¿Está usándose la Contraloría Social?

El II Consejo de Ministro Ampliado que se realizó el sábado 19/09/09 en el estado Guárico, estuvo cargado de “pequeños” detalles que permiten visualizar posibles debilidades en proyectos que son banderas importantes del proceso. En un momento de su intervención, el Presidente colocó el dato de casi 2.000 centros de Barrio Adentro abandonados o que no estaban en funcionamiento

El dato, que ya es un indicador para observar una señal sobre el funcionamiento de un proyecto que le dio sentido de pueblo al proceso bolivariano, permite con una primera lectura, reconocer el papel de los indicadores en el trabajo de realizar contraloría social .

En este caso particular se asoman unas primeras conclusiones: 1) El presidente obtuvo el dato a través de una comisión de expertos cubanos, porque en esa ocasión o en otra que no logró recordar; el comandante mencionó que una comisión integrada por funcionarios cubanos realizaba un recorrido por el país para evaluar deficiencias en el sistema Barrio Adentro, 2) Si el dato llego por esa vía, ello indica (supuesto) que los Consejos Comunales y los desaparecidos batallones fueron indiferentes a una situación que conspiraba con los intereses de la comunidades. Esos 2.000 centros de Barrio Adentro no lograron cerrarse solos, ni un día antes del encuentro en Guárico y 3) Si los Consejos Comunales y los batallones reportaron el cierre de esos centros, esa circunstancia (otro supuesto) deja ver que desde la instancia comunitaria hacia arriba hay una gran indiferencia. Nadie fue capaz de reconocer las repercusiones de ese evento y los dejó correr.

Todo esto parece indicar, que la “contraloría social” como herramienta importante para realizar una gestión de gobierno en correspondencia con los intereses de las comunidades, está siendo subestimada por los que somos los primeros interesados por desempeño eficiente, eficaz y efectivo de las instituciones del poder público. Es difícil decirlo, pero si la conclusión 2 y 3 tiene algún nivel correspondencia con la realidad; debemos reconocer entonces, que muy pocos estamos pendientes por los resultados y de reconocer que de esos (buenos) resultados depende la profundización y extensión del proceso revolucionario.

Un segundo nivel de lectura o interpretación del dato, permite las siguientes reflexiones:

1) La cantidad de centros de Barrio Adentro abandonados o sin funcionamiento, puede ser explicada también, porque el proceso de atención dejó de tener sentido para las comunidades y como no respondían a esas necesidades, las familias dejaron de usar el servicio. En este caso, la reactivación implica darle su sentido en función de las necesidades de cada una de las comunidades y ello supone que los médicos y las áreas de atención deben hacerse corresponder con los problemas identificados en las comunidades.

2) El impulso o desarrollo de Barrio Adentro I dio lugar al desarrollo de otras iniciativas (Barrio Adentro II) con centros de mayor y mejor nivel de atención y esa circunstancia, pudo haber inducido una migración del nivel de atención Barrio Adentro I hacia el otro nivel por las opciones y la calidad de atención que se ofrecen

En este segundo nivel de explicación, falla también la contraloría social porque una no correspondencia de los módulos de Barrio Adentro I con las necesidades de las ciudadanas y ciudadanos, pudo haber sido captada a través de la contraloría social y dado origen a una información para un nuevo diseño de atención. El punto 2, si tiene algún sentido, fija una advertencia sobre el curso que está tomando el “modelo” de Barrio Adentro. Ese curso puede estar señalándonos, que el “modelo” Barrio Adentro está replicando al “modelo” de salud existente, cuyo eje se concentra en los hospitales y no en los centros primarios: ambulatorios y otros centros de atención.

La contraloría Social es una excelente herramienta de control y de direccionalidad. No se reduce a una simple observación, requiere de una sistematización de datos referenciales (Metas, Resultados esperados), que hace posible un observar en función de la situación incluida en el diagnóstico y lo que el proyecto se propuso modificar: “deber ser”. Si nos interesa una acción de gobierno efectiva, la contraloría social es la herramienta.


evaristomarcano@cantv.net






Esta nota ha sido leída aproximadamente 2717 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a87533.htmlCd0NV CAC = Y co = US