¿Retirarse de la OEA?

La asamblea general de la OEA que se reunirá en Tegucigalpa a comienzos de junio promete ser de enfrentamientos, con Cuba en su epicentro.

Primero, porque se llevará el tema del bloqueo, tal como ocurrió en la cumbre de Trinidad, contra el cual se han pronunciado todos sus miembros con excepción de Estados Unidos y Canadá. La expectativa es mayor porque se formalizará la propuesta de levantarle las sanciones a Cuba que, por tener un gobierno comunista, fue expulsada en 1961.

Aunque La Habana ha sido categórica al decir que no regresará a ese organismo, el tema será polémico porque la corriente que orienta su secretario general, José Miguel Insulza, es la de, sencillamente, abrirle las puertas, lo que seguramente tendría el voto o la abstención de EEUU; otros demandan que la declaración reconozca que fue un error de la OEA. Difícil que logren una conciliación que los lleve a una declaración consensuada.

La asamblea se reúne poco después de las advertencias de Venezuela de que puede retirarse, hastiada de las declaraciones de sus comisiones de derechos humanos y de libertad de prensa denunciando que en Venezuela se violan tales derechos. Declaraciones todas que tienen evidente tinte político y forman parte de la ofensiva internacional de acusaciones contra nuestro país.

La OEA ha cambiado bastante. En sus últimos años la delegación estadounidense ha recibido derrotas inconcebibles hace algún tiempo.

Oportunamente hice un resumen de algunos de esos reveses, entre los que destacan su derrota en 2001 en Chile, cuando por primera vez desde 1949 cuando se creo la comisión de derechos humanos no fue electo EEUU entre sus miembros y en cambio fue escogido un venezolano; y el caso de la asamblea general con sede en EEUU donde por vez primera la declaración propuesta por el anfitrión no fue aprobada.

No obstante ello, los cambios habidos en América Latina no están reflejados en la composición de sus organismos anexos, como éstos referidos, donde se han incrustados funcionarios con posiciones abiertamente contra el gobierno venezolano. En tales circunstancias es cuando el presidente Chávez habló de la posibilidad del retiro de Venezuela.

Aunque los países del Alba tendrán posiciones comunes, como en Trinidad, creo que en ningún caso darán hoy un paso de acompañar a Venezuela, si se decidiera a retirarse. Si este asunto ha sido examinado en el alto gobierno, habrán visto que una decisión aislada no ayudaría a la imagen ni al desarrollo de la política exterior, particularmente en el área latinoamericana. Bastaría evaluar la presencia venezolana en la OEA en los últimos años para concluir en que hoy no es prudente retirarse.

Lo aconsejable es impulsar la creación de la organización de países latinoamericanos y del caribe, aprobada en la multicumbre de Salvador de Bahía.

En octubre de 2003, el gobierno de Sánchez de Lozada reprimió manifestaciones de protesta en El Alto, populosa ciudad vecina a La Paz, con saldo de 68 muertos y mas de 400 heridos. Tres de los ministros enjuiciados como responsables fueron los que encontraron asilo en Perú, aparentemente, en violación a las leyes peruanas.

Desde el Gobierno

solicitaron a la embajada en España el decreto mediante el cual se prohíbe la publicidad en la TV estatal, y se obliga a los canales privados a contribuir con 3% de sus ingresos (calculados en unos 1.400 millones de euros) al financiamiento de la TV oficial. Algo similar parece existir en Francia.

Alfredo Toro Hardy deja la embajada en Madrid con el récord de solicitudes de réplica a la prensa española, que tan a diario miente sobre Venezuela.

Seguramente tendrá un destino cónsono a su nivel diplomático.


Esas encuestas

Datanalisis y GIS XXI son dos encuestadores con diferencias y coincidencias.

Entre las primeras, una tiene varias décadas en el mercado y la otra no cumple un año; una no puede calificarse de amiga del gobierno y a la otra se le identifica; coinciden porque las dos pronosticaron la victoria del Sí en el último referendo, y porque en sus más recientes encuestas, ambas consideran que el principal problema del país es la inseguridad; pero Datanalisis lo tenía en febrero en 53,8% y en marzo lo encuentra en 49,7%, es decir que en menos de tres meses bajó cuatro puntos; en cambio GIS XXI la ubica en 77%, casi diríamos que ocho de cada 10.

Como ven, la diferencia es grande, como es grande cuando ambas miden el desempleo: en Datanalisis aparece como el tercer problema (antes: costo de la vida, inflación 16%) con sólo 8,9%, pero Siglo XXI lo eleva a 30% (costo de la vida: 23,5%). Y uno tiene que preguntarse ¿Cuál está equivocada? Porque si ambos estudios fueron hechos en Venezuela en un período similar, no se entiende cómo son tan divergentes los resultados, particularmente sobre desempleo e inseguridad. En otros se acercan un poco, por ejemplo, cuando preguntaron sobre la gestión del presidente Chávez, en Datanalisis 59,3% la evaluó positivamente, mientras Siglo XXI eleva ese promedio a 67,1%. En la oposición no le creen a ninguna.


Nuevas lecturas

El libro El régimen jurídico de los hidrocarburos. El impacto del petróleo en Venezuela de Hildegard Rondon de Sansó, ex magistrada de la CSJ, resume desde la formación de los yacimientos y las primeras regulaciones y leyes hasta nuestros días.

En un país petrolero es indispensable para la gente de la industria, los estudiantes de tan importante materia, y los políticos de uno y otro lado que se acercan a los libros. No se sabe quién es el editor, fue impreso por Epsilon Libros.

Y de Maracaibo me llegan el N° 2-Volumen 5 de Quórum académico, especializada en la Comunicación Social y la información, de la Universidad del Zulia, editada por Luz Neira Parra y María Isabel Neuman. Una especie extraña en centros académicos como Caracas; del periodista Orlando Villalobos Finol Comunicación y ciudadanía, que se atreve a acercarse a "la trama de hilos que hacen posible la conformación de Maracaibo". Tremenda tarea.

Y de José Rafael Zanoni El cuadrilátero petrolero, con las bases de la política petrolera nacional (LUZ-Opsu) Del Fondo Cultural Sabaneta, con autoría de Ricardo Aro Durán, recibo Sabaneta, vivencias y recuerdos, prologado por Norman Alí Rangel Venero, hijo del poeta Eduardo Alí Rangel y Piedad Venero. Alirio Almao bautizó el suyo: Al cumplirse 50 años la revolución ni los huracanes podrán derribar al socialismo cubano, pero no se crean el texto no es tan largo, son 73 páginas.

Desde hace varios días circulan las revistas El Desafío de los Historia con un trabajo central, "El Dorado está en Venezuela", y Memorias de Venezuela con las "Visiones republicanas de Carmelo Fernández". Sería interesante ver las dos versiones de la historia sobre un mismo acontecimiento, por ejemplo, el próximo 5 de julio.

En venta el N° 8 de la edición venezolana de Le Monde Diplomatique; la deportiva Olímpicas, esta vez centrada en el doping en las Grandes Ligas, y Teretere, que obtuvo premio nacional como periódico alternativo o comunitario, con un desagravio a Lil Rodríguez.

edrangel@cadena-capriles.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2974 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a77868.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO