La OEA podría desconocer al Poder Electoral

El Departamento de Estado lo ha dicho: Washington no se quedará de brazos cruzados si la oposición fracasa en su intento de reparo y el referéndum contra el presidente Chávez no es convocado. Según el subsecretario de Estado para América Latina, Roger Noriega, la oposición presentó las firmas suficientes para convocar el revocatorio, y «sí a través de algún proceso burocrático forzado, esas firmas son descartadas… usaremos los niveles multilaterales que tenemos». (Cadena Global, 26 de Mayo de 2004)

El Washington Post lo secunda: el proceso de reparo no se debió haber realizado porque ya la oposición recogió las firmas necesarias, en mas de una ocasión, para convocar el referéndum revocatorio, por lo que «si Chávez le niega el voto a los venezolanos, también se le deberá negar, al menos, la pretensión de que sus acciones son legales y aceptables para las democracias de la región». (The Washington Post, 26 de Mayo de 2004)

La oposición pitiyanqui lo ha manifestado en reiteradas oportunidades: no aceptarán otro resultado que no sea la convocatoria a un referéndum revocatorio, y si no lo consiguen, desconocerán a la mayoría «chavista» del CNE.

Las observadores internacionales de la OEA ya se pronunciaron contra las decisiones soberanas del Poder Electoral al oponerse al proceso de reparo para las firmas que presentaban igual caligrafía, rechazar la figura de «arrepentidos» por calificarla de ilegal e ilegitima, y realizar proyecciones durante el proceso de reparo correspondiente a los diputados de la Asamblea Nacional. Asimismo, los observadores internacionales han manifestado su preocupación por los procesos judiciales seguidos a Súmate y al alcalde opositor Capriles Radonsky, manifestando que podrían afectar el proceso de reparos, pero al mismo tiempo guardan un escandaloso silencio ante las amenazas, presiones y hostigamiento sistemático de Washington hacia el Poder Electoral. En cualquier otro contexto - digamos que un funcionario del gobierno cubano manifiesta que su país no se quedará de brazos cruzados si la oposición logra las firmas necesarias para convocar a un referéndum – la OEA hubiese manifestado su rechazo rotundo a la intromisión extranjera. La OEA tampoco ha querido rotar a sus funcionarios en Venezuela, y se ha negado rotundamente a retirar al representante Fernando Jaramillo aun cuando el Poder Electoral y el Ejecutivo han manifestado desconfianza hacia su persona, lo que en cualquier otro escenario habría originado su renuncia o destitución inmediata.

No es muy descabellado entonces, prever que la OEA desconocerá al Poder Electoral en caso de que la oposición no logre reparar las firmas necesarias para convocar el referéndum revocatorio, puesto a que de esta manera, Estados Unidos tendría la excusa necesaria para intervenir abierta y directamente en Venezuela.

En este contexto, la posición del gobierno nacional de no reconocer a Estados Unidos como «país amigo» hasta que Noriega rectifique sus declaraciones, y de no aceptar a la OEA como observador internacional si no se pronuncia en contra de las declaraciones de Noriega e insiste en mantener a Fernando Jaramillo en la misión observadora, ha sido una decisión acertada que enaltece la condición de Venezuela como país soberano.

Nota: En sintonía con su carácter apátrida y como parte de su campaña de manipulación y mentiras, el vocero de la oposición, Timoteo Zambrano, manifestó que el gobierno no podrá desconocer la observación internacional de la OEA porque "la Carta Interamericana, en su artículo 5°, establece el libre tránsito de la OEA en la observación de los procesos comiciales en cualquier país miembro." (Cadena Global, 27 de Mayo de 2004) Sin embargo, el Articulo 5 de la Carta Democrática Interamericana aprobada por los estados miembros el 11 de septiembre de 2001, se refiere a "la problemática derivada de los altos costos de las campañas electorales y al establecimiento de un régimen equilibrado y transparente de financiación de sus actividades." Y lo que sí dice el Articulo 24 es que "las misiones de observación electoral se llevarán a cabo por solicitud del Estado Miembro interesado", lo cual garantiza su potestad soberana.

Antonio Guillermo García Danglades
Internacionalista, MA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2683 veces.



Antonio Guillermo García Danglades


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas