiebra de los bancos, el racionamiento eléctrico, es obra de este “mal gobierno”, de las locuras y la regaladera de Chávez y cuanto vaina se les ocurren bombardear en la psiquis del pueblo. Hacen ver que el 2010, es el año del “necesario derrumbe del régimen”, que Chávez está desgastado y que todos debemos estar de acuerdo con estas premisas, sin dejar de ser chavistas.

Pero todo ese ejercito interno y externo que arremete al Proceso Revolucionario y contra la figura líder del camarada Presidente Chávez está haciendo su trabajo. Pero ¿y nosotros? ¿Qué hacemos para contrarrestar estos ataques virulentos? Coño, somos gobierno, tenemos el partido más grande de Venezuela y hay acción del Gobierno Revolucionario por todos lados. ¿Y entonces? Caramba, no creo que los y las camaradas entendieron mal la frase de Ernesto “Ché” Guevara, cuando dijo:”... Cuando lo extraordinario se vuelve cotidiano, estamos en presencia de la revolución” Parece ser que la comodidad de ver que dice Chávez los domingos, a quien regaña, que inaugura, con quien “pelea” en el exterior, que líneas anunció, para donde viaja, que convenio firmó y todo lo que su actividad sociopolítica representa, con solo verlo, está bien. “Hay Chávez para rato” entre balbuceos nerviosos dicen los “revolucionarios dirigentes”, pero no se hace nada por fortalecer ese enorme esfuerzo y ayudar a sostener esa carga tan pesada que el camarada comandante Chávez lleva.

Ya han pasado diez años y aun con la excusa de que hay “escuálidos necesarios” los representantes de nuestras empresas estadales mantienen en gerencia y cargos de responsabilidad político-administrativa estratégica, a estos individuos que sabotean la acción de gobierno. Cómo si no existieran revolucionarios preparados profesional y técnicamente y sobre todo y lo más importante, casados con la revolución. Diez años de Constitución Bolivariana y la impunidad de algunos mal-llegados a la revolución y de la canalla desestabilizadora se mantiene, no por culpa de nuestro códice patrio, sino de los encargados de velar por su aplicación y cumplimiento. . Las universidades, bastión revolucionario por naturaleza de la izquierda ahora están convertidas en nichos y guaridas de la derecha “estudiada” y armada. Lo más arrecho y triste, nuestras universidades experimentales con muy raras excepciones no son participes políticas activas en el quehacer del Proceso Bolivariano, porque sus dirigentes (nombrados directamente por la revolución) se escudan en su “institucionalidad”. Por otra parte, el comandante se la juega aspirando que el PSUV “cojonee”, sino, se va solo con su pueblo. O se acaban las parcelitas dentro del partido y los funcionarios adoptan ya un papel mas agresivo y protagónico en defensa de la revolución o serán otros los actores de este proceso.

Nuestra revolución no aguanta mas gatopardismos, ninis, chavistas “light”, cómodos institucionalistas, ni mucho menos escuálidos necesarios. Porque el Che no nos quiso decir que lo cotidiano nos abrume de modorra, desidia e indolencia. Lo cotidiano es la revolución y la revolución es un cambio dinámico que hay que defender y acrecentar y no precisamente con los brazos cruzados y desgano. Los enemigos más peligrosos de la revolución no son los que están afuera, son los ocultos dentro de ella. Si no actuamos, sigamos sentados viendo a Chávez hacer la revolución solo y nosotros esperando que nos jodan, pero tranquilitos. Bueno, ya dibuje el panorama entre tonalidades grises, aun no son negras. Hay tiempo.


(*) Ing.
cajucont@yahoo.com.mx
cajucont@gmail.com
cajucont@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3267 veces.



Carlos J. Contreras (*)


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: