Avispero en el Psuv – Maracaibo

      El Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) en Maracaibo está que zumba, como un enjambre de avispas bravas, tras las informaciones acerca de las elecciones internas de los delegados de la organización roja rojita.  

      Mencionaron los comicios internos pseuvistas y los dirigentes de siempre enseguida los relacionaron con las elecciones de la Alcaldía de Maracaibo. Sino personalmente, a través de terceros se hicieron sentir en los medios de comunicación para expresar: “aquí estoy yo”, por supuesto, no sin antes cubrirse las espaldas señalando que les prohíben hablar de candidaturas y del único que reciben línea es del presidente Hugo Chávez. Un argumento trillado, por cierto, eso de hablar para figurar negando, es decir, declarando que no deben declarar, pero que tienen como objetivo generar el efecto publicitario que les conviene.

      Creo que los inscritos en el Psuv-Maracaibo debemos aprovechar y, en efecto, verlos, pero para manifestarles que sabemos que ellos en el fondo obedecen a los intereses de la IV República. Y ya no pueden manipularnos más.

      Hago el planteamiento por la salud de la revolución y porque observo que el Presidente se revienta trabajando por el mundo, para seguir concretando este gran proyecto, pero que recibe sorpresas como la de Barrio Adentro, por ejemplo. Tuvo que decretar en emergencia la salud, al decaer esta misión bandera del proceso, ante la mirada indiferente de esa dirigencia que le profesa fidelidad.

      En Maracaibo se la pasan agazapados. Aquí tuvimos una derrota estrepitosa en las elecciones de gobernadores y alcaldes en noviembre de 2008, en una acción evidente de que los dirigentes no estuvieron a la altura del compromiso con la población y, entendemos que errar es de humano, se equivocaron, pero ¿qué han hecho para superar ese revés y tener el coraje de dejarse colar como una opción a la Alcaldía? Nada, mis amigos lectores, más que el garganteo en los medios de comunicación no han hecho nada y eso pone en peligro el destino del municipio en vías hacia los comicios de 2010.

      Confío en que el presidente Chávez, el ministro Rafael Ramírez y los encargados de elegir a los delegados tengan conciencia de la gravedad del asunto y, por el bien de Maracaibo, eviten regresar al pasado, a través de esos políticos camuflados en una chaqueta o una gorra roja rojita.

      Esperemos que predomine la posición de la alcaldesa del municipio Jesús María Semprún, Lucía Mavárez, quien asegura que “se aboga por abrirle espacio a los nuevos liderazgos de la base, a  fin de que sean conocidos y apoyados, con el propósito de contribuir al fortalecimiento del Psuv”. Eso significaría no seguir aferrados a esos rostros manidos que,  para colmo, tienen una pinta de perdedores que no la salta un venado, tal como dice un viejo refrán.


*Periodista

albemor60@hotmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1694 veces.



*Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a89403.htmlCd0NV CAC = Y co = US