El papel de Gaviria

Red Bolivariana, 24 de Octubre de 2002

En el articulo "¿Qué puede hacer Gaviria?" (Red Bolivariana, 4 de
octubre de 2002), argumentaba que el Secretario General de la OEA
debía "dejar por sentado cuáles son los principios democráticos que
rigen a la comunidad internacional, y en este sentido, reafirmar la
legitimidad del gobierno nacional y ser firme con la oposición."; y
así ha hecho.

El reciente pronunciamiento de los militares golpistas invocando
la "desobediencia civil" de manera ilegitima e irresponsable fue
condenado enérgicamente por Cesar Gaviria debido a que violenta
expresamente el régimen democrático de Venezuela.

La posición asumida por Gaviria ha levantado ronchas en la oposición
reaccionaria, que cegada por la histeria, pretendía mas bien que la
OEA interviniera en el conflicto político para derrocar al Primer
Mandatario. Además de "blandengue" y "chavista", a Gaviria ahora se
le endilga absoluta ignorancia en lo que respecta a los principios
democráticos. De acuerdo a Hermánn Escarrá, que a juzgar por sus
inauditas declaraciones debería mas bien concursar para optar a la
secretaria general de la OEA, Gaviria "no ha leído bien, o no ha
interpretado adecuadamente ni nuestra Constitución, ni el artículo
cuarto que él invoca de la Carta Democrática Interamericana" (El
Mundo, 24 de Octubre de 2002).

Sin embargo, para quien ha desempeñado la secretaria general de la
OEA por 8 años desde 1994 y que fuese reelecto por aclamación en
Junio de 1999, la situación política de Venezuela no puede ser mas
clara (lo resaltado pertenece al autor):

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos
(OEA), César Gaviria, en conocimiento del comunicado leído hoy por un
grupo de militares venezolanos en el cual invitan a la insurrección
castrense, la desobediencia civil y piden la renuncia del Presidente
Chávez, señaló que tales actitudes y demandas quebrantan la lealtad
constitucional que los oficiales de las Fuerzas Armadas le deben al
Presidente de la Republica, Hugo Chávez Frías.

El Secretario General señaló también que ello se hace contraviniendo
el artículo cuarto la Carta Democrática Interamericana, de la OEA, el
cual establece que uno de los "elementos esenciales" de la democracia
es "la subordinación constitucional de todas las instituciones del
Estado a la autoridad civil legalmente constituida y el respeto al
estado de derecho de todas las entidades y sectores de la sociedad".
Tal obligación se extiende a todos los integrantes de las
instituciones y sectores.

El Secretario General hizo un llamado a todas las fuerzas de
oposición en Venezuela, a la sociedad civil y a los demás
protagonistas de la vida pública venezolana, para que en esta precisa
circunstancia utilicen solo los medios democráticos, pacíficos y
constitucionales para tramitar sus diferencias con el gobierno de
Venezuela. (OEA, 22 de Octubre de 2002)

En resumidas cuentas, la actuación de los militares golpistas
constituye un nuevo intento de insurrección militar, o lo que no le
gusta a los medios decir: golpe de Estado, que "quebranta la lealtad
institucional. contraviniendo los elementos esenciales de la
democracia.". Para Gaviria, las diferencias deben ser tramitadas
únicamente por " medios democráticos, pacíficos y constitucionales."

En este sentido, mientras la oposición histérica continua
su "payasada" en la Plaza Altamira, la Asamblea Nacional allana el
camino para que se resuelvan los problemas derivados de la
confrontación política de manera democrática y legitima, y en
sintonía con la declaración de principios promovida por la OEA.

Por una parte, se logró aprobar la Ley del Poder Electoral que
permitirá la elección de una nueva directiva con la participación
protagónica de la sociedad civil y política. Asimismo, el grupo de
diputados que conforman la Comisión por la Paz y la Democracia logró
superar las divergencias que obstruían la aprobación de la ley que
crea la Comisión de la Verdad para investigar los sucesos del pasado
11, 12, 13 y 14 de abril; y acordó reunirse con el ministro del
Interior, Diosdado Cabello, asesores técnicos de la OEA, gobernadores
y alcaldes para discutir el plan nacional de desarme de grupos
civiles, tercer punto en la agenda del documento de principios
propuesto por la OEA y firmado por el gobierno nacional y sectores de
la oposición. (El Mundo, 24 de Octubre de 2002).

Inexorablemente, el gran teatro del absurdo protagonizado por "los
Generales del Obelisco", como excelentemente ridiculizara Augusto
Hernández a la camada golpista pero sin mando de la FAN, y
la "lumpen"[1] reaccionaria disfrazada de "solidaridad" ghandiana,
esta destinado a convertirse en una de las parodias mas surrealistas
de la historia "bananera" latinoamericana, a la par de los mágicos
relatos de Borges y García Márquez.



[1] El término "lumpen" no es utilizado en este articulo de manera
peyorativa como se le ocurrió al "equipo editorial" de El Nacional el
pasado lunes 14 de octubre, sino para identificar a la clase
trabajadora, en su mayoría clase media, de ideología disparatada,
conservadora, reaccionaria ante los cambios, practicante del
anacronismo divisionista de la Guerra Fría y aspirante a la
intelectualidad neoliberal, que carece de conciencia y cultura
política.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2313 veces.



Antonio Guillermo García Danglades (Red Bolivariana)


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas