El entierro de unas milicias abortadas

Ese oscuro camino que tendemos a denominar lapsus y, que muchas veces nos conduce o nos guía por lugares sin destino y nos hace cometer o ejecutar los más extraños movimientos, es el que en estos momento, me están conduciendo a expresar, cosas, que posiblemente, el día de mañana tenga que lamentar o al menos arrepentirme por haber emitido esas opiniones, es decir, de lo que diga hoy solo yo seré mi propio juez y verdugo.

Juro por dios que, no quisiera en este momento, tener comportamientos que se perciban, como los de un “pájaro de mal agüero”; pero utilizando la misma expresión o frase que, tomo prestada nuestro comandante general de la Milicia Nacional Bolivariana. Félix Antonio Velázquez, el día de ayer sábado 26 de septiembre de 2009 para hacernos ver o hacernos entender que, los verdaderos revolucionarios tenemos que asumir, lo que se halla que asumir en su momento, el; nuestro mayor general dijo, citando a Sigmun Freud lo siguiente: “…Somos esclavos de lo que decimos y dueños de lo que callamos…” Es por ello que, en base a esa premisa, es que hoy voy a emitir mi opinión, no, como el CHISMOGRAFO habitual de la red, ni como el escribidor de ninguno de los medios alternativo de información cibernético que me dan la oportunidad de aparecer publicado en internet en sus páginas. No. Nada de eso. Hoy pretendo expresarme, como un miembro de la Milicia Nacional Bolivariana, para tratar de hacerle entender, a las personas que toman las decisiones, sobre el ¿Cómo? Se debe conducir y/u organizar los distinto batallones de milicias. Y por favor, pido disculpas de ante manos, si llegado el momento, no soy bien explicito o por si no me llegara a explicar con la claridad necesaria, para que, los de allá, se enteren o se lleguen a enterar ¿Cómo? Es que pensamos los de acá, es decir, para que, a los que formamos parte del equipo, se nos tome en cuenta, nuestras opiniones al momento de tomar algunas decisiones, claro está, siempre tomando en cuenta, el carácter de voluntariedad en que nos encontramos, los que, en un momento decidimos pertenecer, a lo que antes era La Reserva Militar de Venezuela y ahora es o son La Milicia Nacional Bolivariana; que my pronto habrán de convertirse en Milicia Bolivariana.

El día sábado 26 de septiembre de 2009; nuestro mayor general Félix Antonio Velázquez, no informo de manera, muy explícita, que, la nueva conformación de las milicia nacional bolivariana, ya no serian, nacional, para solo convertirse en bolivariana, es decir, ahora solo será: MILICIAS BOLIVARIANAS, esto, desde el punto de vista geográfico, geoestratégico, geopolítico y, hasta mega “Geomultinuclear” o “pluricontinental”; no representa…para la mayoría de los que conformamos y apuntalamos los distintos batallones…una gran cosa, pero, la reacción a esos cambios, que nos fueron planteados, luego de habernos hecho escuchar un sonido, de unas palabras dicha por nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS en nuestro programa dominical ALO PRSIDENTE, numero 335, no fueron las más satisfactoria, ni tan halagadoras, como posiblemente se creyó, cuando tomaron la decisión, de crear esta nueva forma de estructurar a las milicias bolivarianas.

Desde mi muy particular punto de vista y esperando que veamos estos, claro está, con el más profundo de los respetos, creo que se está cometiendo un pequeño error en la aplicación de este nuevo sistema, para conformar a los batallones de milicias, debido a que, no se tomo en cuenta la opinión de los afectados, por estas decisiones que se han tomado, porque, la mayoría o la inmensa mayoría de los que asistimos a los batallones, asistimos, muchos incluso, viniendo desde muy lejos o espacios remotos a nuestras localidades, porque, entendemos de manera distinta la participación en lo que se refiere a la corresponsabilidad de de defender la patria, y si muchos de nosotros hacemos ese sacrificio, para poder estar en los batallones, hasta donde en los actuales momentos nos encontramos, es porque entendemos y conocemos mucho mejor que algunos, de las cosas que está pasando en nuestras parroquias en los actuales momentos y; como para no tener CHOQUES ideológico, con ningunos de nuestros vecinos, es que en un momento determinado, tomamos la decisión de pertenecer al comando general de la Reserva Militar y Movilización nacional, que luego fue convertida en Milicia Nacional Bolivariana que, por nueva estrategias, casi que, unipersonales ahora serán MILICIAS BOLIVARIANAS.

Creo que; con este nuevo movimiento táctico en el tablero del ajedrez, político militar, geoestratégico POLIMULTIFUNCIONAL, no lograron dar en centro de la diana del impacto emocional de las tropas que durante mucho tiempo hemos estado asistiendo a esos espacios, y que, el impacto negativo de esos movimientos, se empezaran a sentir en el muy corto plazo, y muy pronto estaríamos asistiendo a la desaparición de las grandes concentraciones de milicianos y reservistas a los espacios seleccionado para esta nueva estrategias de la conformación de los nuevos batallones de milicianos y, que posiblemente traería, conociendo como conocemos a nuestras comunidades, enfrentamientos entre los distinto y diversos grupos de los diferente personajes de la vida políticas de nuestra patria, que intentaran la pretensión de adueñarse del control de los grupo de reservistas militares y de las milicias territorial, porque, ya los cuerpos combatientes vendrán, con su más que lógico bozal de arepa, debido a que, el que paga la música, exige el ritmo y “como por la plata baila el perro” lo que estaríamos conformando en estos espacios, sería algo muy distinto a lo que aspira nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS.

De yo; ser ustedes, revisaría mejor esta estrategia, porque, no estaríamos quedando sin batallones de milicianos y estaríamos asistiendo, a lo que pudiéramos llamar “El entierro de unas Milicias abortadas”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2584 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: