Perú: la hija descarriada

A pesar de su belleza y exuberante figura de atracción cultural y turística en el mundo y que posee un maravilloso paisaje presidido por la majestuosa cordillera de los Andes, ríos hermosos, regiones como machu picchu, cusco, ticaca y el valle sagrado, esta beldad se mantiene presa de un espíritu traicionero que se posesionó de los aniquiladores de los hijos del sol hasta el siglo XVI. Luego el imperio español en 1528 gozó de sus tentaciones, hasta que en 1780, 60.000 indígenas oprimidos hijos de Perú se sublevaron contra el poder español, acaudillados por José Gabriel Condorcanqui, cacique que había adoptado el nombre de uno de sus antepasados incas, Túpac Amaru. Aunque al comienzo cosechó algunas victorias, el levantamiento fue finalmente aplastado en 1781 y Túpac ejecutado. El espíritu traicionero siguió reinando en la tierra Inca oprimiendo a su pueblo, hasta su independencia el 28 de julio de 1821. Luego de las luchas de José de San Martín contra los españoles y que sería continuada después por el libertador venezolano Simón Bolívar, que entró en Perú con su ejército en 1822. La fase final de la emancipación americana se inició con la batalla de Junín, que se libró el 6 de agosto de 1824, y se selló definitivamente con la derrota de las fuerzas españolas en la batalla de Ayacucho el 9 de diciembre del mismo año.

Lamentablemente a los pocos años, el espíritu traicionero y derrotado, volvió al alma de la hija liberada, al alejarse Bolívar del Perú en plena lucha por la conformación de la Gran Colombia, sueño utópico del prócer, que nunca se consolidaría y lo llevaría a la tumba.

Hoy Perú luego de tantos años de luchas para desprenderse de ese yugo dictatorial que la somete y que lastimosamente había logrado distanciar a las hermanas hijas del padre Simón, convirtiéndolas en rivales y enemigas fraticidas de su propia supervivencia, mantiene una actitud agresiva contra Venezuela hoy dia.

Se acabó el imperio Inca reinante en Perú, se pulverizó el imperio español, se barrió el gobierno militar, con el período desastroso liberal y aun lamentablemente, se mantiene arraigado ese espíritu traidor en la tristemente celebre Alianza Popular Revolucionaria Americana APRA, presidida por Alan García, representante del pequeño reducto norteamericano, con fino acento ingles, con políticas contrapuestas a la región latinoamericana, violador por excelencia de acuerdos básicos del derecho internacional y que condenan a esa hermosa hija descarriada de Bolívar, al escarnio publico continental por prestar su territorio como albergue o refugio preferido para delincuentes, corruptos y terroristas.

Este Gentelmen refinado, orgulloso de su estatura, tez caucásica y condición bilingüe, declara desde Perú, casi conteniendo la risa, que el insultante asilo político obsequiado al burro Manuel, a Ortega y a Lapi, no deben ocasionar problemas a las relaciones con Venezuela……..¡Que de bolas!.....

Patria, Socialismo o Muerte…………Venceremos

eliasmar@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1363 veces.



Elías Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor