No puede seguir este abuso contra las personas humildes, nuestros compatriotas

Muchos gobernantes no entienden lo que es empoderar al pueblo

¡Qué tal, camaradas! De fiesta con el séptimo aniversario de Aporrea. ¡Aporreando! ¡Bravo por ellos y por nosotros! ¡Gracias! 

Verdaderamente es una vaina. Hemos comentado el débil asesoramiento hacia las cooperativas (dejándolas caer en una devaluación); a la conceptualización de los Consejos Comunales (preparación de líderes que se autopreparan); formación integral de lo que debería ser le mayor ejército de protección nacional, hasta empequeñeciendo al Indepabis, las Contralorías Sociales.  

Impulso total a los proyectos endógenos y a las EPS. Que si lo hay, pero no contundentemente. 

Impulso integral, colectivo, a la maravillosa concepción de las Comunas Socialistas.  

Si alguien, y con razón porque está haciendo esfuerzos en ese sentido, me critica está bien. Sólo que me refiero a su masificación. Y es muy sencillo, vaya usted a un barrio, o si prefiere, y le es más cómodo porque usted, aún revolucionario, no participa con las comunidades, o Misiones, –y sin embargo opina que jode, mal o bien-, pregúntele a cualquier mortal popular que encuentre en un oficio en trabajos de calles, por ejemplo, de  los más frecuentes los bomberos de gasolina, y observará que no saben nada de eso. 

El motivo de este artículo –varios en fila- parte de una constante, revolucionaria y socialista, pienso, que me acompaña desde años en la comunicación diaria con nuestros representantes populares en todos los espacios donde los encuentre (empanaderas, personas de limpieza, etc.), me acerqué a unas compatriotas barriendo, sacando monte de una isla de tránsito (abandonada) en una calle con pocos bombillos vivos, macheteando cunetas llenas de tierra con maticas, etc.), un termo con un fondito de agua a las 8 a.m). 

Y escucho: ¡ingeniero Sevillano, ingeniero! -muchos me nombran por mi apellido materno, gran orgullo, y porque, dependiendo de la generación, recuerdan al Sevillano de Jesús, nuestro tremendo revolucionario cantante por años, y no porque sea mi primo hermano- y las señoras me dijeron: hablo con ella que es la caporala. 

¡Hola, mija! –Estoy colaborando con el proceso, porque soy jubilada y así hago algo. –¿Cómo le están pagando a estas damas?             –pregunto, y veo alguno que otro caballero, tod@s con franelitas rojas y una enrollada a la cabeza porque pega el sol parejo-.            -Bueno, Palacios, –se había acordado-, cada 28 días y luego hay que cambiarles la cédula.  

Esos son los peor tercerizados: los veinteocheros. Para no pagarles prestaciones y otros beneficios son contratados por 28 días, y los reciclan. 

Le recordaba, en mi eterno plan de concientización e ideologización, que mi propuesta sobre el mantenimiento –que abarca varios renglones y aspectos- sobre la acción de trabajo comunitario implica contratación de cooperativas por sectores que se encarguen de manera permanente a todas las actividades que ello implique. Mencionado lo que estaban realizando, más la posibilidad de pintar postes  hasta una altura para su visualización, cambio de bombillos, pintura de aceras y brocales –y no cuando vaya a pasar una autoridad o sea una fiesta patronal-, hasta mejorar el paisajismo con las donaciones de plantas por las instituciones de cualquier género. Ah, revisión de grietas en el asfalto para su cura, evitando huecos, y los huecos que se taparían.  

Mantenimiento preventivo e integral: eficiencia socialista y buena aspecto, y… para los trabajadores entradita semanal fija. 

Que se mejorará cuando se consolide, de una vez por todas, la Seguridad Social integral para todos. No olviden mi propuesta de usar 2 o 3% del IVA. ¡Sobrará billete! 

Aquí no menciono, por ser otro tema que desarrollado con un proyecto que nadie le para, el de Manejo de los Desechos Sólidos, cuya solución para Caracas y todo el territorio, es integral y se descarga en las comunidades organizadas. Así como el proyecto para atender diversos tipos de Contingencias, también a la orden, humildemente. Seguro que se lo contratan a una empresa y se pierde este esfuerzo técnico y socialista. 

En cualquier caso, la “caporala” –casi como una coronela- me dijo estar descontenta con… y no se reinscribiría en el PSUV, junto a ella, varias. Le sugerí que no se desalentara, que las cosas seguirían cambiando y había escuchado que no reinscribirse no la sacaba del partido –un partido que sólo demuestra eficiencia eleccionaria y para jornadas de inscripciones-. 

Me preguntó por el ingeniero Guillermo, mi hermano, ejemplar profesional de la ingeniería civil, más en la tan necesaria ambientalista y sanitaria, a quien ella conoce mejor que a mí, quien además es un chavista hasta las metras, pulsador de las angustias populares y luchador por reivindicaciones, con ellos, por mejorar su calidad de vida. 

Se cayó “patrás” y arrechándose por demás cuando le manifesté que lo acaban de botar de la empresa de Viviendas de la Gobernación con la llegada de una nueva presidenta. 

“Cómo van a dejar por fuera a un ingeniero tan calificado, amigo nuestro –de muchas comunidades- y del PSUV, cuando en esos organismos lo que hay es el escuálido parejo. Calladitos, y que de vainas medio cumplen con sus profesiones, pero sin ponerle el corazón que la revolución requiere”- y todavía arrecha: “deje que vea al secretario de gobierno, también ingeniero, para que explique qué está pasando. Esas son las cosas que el partido debería analizar” 

Le agregué, partiendo de que el Socialismo es para nosotros un elemento humanitario, “y Guillermo, echado a la calle sin pensar que hará, a dónde va a encontrar trabajo ahora pasado los 70, pero fresco y dinámico” Luchador incansable de las ideas y la acción. 

-Bueno, hija. –Bueno, ingeniero, hasta la lucha siempre. 

¡Patria, que es soberanía, Socialismo, que es solidaridad, y Muerte, que es más patria! Y si con esos parámetros y la eficiencia y la anti-corrupción, seguiremos ¡venciendo!


 

edopasev@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2358 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social